Teatro en alerta

ARTEI denuncia una crisis sin precedentes

Fuerte reclamo de la actividad del teatro independiente porteño

Por Alejandro Cruz 

A contramano del panorama que vienen viviendo los teatros independientes de la ciudad de Buenos Aires, esta tarde la sala principal de Timbre 4, el emblemático espacio de Boedo, las 150 butacas estuvieron cubiertas de actores y gestores del sector, periodismo y algún que otro funcionario. Es más, la bandeja de público quedó chica. A las 15 horas Artei, la Asociación Argentina del Teatro Independiente, convocó a una conferencia de prensa que, en verdad, tuvo mucho de asamblea de debate. ¿El motivo? Denunciar «la situación límite que está atravesando el sector teatral independiente».

Liliana Wiemer, presidente de la entidad y gestora de Abasto Social Club, rodeada de los otros integrantes de la comisión directiva leyó el documento en el cual se resalta que, en términos anuales, en dicho sector trabajan unas 25 mil personas y se realizan alrededor de 700 funciones semanales, llegando a miles de espectadores en teatros que, también, son espacios de formación para las nuevas generaciones. «Sin embargo, los subsidios para el funcionamiento de nuestros espacios cubren apenas entre el 5 y el 30 por ciento de nuestros costos», apuntó. El documento señala que como consecuencia de la situación económica «ha tornado inviable el desarrollo de la actividad. El cierre y la desaparición de nuestros espacios no solo generaría una mayor cantidad de desocupados sino también una pérdida en el debate y la pluralidad cultural afectando a toda la comunidad teatral en su conjunto».

Durante la conferencia de prensa se denunció la disminución de presupuesto de Proteatro, el organismo de fomento que depende del gobierno de la Ciudad, como el atraso en los pagos de los subsidios del año pasado que otorgó el Instituto Nacional del Teatro, el organismo de fomento que depende del gobierno central, «debido a la crisis institucional [que padece] y por la cual no se pudo ejecutar el total de su presupuesto». También apuntaron al FIBA, el Festival Internacional de Buenos Aires, por la falta de pago en las prestaciones de salas que se realizaron durante ese encuentro escénico que organiza el Gobierno de la Ciudad. «Exigimos el pago en tiempo y forma de los subsidios [.] Responsabilizamos al Gobierno de la Ciudad y al nacional por la situación de emergencia y precariedad que estamos viviendo», sostiene el documento consensuado entre los gestores de ese vital circuito de la actividad escénica.

Entre los presentes estaban Enrique Avogadro, ministro de Cultura de la Ciudad, y Marcelo Allasino, director ejecutivo del Instituto Nacional del Teatro. También representantes de la Asociación Argentina de Actores, de los empresarios de la escena comercial (de hecho, Carlos Rottemberg estuvo en la sala de Claudio Tolcachir), de Argentores y de otras entidades vinculadas con la cultura independiente de Buenos Aires.

Foto: Francisco Castro Pizzo

Los números que presentaron ponen blanco sobre negro a la situación: baja de espectadores en marzo en la comparación interanual, aumentos de facturas de electricidad del 300 por ciento frente al aumento del precio de las entradas del orden del 25 por ciento como la baja en el presupuesto de Proteatro. Entre la platea colmada, uno de los que tomó la palabra fue el actor y director Norman Briski, también dueño de la sala Calibán. «Hay que cambiar los términos de vinculación -sostuvo- que no es con el Estado, es con nuestro público, con ese pueblo que queremos que venga al teatro. Necesitamos que la gente nos defienda en nuestro propósito». Ricardo Bartís, maestro de actores, director y gestor de la sala Sportivo Teatral, estaba a su lado. Dijo: «Nosotros nos somos débiles teatralmente. Somos de una gran fortaleza de una enorme riqueza conceptual. Hay un aprovechamiento insincero por parte de los funcionarios en relación a nuestros valores, lo usan para jetonear delante de otros funcionares de otros lugares [.] Y, recordemos, no nos ha venido bien el tener que soportar y soportar y soportar. Nos ha ido bien cuando dijimos basta».

