Por Redacción – NodalCultura

“He sido amenazada de muerte y amenazaron con quemar el teatro, de manera anónima. Esto me ha obligado a salir del país por un rato”. De ese modo la fundadora del teatro Justo Rufino Garay, Lucero Millán, anunció a través de la red social Facebook haber recibido amenazas contra su vida y contra la sala que ella fundó en los albores del sandinismo.

Millán, de nacionalidad mexicana, reside en Nicaragua desde 1979. Ese mismo año, junto a Enrique Polo fundaron el teatro, en el seno del Sistema Sandinista de Televisión. El desarrollo del teatro escuela tenía el objetivo de preparar actores profesionales para los primeros programas de ficción nicaragüense.

Desde entonces se ha convertido en un centro clave de la enseñanza y producción teatral en Nicaragua. El grupo de Teatro Justo Rufino Garay es el además el organizador del Festival Internacional de Teatro, Monólogos, Diálogos y Más… el evento de teatro más importante de Nicaragua.

Millán ha viajado con su grupo por más de 25 países alrededor del mundo, ha participado en los principales festivales de teatro de América Latina y ha impartido cursos y talleres en Argentina, España, toda Centroamérica, Estados Unidos y Colombia, entre otros. Es reconocida como una de las más importantes teatristas y formadoras de actores de América Latina y el Caribe.

Actualmente había llevado a cabo el montaje de la obra “Choques… amorosos” de Ángel Norzagaray, cuyas funciones se han suspendido por los hechos de violencia que acontecen en Nicaragua.