Edmundo Paz Soldán, escritor boliviano: “La literatura no sólo es el texto que uno escribe”

El escritor boliviano Edmundo Paz Soldán afirmó ayer en el ciclo “Conozca al autor” del Centro Cultural Simón I. Patiño que la nueva narrativa (el nuevo periodo de escritores menores de 40 años) será bien recordada por sus revolucionarias propuestas.

“Hay seis o siete autores que han renovado y están cambiando la literatura boliviana y ayudan a consolidar la presencia de buena narrativa nacional en el exterior”, comenta.

Paz Soldán afirma que para que crezca este movimiento y se consolide por completo  se debe trabajar en la “caja de resonancia” (redes de contactos). Existen autores -dice- como Augusto Céspedes, Hilda Mundy o Jaime Sáenz que han realizado importantes obras que no forman parte de la “lista” de escritores destacados.

“Cuando sale a luz un escritor argentino o mexicano (considerados como los países con más aportes literarios latinos) rápidamente se hace conocer como la novedad. Necesitamos trabajar en esa caja de resonancia”, sostiene.

Gracias a las nuevas tecnologías de la comunicación y la globalización -explica-, escritores nuevos fueron surgiendo con propuestas en formatos de blogs, PDF y otros que han llegado a más personas que uno físico.

– Pero, ¿este tipo de movimiento no sería normal, más en nuestro contexto de globalización?
– Tal vez parezca cotidiano, pero es histórico en la literatura boliviana. Son herramientas que los escritores actuales están utilizando, ‘tips tecnológicos’ que los autores de antaño no tenían disponible. Los seis o siete con propuestas increíbles nacieron también gracias a estas tecnologías. La literatura no sólo es el texto que uno escribe, sino también el ecosistema que funciona alrededor de ella como apoyos estatales, editoriales, libreros, lectores.

– En cuanto a la prosa de las propuestas nacionales, ¿qué rumbo está tomando la literatura boliviana?
– Los latinos siempre hemos sido influenciados por narraciones norteamericas, pero también con géneros populares como el texto “Para comerte mejor” de Giovanna Rivero (escritora boliviana) que es un cuento de zombis de un contexto nacional. Hubo un tiempo en el que se trabajó sobre la literatura urbana donde reflejaban  problemáticas sociales, de la clase media y conflictos de migración y demás. Creo que somos híbridos al momento de escoger qué leer y qué no, es relativo y de esa forma nos influenciamos y es mejor aportar por experimentar.

– ¿La literatura se debe utilizar como herramienta de cambio social?
– No necesariamente debe servir para algo. Si lo  hace bien, sino ni modo. Soy de los que disfruta cuando una obra te deja con varias incógnitas sin resolver. Estudiaba ingeniería, pero cuando leí “Abaddón el exterminador” de Ernesto Sabato de alguna u otra forma me influenció para dejar mi carrera y hacer lo que me gusta hacer. Hay quienes te lo dicen literal y otros que sólo dan mensajes ocultos y depende del intérprete.

Los Tiempos

También podría gustarte