Todas las jornadas están aquí

1.268

Rechazo de políticos e intelectuales en Foro de Emancipación e Igualdad

Políticos e intelectuales de 17 países de europeos y latinoamericanos repudiaron lo que llamaron «intentos destituyentes por parte de los países poderosos» en América Latina, en un manifiesto leído al cierre del Foro de Emancipación e Igualdad en Buenos Aires.
El foro decidió «repudiar enérgicamente los intentos destituyentes por parte de los países poderosos, asociados a empresas multinacionales y a grandes medios de comunicación que cotidianamente horadan la legitimidad de los gobiernos populares y progresistas de América Latina», reza uno de los puntos del manifiesto final del Foro que se reunió desde el jueves en la capital argentina.
En el encuentro, que se desarrolló en el Teatro Nacional Cervantes, participaron el lingüista estadounidense Noam Chomsky, el secretario político del partido español Podemos, Iñigo Errejón, y el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera.
Estuvieron también la excongresista colombiana Piedad Córdoba, y el mexicano Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del Partido de la Revolución Democrática, el filósofo italiano Gianni Vattimo y el académico franco-español, Ignacio Ramonet, entre otros.
En sus respectivas participaciones, los expositores expresaron un fuerte respaldo al gobierno de Venezuela, enfrascado en una crisis con Estados Unidos, y denunciaron lo que calificaron como «una intromisión» de Washington.
La tensión entre Washington y Caracas escaló el lunes pasado cuando el presidente Barack Obama calificó la situación en el país sudamericano como una «amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y la política externa de Estados Unidos».
«Tenemos que solidarizarnos con todos los países que están defendiendo su integridad y soberanía, rechazar con toda energía cualquier intromisión de un país en los asuntos de otro» dijo el mexicano Cuauhtémoc Cárdenas, uno de los fundadores del Partido de la Revolución Democrática.
El manifiesto final, leído al cierre del Foro en una sala colmada del teatro Cervantes, define una serie de prioridades «para guiar el ideario social y político», según señala, entre ellas la de «repudiar los intentos destituyentes».
Además, insta a «establecer límites eficaces frente al poder infinito del capital financiero, fondos buitres», así como «generar formas económicas de producción cooperativas y autogestionadas».
Consideró también primordial defender «la soberanía política, cultural y económica de los pueblos latinoamericanos y europeos», así como «realizar una crítica abierta y permanente del contenido y del régimen de propiedad de los medios masivos de comunicación».
Según los organizadores, unas 5.000 personas participaron de los tres días de debates, mientras que unas 60.000 personas de todo el mundo siguió el encuentro por internet.

