Trap en Chile

Papi Joseo - Foto: Francisco Farías

Libros en cuarentena: lee aquí un adelanto de «Historia del Trap en Chile»

Ya está en librerías Historia del Trap en Chile, una crónica coral sobre los hitos y desarrollo del género en el país en la voz de sus propio protagonistas.

Bajo la investigación de Ignacio Molina, el libro recopila en 200 páginas los recuerdos y reflexiones de más de 70 cantantes, mánagers, productores, fotógrafos y otros colaboradores de la escena, justo en días en que el “movimiento” acapara la atención de la industria mundial.

Aquí, un adelanto de Historia del Trap en Chile. En especifico, el capítulo “T.R.A.P”, donde algunos de sus exponentes reflexionan sobre qué significa el concepto.

YOUNG J STAR: El trap no es un género, es un estilo de vida. El estilo de vida del trap es “Hazlo, arriésgate y prospera”. Toma riesgo y prospera. Take risks and prosper [t.r.a.p.].

***

BEN WEAPONS: Yo nací en población, en Los Nogales [Estación Central] y después viví en unos departamentos en la Javiera Carrera [Maipú]. Era un pantano cúliao terrible flaite. Hay caleta de delincuentes metidos ahí, es como un núcleo cúliao. Siempre he estado rodeao de esa hueá. Nunca he tenido una vida cúlia perfecta, una vida bacana, así como piola. Mi mamá es madre soltera, yo soy yo y mi mamá y mi abuela y nadie más, esa es mi familia. Entonces costó caleta. Por eso me metí a hacer hueás que no debía. Hasta el día de hoy. Son hueás que te toca vivir. Tal vez si nacía en Ñuñoa, en una casa cúlia piola, no sé, sería otro hueón, no estaría ni siquiera en el trap, estaría trabajando en otra hueá. Y no me arrepiento de ná porque esta hueá me llevó a lo que soy.

BIG ANGELO: Antes andábamos todos metidos en hueás. Andábamos de aquí pa’ llá, moviendo, haciendo misiones. Y cantábamos lo que vivíamos. Esa era la hueá.

HEEM: Cuando vendíamos tillas en la población, caleta de locos que son movíos o se mueven, llegaban en los medios autos. “Tía, ¿a cuánto tiene las Jordan?”. “Gamba y media, dos gambas”. Los locos sacaban el mazo. “Tome”. “Tía, ¿va a traer más zapatillas?”. “Sí, me van a llegar el próximo mes”. “Ya, ahí nos vemos”. Pá, y los locos se iban en los autos. Y vos, siendo cabro chico, habiendo vivío esa hueá en La Pintana, y no tener esos medios, decís: “Oh, los cabros tan bien y hueás”. Y ahí te pica el bicho de la ilegalidad.

ANDRÉ LAVOE: Yo no fui al Savage Trap Festival. No quise asistir. En esos tiempos me estaba alejando de la música porque me estaba metiendo mucho en la calle. Me frené en la música a principios del 2015 y empecé de nuevo a fines de 2016. Esa fue como mi etapa negra, mi momento oscuro. Taba muy metío en la calle, me perdí. Dicen algunos que cuesta mucho reconocerlo… Me metí en el personaje. Yo siempre me he enfocao en rapear lo que digo, y esa hueá en un momento lo vi en la calle, en la plata, en las amistades culeás, en las malas decisiones. En las drogas culeás uno se embola, yo me embolé, me metí en el lean. Cada vez estaba más en la calle, caí preso, toda la hueá. Malas decisiones. Pero no me puedo arrepentir de ninguna hueá o no estaría aquí.

HEEM: Todos, de cierta forma, si vivimos en poblaciones, hemos hecho alguna hueá ilegal. Josear. Buscársela. Pero no como una profesión propiamente tal. No te voy a decir que no existen los puntos brígidos… Allá en mi casa hay puntos cuáticos donde los locos se dedican a eso, familias se dedican a eso, están vendiendo todo el día. Esa es la hueá. Tú cuando te dedicái a hacer música, a escuchar música, igual la hueá te abre un mundo. No quedái en esta caja de “solo vender es lo que tengo que hacer o solo vender es lo que voy a poder hacer de mi vida”. Cuando encontrái un talento artístico, ya sea dibujar, ilustrar, diseñar o cantar, empezái a encontrar un mundo. Cuando hay gente que le gusta lo que estái haciendo, vay conociendo gente que tiene otros backgrounds, locos que ya son más realizados en términos artísticos. Los locos te muestran otra hueá. “Hermano, no necesariamente tenís que hacer esas hueás, no te metái en ataos”. Te cuidan. Cuidan tu talento. La gente de la casa también: “No te metái en hueás, vos soy un cabro vío, ocupa tu talento, no querís terminar en cana”. Porque ese es como el miedo de todos. Toda la gente vive esa adversidad. La única que no cae en cana es la gente con plata.