Finalizado el encuentro, en un apartado con LA NACION, Valentina Fernández de Rosa, la gestora de El Excéntrico de la 18, aportó otro dato: «La semana pasada tuvimos una reunión con el ministros Avogadro, una persona que sí va al teatro, en la que le planteamos una lista de propuestas, como de poner en funcionamiento una mesa de trabajo. Ahí mismo le plantemos la preocupación por el desfinanciamiento de Proteatro y le solicitamos una partida extraordinaria. Nos dijo que era imposible. Sin embargo hoy, una hora y media antes del inicio de la conferencia de prensa, hubo un llamado prometiendo una partida extra que se implementaría desde el Fondo Metropolitano de las Artes.»

Por su parte, el ministro de Cultura la Ciudad se retiró de la sala excusándose de hacer declaraciones. Según hicieron saber desde Cultura, ese monto sería de 20 millones de pesos.

Entre los presentes quedó la idea de ir pensando un plan de acción que darán a conocer en el mediano plazo.

La Nación

Texto completo del documento presentado por la Asociación Argentina del Teatro Independiente

Denunciamos la situación límite que está atravesando el sector teatral independiente

ARTEI, organización que nuclea a 100 salas de teatro independiente de CABA, expone la cantidad de circunstancias que, en su conjunto, afectan de forma simultánea el desenvolvimiento de nuestra actividad y los principales motivos por los que llegamos a esta situación límite.

Hoy nos encontramos, como gran parte de la Cultura Independiente de esta ciudad, en estado crítico.

En nuestros espacios trabajamos más de 25.000 personas, entre actores, actrices, vestuaristas, iluminadores, productores, sonidistas, docentes y muchos más. En nuestro circuito se realizan más de 700 funciones semanales llegando a miles de espectadores.

Muchas de nuestras salas hoy no sólo son espacios de producción de obras sino también espacios de trabajo y formación para nuevas generaciones de artistas.

Somos parte de un movimiento de gran envergadura y reconocimiento tanto en nuestro país como en el exterior.

Es importante destacar que nuestra actividad está protegida y fomentada por ley lo que nos permite acceder a subsidios para el funcionamiento de nuestros espacios. Subsidios que tan solo cubren entre el 5 y el 30% de nuestros costos de funcionamiento y a través de los cuales nos comprometemos a brindar una contraprestación que favorece el desarrollo de la actividad teatral.

Como consecuencia de la grave situación económica que atraviesa el país, el valor promedio de nuestras entradas no logra superar los $200 (cuando para la subsistencia y mantenimiento de las salas queda menos del 30% de ese monto). Esta circunstancia, sumada a las otras que se denuncian en este documento, ha tornado inviable el desarrollo de la actividad en nuestros teatros.

El cierre y la desaparición de nuestros espacios no solo generaría una mayor cantidad de desocupados sino también una pérdida en el debate y la pluralidad cultural afectando a toda la comunidad teatral en su conjunto.

Los espacios hemos disminuido la cantidad de funciones, cursos y ensayos, por lo que estamos funcionando de hecho con cierres parciales.

Defendemos nuestra existencia porque en ella se aloja la posibilidad de que el acto creativo NO quede reducido meramente al rédito económico. Defendemos nuestra existencia porque formar parte de la escena independiente es una elección de trabajo autogestionado, de creación colectiva y de cómo vivir el teatro.

Es el Estado quien tiene el deber de proteger, acompañar y fomentar nuestra actividad y nuestros espacios. Nuestros institutos fueron creados para eso y sus leyes están vigentes. Exigimos su cumplimiento!!!

Denunciamos la constante disminución en el presupuesto de Proteatro en términos reales provocando un desfinanciamiento del instituto que redunda negativamente en el otorgamiento de subsidios a la actividad y en el cumplimiento efectivo de su función.

