Guarda (Teatro) pa mayo

Una nueva nueva edición de la Temporada de Teatro Latinoamericano y Caribeño Mayo Teatral arranca hoy en La Habana. Esta décima edición acercará al público de nuevo a la dramaturgia cubana y latinoamericana, una de las razones de ser de este evento, entre los más reconocidos en la Isla.

Desde el 11 y hasta el 20 de mayo, cerca de siete espacios en la capital cubana recibirán las propuestas de esta Temporada que, a pesar de los reajustes a los que se vio obligada, continúa promoviendo la escena actual de la región.

Este Mayo estará dedicada a Puerto Rico, reconociendo así el papel que ha jugado el teatro a pesar de las difíciles circunstancia atravesadas por esa isla. Y para demostrarlo, la puesta de la maestra Rosa Luisa Márquez, a cargo de la compañía Tojunto. Esta será “una puesta en escena que integra teatro y performance, baile flamenco y danza experimental, plástica del reciclaje y música en vivo; que articula reminiscencias ancestrales y urgencia del presente, y lo universal y lo local”, según dijo Vivian Martínez Tabares, directora artística y curadora de la cita.

Guiada a resaltar los procesos y resultados sobre la creación y el final de una puesta en escena desde múltiples miradas, esta Temporada continuará apostando también por la reflexión, el cuestionamiento, las diferencias, las miradas a nuestras realidades, y el buen teatro.

Para ello, junto al programa de presentaciones habituales, se incluyen talleres, exposiciones, conversatorios, desmontajes de obras, presentaciones de libros, revistas y la entrega del Premio El Gallo de La Habana, creado por Casa de las América, institución propulsora de Mayo Teatral.

Colectivos de ocho países, incluyendo a Cuba, subirán a los escenarios con una gran diversidad de propuestas. Destaca la presencia del actor y clown Hernán Gené (hijo del prestigioso actor y dramaturgo argentino Juan Carlos Gené), quien presentará Mutis, unipersonal sobre el teatro, el amor, la vida y la muerte. Se suman Animales domésticos (LATEscena) de Bolivia; ¿Dónde? Acción no.2 (Ói Nóis Aquí Traveiz) de Brasil; El Divino Narciso (Teatro de la Rendija) de México; Mateluna (Mateluna) de Chile; e Histeria (Annabel Guérédrat) de Martinica.

"Animales domésticos", LATEscena, de Bolivia. Unipersonal de Piti Campos Villanueva. Foto: Cortesía Casa de Las Américas.

“Animales domésticos”, LATEscena, de Bolivia. Unipersonal de Piti Campos Villanueva. Foto: Cortesía Casa de Las Américas.

Por Cuba vuelven las ya estrenadas Diez Millones (Argos Teatro); La cita (texto de Andrea Doimeadiós); Cuatro y Retablillo de Don Cristobal y la Señá Rosita (ambas de Teatro de las Estaciones); Caballas (Estudio Teatral Macubá), El Banquete Infinito (Teatro de la Luna); Jacuzzi (Trébol Teatro), y CCPC, La República Light (Teatro El Portazo).

"Diez Milllones", de Argos Teatro. Foto: Manolo Garriga.

“Diez Milllones”, de Argos Teatro. Foto: Manolo Garriga.

Además de la capital, Mayo Teatral se extenderá a Matanzas, Santa Clara, y Cienfuegos donde se presentarán los conjuntos brasileño y boliviano. Durante diez días el teatro de este continente tendrá su sede principal en Cuba. Para los de acá es la posibilidad del encuentro y el debate frente a frente con las tablas de la región. Para los de allá, la vía para acercar su arte a la Isla, presentarlo y desmontarlo. La bienvenida será este viernes.

Publicado en OnCuba

A cuatro días de Mayo Teatral

La dramaturgia cubana y latinoamericana se viste de gala con uno de los eventos más esperados para quienes gustan experimentar sensaciones desde las tablas. Del 11 al 20 de mayo tendrá lugar una nueva edición de Mayo Teatral. Temporada de Teatro Latinoamericano y Caribeño.

Dedicado en esta ocasión a Puerto Rico —y con la participación de compañías provenientes de México, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Martinica y Puerto Rico— la cita tiene como objetivo resaltar los procesos y resultados sobre la génesis y el final de una puesta en escena, desde diferentes aristas. Como espectadores asistimos a un mundo otro donde el actor nos conduce a la reflexión, muchas veces a la polémica, a cuestionarnos a nosotros mismos y la realidad circundante.

En ese sentido el encuentro propone una programación que incluye, además de las esperadas funciones, talleres, exposiciones, conversatorios, así como presentaciones de libros, revistas y la entrega del Premio El Gallo de La Habana, creado por Casa de las América, institución a cargo de Mayo Teatral. Se suma a la lista de actividades, el desmontaje de las obras en cartelera, excelente opción para conocer cómo se concibe y origina una puesta en escena.