ANDRÉ LAVOE: La calle es un ambiente malo, es algo negativo. La podís pintar como querái, pero te vay a ir siempre mal, si vos obrái mal te va a ir mal. Podís tener cualquier plata, toda la hueá, pero tay preso. Tenís a tu familia y, puta, te morís o te la mataron. Ni eso mismo. El mismo karma cúliao: vos estái bien en el tráfico, tay bien choreando, toda la hueá, y a tu mamá le da cáncer y a tu hermana chica la violaron. Hay hueás así. Y uno cuando es callejero, esa hueá le cuesta mucho despegarse, no es sencillo. Y no muchos logran salir. Ese es un proceso muy difícil que los vivos la hacen nomás.

ASHTAR GUERRA: Igual hay como dos escenas. La escena que son artistas, full artistas; y otros que están metidos en hueás más oscuras, de la noche. Dos ambientes paralelos que se levantaron en la hueá del trap.

LIZZ: Si pensamos en el trap real, que nace en Atlanta, que nace en las trap house donde se vendía droga, en strip clubs, si partimos de la idea que nace de ahí, de que están todos hablando de minas haciendo twerk, en una cama con plata y pistolas, en el fondo ellos están contando su realidad. Si empezamos de la idea que el trap era puras drogas y puras putas, y ahora se está haciendo música sobre esto, sobre nuestra realidad, y ahora nos hicimos millonarios y nos pegamos; bajo ese mismo ejemplo, toda la gente como nosotros, que no tenemos plata, termina sintiéndose identificada y alucinando con lograr lo mismo. Porque si otro pudo, ¿por qué yo no voy a poder? Al final es como ganar plata de lo ilegal, porque en lo legal hay un tope donde uno no puede crecer. Entonces empieza esta ola de seguidores, que ya no luchan por lo social en el rap, como cuando existía Nas, que hablaba que un amigo estaba en la cárcel y cuestiones sobre el gobierno, no. En el trap era todo sobre: “Quiero tener minas, quiero tener plata, quiero tener una mansión, quiero tener un lambo. Quiero tener lo que nunca tuve. Soy pobre, así que voy a ir a vender droga, pa’ tener plata y con eso comprarme joyas y ropa cara y andar fresh”. Y esa realidad no es muy diferente a lo que estaba pasando en Puerto Rico, en Colombia y Estados Unidos, también estaba pasando en Chile, debido a la desigualdad y en el fondo a estar condenado a ser pobre y no tener nada.

YOUNG CISTER: La gente en Chile estaba acostumbrada al rap más consciente, hardcore, muy social. Nosotros somos bien sociales también, pero nuestra música es trap. Se trata de eso: de la calle, de las drogas, de los niños con armas, de lo que está pasando en los barrios. Aunque suene crudo, es así.

BEN WEAPONS: La plata está ligada con el trap. Si hablamos de la palabra trap, de lo que realmente significa, y desde donde nace en Estados Unidos, los que están metidos en la hueá, lo hacen por la plata. Tú hacís hueás ilegales, tú te metís en la calle por plata. Porque no tuviste las oportunidades de otras personas de repente y eso es lo que tu entorno te enseñó, y eso es lo que aprendiste de la calle, y eso es lo que hiciste pa’ generar tus recursos. Entonces la plata aquí es todo.

BIG ANGELO: “K.B.H.M” [Pablo Chill-E, Big Angelo & Young Cister, septiembre de 2016] fue la primera canción en Chile que está hablando de delincuencia y que tiene tantas reproducciones. “K.B.H.M” habla de fumar marihuana y hacer plata en todo sentido. Es pura delincuencia ese tema.

LIZZ: Entonces los cantantes empiezan a hacer lo mismo: “Soy de un gueto, vendo droga, tengo armas, mis amigas son prostitutas, así que voy a hacer música de esto, porque esta es mi realidad”. Entonces, al final, esa es la obsesión que tiene el trap, que viene del rap, de gente de clase baja que ve todo este material que se produjo en los noventas y dos mil, y quieren esa vida, esa vida de lujos, de placer infinito. Al final es eso: “Mi vida es una mierda, pero aquí estoy yo, vestido pimp, porque este es mi flow, entonces así me van a respetar, así me veo yo, así me siento bacán”.