Denunciamos el atraso sufrido en los pagos de los subsidios del año 2018 del INT debido a su crisis institucional y por la cual no se pudo ejecutar el total de su presupuesto.

Denunciamos la falta de pago de las prestaciones que las salas han brindado y brindan a distintos organismos del Estado para la realización de Festivales como el Fiba.

Exigimos (como lo venimos pidiendo desde hace años) el pago en tiempo y forma de los subsidios de los distintos institutos antes mencionados.

Denunciamos el grosero aumento de las tarifas de servicios eléctricos que nos arrojan de una manera violenta al cierre de nuestros espacios.

En los últimos 2 años el aumento de la tarifa eléctrica fue del 300% y el aumento del valor de las entradas no logró superar el 25%.

Responsabilizamos al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y al Gobierno Nacional por la situación de emergencia y precariedad que estamos viviendo todos los que trabajamos en el Teatro Independiente y por poner en riesgo todo el aporte que nuestro sector realiza al desarrollo económico, social y comunitario y a la cultura independiente de nuestra ciudad.

Expresamos la necesidad de poner un freno y hacemos llegar nuestro reclamo a las autoridades gubernamentales que tienen el deber de sostener políticas culturales que fomenten, protejan y mantengan la relevancia que tiene el sector teatral independiente como patrimonio cultural de la Ciudad de Buenos Aires y el país en su conjunto.

#EL TEATRO INDEPENDIENTE DICE BASTA

ARTEI – Asociación Argentina del Teatro Independiente

Las salas que integran ARTEI:
½ Mundo, Club de Arte – Abasto Social Club- Abre Teatro – Actor’s Studio – Aérea teatro – Andamio 90 – Anfitrión – Apacheta – Artilugio Teatro – Beckett Teatro – Belisario – Boedo XXI – Brilla Cordelia – Calibán – Cara a Cara – Centro Cultural El Deseo – Centro Cultural Raíces – Centro Cultural Teatro Fray Mocho – Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral,  CELCIT – Chacarerean Teatre – Circuito Cultural Barracas – Club de Trapecistas – Código Montesco – Corrientes Azul – Crisol Teatro – De la Fábula – Del Pasillo – Delborde – El Alambique – El Arenal Teatro – El Astrolabio – El Bululú – El Camarín de las Musas – El Colonial – El Estepario – El Excéntrico de la 18 – El Extranjero – El Fino – El Galpón de Catalinas – El Galpón de Guevara – El Jufré Teatro – El Ópalo – El Popular – El Portón de Sánchez – El Tinglado – El Vitral – Entretelones – Espacio Abierto – Espacio Aguirre – Espacio Callejón – Espacio La Farfala – Espacio Sísmico – Espacio Tole Tole – Fandango Teatro – IFT – La Carpintería – La Casa – La Galera – La Gloria. Espacio Teatral -La Kermesse – La Mascara – La Maza – La Mueca – La Otra Orilla – La Ranchería – La Scala De San Telmo – La Sede Teatro – La Sodería – La Tertulia – La Vieja Guarida – Losada – Moscú Teatro – Noavestruz – NUN Teatro Bar – Onírico espacio de arte – Pan y Arte – Patio de Actores – Payro – Río Colorado – Roseti –  Sala de Máquinas – Santos 4040 – Sportivo Teatral – Stand Up Club – Taller del Ángel – Teatro Buenas Artes Social Club – Teatro Ciego – Teatro Del Pueblo – Teatro del Artefacto – Teatro Luisa Vehil – Teatro El Piccolino – Teatro Empire – Teatro Escuela El Espión – Teatro Eureka – Teatro Orfeo – Templum – Tercer acto ( Ex La Clac) – Timbre 4 – Universidad Popular de Belgrano (UPBE) – Vera Vera Teatro

También podría gustarte