El Economista

Gabriela Rivanadeira llama a jóvenes latinoamericanos a defender la integración

En el Foro “Emancipación e Igualdad”, que se realiza en el Teatro Cervantes en Argentina, la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, hizo un repaso al proceso de transformación que vive el Ecuador desde 2008 y convocó a los jóvenes del continente a defender los procesos de integración que han transformado el continente.
Ante un foro de representantes y líderes jóvenes de Argentina y diferentes países, congregados en Buenos Aires, Gabriela Rivadeneira expresó que desde 2008 el Ecuador comenzó un proceso de cambio, orientado a superar un modelo neoliberal excluyente, en que gobiernos “entreguistas” se hallaban sometidos a intereses de grupos minoritarios de poder, intereses externos y transnacionales.
“En 2008 hicimos la Constitución de Montecristi en la tierra de Eloy Alfaro, con conceptos absolutamente radicales y apegados a una transformación no únicamente de políticas u ofertas de campaña, sino por la estructuración total de un sistema, porque teníamos que erradicar bajo esa normativa que estaba implementada del capital por sobre el ser humano”, señaló.
Gabriela Rivadeneira explicó que bajo el liderazgo de Rafael Correa vino la Constitución de 2008, que promulgó la recuperación del Estado para garantizar derechos ciudadanos, convirtiendo los recursos naturales en un patrimonio nacional estratégico de uso público. También vinieron otros cambios como el reconocimiento de un Estado plurinacional e intercultural, la priorización del pago de la deuda social antes que la deuda externa y la renegociación de los contratos petroleros.
“Antes, cerca del 80% de nuestros recursos se iban a los bolsillos de las transnacionales extranjeras, además el 20% que quedaba estaba anclado al pago de esa deuda externa ilegal e inmoral”, aseveró.
En cuanto a la amplicación de derechos, la Titular del Legislativo destacó la apertura a grupos que antes se mantenían marginados, especialmente a los jóvenes, menores de 40 años, quienes ocupan altos cargos políticos. En ese ámbito refirió la conformación de la Asamblea Nacional, con 23 legisladores, de 137, menores de 35 años. Relievó además el voto facultativo de los jóvenes mayores de 16 años.
Ecuador, indicó, le apuesta a la generación de la nueva sociedad del conocimiento en donde los jóvenes “generen las destrezas y capacidades para enfrentar la transición del sistema pero sobre todo el cambio de la matriz productiva, para dejar de ser un país primario exportador”.
Para ello, destacó la creación de las universidades Yachay -Ciudad del Conocimiento-, UNAE, dirigida a docentes, Ikiam, para la investigación de la biodiversidad de la Amazonia y la Universidad de las Artes. También refirió que Ecuador ha becado a 10 mil jóvenes a las mejores universidades del mundo.
Al referirse al papel de los jóvenes latinoamericanos, Gabriela Rivadeneira, señaló que en el continente se están generando mecanismos de desarrollo apegados a las realidades y construcciones ideológico – políticas que requieren una institucionalidad nueva, distinta a la CIDH o la SIP.
“Ahora vemos la necesidad de reivindicar y crear y unirnos ante nuevos mecanismos de derechos humanos con visión desde nuestros países, con visión soberana de nuestras decisiones”, acotó.
En su intervención, la Presidenta de la Asamblea Nacional abogó por avanzar en una ciudadanía suramericana, alejada de la visión occidental de ciudadanos “legales e ilegales”. “En base a la mirada de ese mundo multipolar hemos propuesto también el debate desde la región, de la patria grande de caminar hacia ciudadanía suramericana, para, en un momento no muy lejano, cumplir esa gran utopía de la eliminación de las fronteras patrias para promover el derecho irrestricto del ser humano a la movilidad”, agregó.
Al recordar al fallecido líder venezolano Hugo Chávez, Gabriela Rivadeneira llamó a los jóvenes latinoamericanos a defender la unidad, fortaleciendo esquemas de integración como el ALBA, Unasur o la CELAC, así como en la defensa de los recursos estratégicos como el agua o el petróleo, frente a la injerencia de otros países.
La titular del Legislativo llamó, además, a la integración del continente frente a la injerencia de Estados Unidos en Venezuela. “Es el gobierno legítimo y democrático de Nicolás Maduro el que ahora necesita que todos los pueblos nos unamos en solidaridad”, acotó. “Porque la juventud es motor de la revolución tenemos que decir presente, seguir firmes, movilizados, es la tarea de la juventud”, concluyó.
El Foro Internacional “Emancipación e Igualdad” es organizado por la Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional y el Ministerio de Cultura de Argentina y reúne a pensadores de Latinoamérica y Europa, con el fin de reflexionar acerca de los procesos políticos que atraviesan los países de nuestra región y la crisis que sacude el viejo continente.
La Presidenta de la Asamblea Nacional participó como ponente en la Mesa: “La juntentud en la disputa del presente”, dentro del Foro Emancipación e Igualdad, junto a líderes como Camilia Vallejo (Chile); Íñigo Errejón (España), Alex Kiclioff (Argentina) y Marisa Matías (Portugal).

Asamblea Nacional del Ecuador

Foro K criticó a EE.UU. y se alineó a Venezuela

Políticos e intelectuales de América y Europa concluyeron ayer en Buenos Aires tres jornadas de debates sobre ideas alternativas al neoliberalismo con expresiones de apoyo al gobierno venezolano. En el Foro Emancipación e Igualdad, organizado por el gobierno kirchnerista, la diputada y dirigente estudiantil chilena Camila Vallejo, dijo que «en momentos, en donde hay señales de intentos golpistas, de poner en crisis a gobiernos que son progresistas, es justamente cuando más se necesita que la izquierda esté unida, no solo en cada nación sino como región latinoamericana». En tanto, el ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, rechazó los «innumerables ataques a los que someten a los gobiernos progresistas de América Latina» .