HEEM: El trap es mostrar o exagerar algo que nunca tuviste. Tonces en el momento que lo tenís, lo mostrái. Con las mismas tillas que ibai al colegio, de uniforme, hacíai Educación Física. Existía ese grado de pobreza. Entonces, en el momento que tenís tus Jordan pulentas, tenís tu gorro bacán, lo mostrai, exacerbái la hueá. Infiero que es el rollo del trap o del rap en general. Los raperos gringos, con la hueá de las cadenas, igual tiene una tradicionalidad pa’ ellos. Pa’ nosotros igual. Nosotros lo adoptamos a nuestra idiosincrasia: los choros, en la población, cadenas de oro. Los flaites, buzos Nike, tillas Jordan.

BEN WEAPONS: El pensamiento es esto: cuando tú no tuviste nada cuando chico, pasaste miles de hueás, situaciones cúlias complicadas, jamás pensaste… Yo tengo un auto cúliao de alta gama, que me salió veinte lucas [veinte millones]. ¿Cuando chico pensé que me iba a comprar un auto de veinte millones? Nunca. O pensar en andar con cadena, con joyas, o con zapatillas que me han costado un millón. Miles de hueás de accesorios; Versace, tengo caleta de hueás. Son hueás que cuando chico nunca pensaste que las ibai a tener. Y cuando veís que las podís tener, vay y las tenís. Salís y las mostrái con orgullo, porque es flaite. Eso es lo que pasa. Es como lo típico que dicen los hueones cuicos: “Este es un roto cúliao, anda lleno de marcas y todo tatuado y lleno de oro”. ¿Y por qué? Porque yo tengo una mentalidad diferente. Ellos tuvieron todo, entonces no necesitan demostrar nada. Pero cuando vivís en una población querís demostrar siempre que andái ready, que andái bacán, que andái galáctico en la calle. El flaite tiene que demostrar que anda ready. Y no es mal mirao. Al contrario. Por eso no podís andar pa’ la cagá siendo un artista.

PAPI JOSEO: Es demostrarles que en el barrio también podemos andar así. Antes tú veíai a un hueón de Polo y era un hueón ejecutivo. Así como el que yo veía en el Fresh Prince, el Carlton. Ese andaba de Polo siempre, y era un hueón cuico; así se visten los cuicos, de Polo. Yo ahora uso pantalón Polo, que puede ocuparlo un viejo cúliao, pero lo estoy ocupando yo. Como lo que pasó con Lacoste y Los Wachiturros. Lacoste les quería pagar pa’ que no ocuparan su marca porque desprestigiaba a los cuicos.

YOUNG J STAR: Yo veía los documentales de Chief Keef y Waka Flocka. Y los veía con True Religion, Gucci, cinturones que no cachaba, como Fendi, Hermes, que no sabía qué hueá eran. Después al rato llegó acá el distrito de lujo [al Parque Arauco]. Pero ya estaba Hermes. Me acuerdo que fui a la Hermes cuando estaba en Alonso de Córdoba. Un cinturón salía siete gambas. Me compré la pura hebilla, pero me la tuve que traer usada, la compré en Ebay. Después me compré unos Ferragamo, un mcm.

CRIZ GOMEZ: Un rapero siempre va a hacer dinero de lo que sea. Un artista, como músico, siempre se va a ver bien. O quiere verse bien. Entonces la música siempre va ligada a la moda. El grupo Nación Triizy apareció como la ropa Triizy [3€$¥]. Marlon estudió diseño y él hacía su ropa. De hecho, toda la ropa antigua que pintaba, la hacía él.

MARLON BREEZE: Desde que estaba en colegio, antes de estudiar diseño [gráfico publicitario], yo pintaba y vendía ropa. En ese tiempo estaba de moda una marca gringa que se llamaba Miskeen. La usaban todos los raperos de Houston, cuando Houston estaba en el boom. Era pura ropa pintá a mano. Entonces como que hice la versión Miskeen, pero acá; y le puse Dope Zone. De ahí como que siempre estuve ligado con la ropa. Bacán que los locos ahora se estén preocupando de ese tipo de hueás.

 

También podría gustarte