La presencia, luego de más de diez años, del actor y clown Hernán Gené (hijo del prestigioso artífice y director Juan Carlos Gené), quien trae para los cubanos Mutis, pieza que reflexiona sobre el amor, la vida y la muerte, es uno de los espectáculos de mayor atractivo en estos nueve días de teatro. Le siguen Animales domésticos (Latescena); ¿Dónde? Acción no.2 (Ói Nóis Aquí Traveiz); El Divino Narciso (Teatro de la Rendija); [email protected] de la Bernarda (Tojunto), entre otras relevantes obras.

En tanto, la parte cubana estará representada por Diez Millones (Argos Teatro); La cita (texto de Andrea Doimeadiós); Cuatro y Retablillo de Don Cristobal y la Señá Rosita (ambas de Teatro de las Estaciones); Caballas (Estudio Teatral Macubá), El Banquete Infinito (Teatro de la Luna); Jacuzzi (Trébol Teatro), y CCPC, La República Light (Teatro El Portazo).

A propósito de la realización del evento, Trabajadores conversó con Vivian Martínez Tabares, directora artística y curadora de Mayo Teatral, quien comentó sobre la trascendencia y alcance de esta convocatoria.

“Es importante resaltar que existe una fuerte presencia de agrupaciones de las provincias. Normalmente en los Festivales de Teatro de La Habana y en el propio Mayo Teatral, lo que predomina es el teatro capitalino (…). Este hecho es algo que nos da gusto porque visibiliza el teatro cubano. Al mismo tiempo se pondrán obras en las provincias de Matanzas, Cienfuegos y Villa Clara. En los territorios donde pasen las agrupaciones, hemos promovido, junto con iniciativas locales, intercambios artísticos de beneficio muto para que los actores cubanos incorporen y aprendan técnicas de los visitantes extranjeros, y a su vez estos conozcan la realidad social y cultural cubana”, aseveró la reconocida crítica e investigadora teatral.

En cuanto a la importancia de los procesos y resultados de las piezas teatrales, como reflejo del quehacer de las compañías aseveró:

“Hacemos referencia al resultado que se ve en la escena. El gran público a veces se conforma, pero los especialistas, los teatreros y estudiantes siempre tenemos la curiosidad de saber de cuál metodología se valieron, qué privilegiaron en términos técnicos, y de eso versa el desmontaje artístico. Hemos invitado a los grupos que lo enfoquen desde el punto de vista conceptual y no narrativo. No es que vengan a hacernos el cuentecito, sino no que hablen de los problemas de la creación en cada caso”.

“Mayo Teatral es un evento que nace en el año 2001 bajo ese formato, que se complementa con otras actividades. Es continuidad del espíritu de los Festivales de Teatro Latinoamericano, en los cuales la Casa de las Américas fue pionera al organizarlos, entre los años 1961 y 1966 del siglo pasado, con el objetivo de promover la cultura latinoamericana y caribeña, en este caso, el teatro y de favorecer los vínculos entre sus creadores”.

“Seguimos la misma tónica. Tenemos el orgullo que por Mayo Teatral —agregó— han pasado los principales exponentes del teatro de grupo en América Latina como es La Candelaria, el grupo cultural Yuyachkani, Teatro de los Andes, Matacandelas, Malayerba. También han estado figuras descollantes de la escena regional, entre ellos, el gran actor argentino Eduardo Pavlovsky, los performeros Guillermo Gómez Peña y Elia Arce, además de las jóvenes agrupaciones Quintín Teatro, Obsis Teatro (Bolivia); Abya Yala (Costa Rica); e infinidad de colectivos, que a lo largo de 10 temporadas siempre han animado, no solo lo que es una fiesta para el público cubano, a través  de la cual se conoce la realidad de América Latina, sino también como ocasión para el diálogo, el encuentro, el conocimiento y el crecimiento”.

Lo que nos une

La presencia recurrente de la temática e identidad femenina es uno de los puntos de contacto entre la dramaturgia cubana y la de nuestro continente, asegura Martínez Tabares. “Es curioso cómo tanto teatro nacional y latinoamericano se está alimentando de lo real, de manera más directa.

“Todo teatro es una representación de la realidad y, en estos momentos, mucho teatro está valiéndose del recurso del documento, del testimonio, de lo autorreferencial en vida de los artistas. Pongo el ejemplo de Diez Millones, recreado a partir una introspección y la propia experiencia de Carlos Celdrán, y de Mateluna, donde el grupo de teatro está viéndose por dentro. Cómo un proceso ulterior y el contacto con un líder político, un ex guerrillero chileno los lleva a construir una nueva obra que está hablando de ese universo real, donde la ficción es prácticamente mínima. Hay un acto de recreación estética, de hacer lo bello en el escenario”.

Acerca de la esperada actuación de Hernán Gené, explicó:

“Es un hombre emblemático de la escena latinoamericana, por esa dualidad de combinar el drama y el humor a través de la técnica de clown, en la que es un experto. Para nosotros es importante recuperar un diálogo, que nunca lo hemos perdido, pero tenerlo en vivo, de cerca, es una oportunidad para que el público cubano pueda volver a disfrutar de su excelente trabajo”

Publicado en Trabajadores

Ver programación completa del Festival aquí