Paraguay: Luthiers en el penal

Por Gustavo A. Olmedo

Son los adolescentes en conflicto con la ley del Centro Educativo Integral La Esperanza, de Itauguá, que el año pasado se beneficiaron con un taller de lutería del proyecto Arte en contexto de encierro; una iniciativa de la Dirección de Educación Artística del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), con el Ministerio de Justicia. Su ejecución está a cargo de la Escuela de Luthería Borja, bajo la dirección de Luz Borja. El proyecto prosigue este año, desde abril, y solo aguardan la confirmación y el apoyo del MEC.”Con la premisa de El arte es transformación, iniciamos ese bello desafío, muy esperanzador; llegar a formar parte de la vida de esos adolescentes, creyendo en ellos y dándoles la oportunidad de florecer en el lugar donde se encontraban; esa fue la mayor motivación. Los cambios generados en cada adolescente fue mi mayor regalo”, señala Luz, la directora de la escuela. Explica que este año buscan continuar en dicho centro penitenciario, en donde en el 2017 se beneficiaron 15 jóvenes, “quienes se motivaron mucho, hubo avances extraordinarios”, añade.

Borja recuerda que un chico salió en libertad, sin embargo, decidió volver cada semana para participar de los talleres. “Eso es algo maravilloso. ¿Quién querría volver al penal? Solo el arte puede lograr semejante osadía”, señala Luz, añadiendo que muchos de los que recuperan su libertad siguen en contacto con la escuela, incluso, participando de sus actividades y hasta con deseos de trabajar en sus talleres. “Queremos incorporar a algunos, una vez que ampliemos la escuela”, apunta.

Objetivos. Según la directora de la escuela de lutería, la actividad con los adolescentes del centro educativo permitió estimular hábitos diferentes “para que en el encierro comiencen a construir un proyecto de vida diferente”.

Además, se logró que cada interno construyera una guitarra paraguaya desde el inicio hasta el fin. “Han valorado las oportunidades que les hemos ofrecido mediante el arte. Por ejemplo, me sorprendió verlos llegar al IV Foro Internacional que hemos organizado, en la Unión Industrial; gracias a la buena conducta que han tenido pudieron participar del evento, exponiendo sus instrumentos”, comenta Borja.

Proyecto en Villarrica

Otro de los proyectos de la Escuela de Luthería Borja para este año es habilitar talleres en Villarrica, para la construcción de arpa paraguaya.

“Este año queremos trabajar con los jóvenes de Villarrica, Capital del Arpa Paraguaya (por Félix Pérez Cardozo, nacido en Guairá). Estamos aguardando el apoyo del Fondec, una de las pocas instituciones que apoyan la lutería nacional”, señala Luz Borja.

El proyecto consiste en formar jóvenes lutieres en arpa paraguaya. “Este será el proyecto emblemático del 2018, para la Escuela de Luthería Borja”, añade.

La directora de la única escuela del ramo en el país explica, además, que su que su padre sigue siendo una inspiración para llevar adelante este tipo de emprendimientos.

“Tengo que mencionar al maestro principal de nuestra escuela, el lutier Aníbal Borja, mi padre, una persona sensible, con un alma que irradia luz y paz, y que transmite su arte a todos aquellos interesados, sin importar su condición, solo importa la pasión”, concluye.

Publicado en ÚltimaHora
También podría gustarte