En Uruguay el ballet nacional del Sodre festejó los ochenta años de su creación y su director, Julio Bocca, destacó que «está en el mapa de la Danza”

 

En un acto realizado sobre el escenario del Auditorio Nacional del Sodre, con la presencia de los bailarines del Ballet Nacional del Sodre —la compañía oficial que está cumpliendo 80 años— Julio Bocca destacó que Uruguay tiene un lugar ganado en el mundo de la danza a nivel internacional.
Sus cinco años de gestión como director artístico arrojaron resultados históricos con un profundo impacto a nivel cultural en el país: en la temporada de 2014 en el Auditorio se vendieron 80.000 entradas: hace 15 años el tope estaba en 7.000 butacas para espec- táculos de danza y ballet en todas las salas de la capital.
Tanto Gerardo Grieco, director del Auditorio, como Bocca, destacaron especialmente el apoyo recibido por parte del gobierno del presidente José Mujica para el buen desarrollo del plan trazado. «Esta es una casa llena de sueños que se hacen realidad», dijo Grieco, destacando que se trata «del mejor momento de la compañía».
El autosustento del Ballet Nacional, mediante el ingreso por boletería y patrocinadores públicos y privados, permitió la materialización de programas de inclusión para sectores menos favorecidos, así como también la viabilidad de giras nacionales e internacionales.
El director argentino es especialmente protagonista de lo que cataloga como «un renacer» del cuerpo que en sus 80 años de historia atravesó momentos difíciles. «Esto no lo estoy haciendo por mí, sino porque amo la danza y quiero que otros tengan las mismas posibilidades que yo tuve», dijo Bocca, que en julio cumplirá cinco años en su cargo.
Un lustro que los llevó por 13 países, les permitió contar con la participación de prestigiosos coreógrafos y directores invitados y producir a nivel local —con vestuario y escenografía de factura uruguaya— espectáculos de primer nivel como Quijote.
Aunque tiene fama de «dictador» por la rigurosidad con que lleva adelante su gusto por el orden y la disciplina, Bocca bromeó sobre la «ameba» que contrajo en una expedición por el Amazonas y que lo tuvo semanas en el hospital, motivo por el cual el acto debió aplazarse varios días. También hablaron la flamante ministra de Educación y Cultural María Julia Muñoz y el nuevo presidente del Sodre, Jorge Orrico. Aunque se celebran 80 años de la institución está claro que el foco está en el presente.
La temporada debutará con Coppelia el jueves 19 de marzo, mientras que la celebración oficial será el 23 y 24 de noviembre con galas en las que participarán figuras de la Ópera de París, Teatro Colón, Teatro Municipal de Chile y la Compañía de Danza San Pablo.
La temporada 2015 incluye Giselle con coreografía de Sara Nieto, creaciones de Martín Inthamoussú, Andrea Salazar y Demis Volpi, y Romeo y Julieta para cerrar en diciembre. Entre setiembre y octubre la compañía realizará giras por el país y el exterior.

Un libro para hacer repaso

Entre los anuncios más importantes destacan la publicación de un libro sobre el ochenta aniversario que recoge material desde aquella primera función de Nocturno Nativo hasta este presente exitoso.
Se anunció, además, que se estableció un acuerdo de coproducción con la Intendencia que asegura la participación de la Orquesta Filarmónica y la Ossodre en los espectáculos, algo que estaba en el debe. Ahora habrá música en vivo en el ballet.

El País

También podría gustarte