El País

Nuevas izquierdas y tradiciones populares en América Latina​

Los intelectuales y dirigentes políticos René Ramírez (Ecuador), Gabriela Montaño Viaña (Bolivia), Vladimir Acosta (Venezuela) y Nicolás Lynch (Perú) abrieron la jornada de viernes 13 de marzo delForo Internacional por la Emancipación y la Igualdad, que organiza el Ministerio de Cultura de la Nación, mediante la Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional.
El debate, que estuvo moderado por el politólogo y filósofo Eduardo Rinesi, giró en torno de las nuevas izquierdas y las tradiciones populares en América Latina. Haciendo foco en esos ejes, los participantes expusieron sus puntos de vista sobre la situación que atraviesa cada uno de sus países y la integración con las otras naciones de la región.
El primer orador fue Vladimir Acosta, escritor, historiador y analista político venezolano, quien enfocó su exposición en la reciente declaración de Estados Unidos referida a su país: “Hoy no quiero hablar de nuevas izquierdas y tradiciones populares, porque tengo que referirme a la amenaza que estamos sufriendo por parte del imperialismo estadounidense”, expresó al inicio de su ponencia.
Con el correr del relato, Acosta retomó los ejes temáticos sugeridos para el debate: “Hay dos aspectos que definen este proceso de integración latinoamericano: la solidaridad en primer lugar. Solidaridad fraternal, real, comprometida, no sólo discursiva. Y la idea de la Patria Grande en segundo. La idea de Patria Grande que tuvieron San Martín y Bolívar, la Patria Grande que nos permitirá lograr libertad, soberanía y justicia social”.
Sobre el cierre de su exposición, el escritor venezolano insistió con la idea de mantener a la región unida para evitar el avance de Estados Unidos. “Dividirnos nos conducirá nuevamente al colonialismo. Los problemas de cada país deben ser los problemas de todos los demás países. Los cambios que logramos en la última década deben ser irreversibles. El imperio y la derecha no volverán, estamos dispuestos a ser libres”, expresó.
La exposición de Gabriela Montaño Viaña, presidenta de la Cámara de Diputados de Bolivia y militante de derechos humanos, comenzó con un pedido del presidente Evo Morales a su par estadounidense, Barack Obama, para que se disculpe con Venezuela y con América Latina toda por su agresión, aplaudido de pie por el público del foro.
Montaño expuso el cambio de paradigma que significó el surgimiento de Morales en su país. “La tradición popular en Bolivia venía de la mano de obreros y mineros, y de repente aparecieron una nueva izquierda y nuevos movimientos sociales, que tenían una vanguardia fundamental en la clase más relegada de la historia del país: el sector indígena y campesino. Y lo primero que se planteó fue crear una asamblea constituyente. Todos nos preguntábamos qué tenía de revolucionario modificar la constitución, y ellos nos explicaron que cada vez que reclamaban un derecho, la respuesta del poder era que eso no figuraba en la carta magna, y, por eso, había que reformarla. Así entendimos que la nueva constitución significaba un nuevo pacto social y político, y que sí era revolucionarlo reformarla”.
La exposición de Montaño también se enfocó en dos grupos fundamentales y estratégicos para las izquierdas de la región: las mujeres y los jóvenes. “Tenemos que entender que las mujeres no somos uno de los sectores, sino la mitad de los sectores. No se puede ser anti-imperialistas y no ser feministas, por eso Chávez y Evo se declararon feministas”. En cuanto a los jóvenes, la diputada llamó a incorporarlos y entender que “muchos de ellos crecieron en este proceso continental y no conocen gobiernos de derecha, por eso los necesitamos para generar propuestas creativas. Somos gobierno, y necesitamos a los jóvenes para ejercer el poder”.
Montaño cerró su exposición con tres certezas que los modelos boliviano y ecuatoriano, protagonizados por mayorías indígenas y campesinas, pueden brindarle al resto de la región y a los países de Europa que están en búsqueda de un cambio de paradigma: “La primera es que el sector más marginado de la historia llegó al poder y demostró que puede gobernar bien. La segunda es que administra con y para la gente. Y la tercera es que una vez que llegó al poder tuvo que transformarse y reinventarse constantemente, pero nunca abandonó sus principios ni sus valores”.
El académico, economista y actual Secretario de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación de Ecuador, René Ramírez, instó en su disertación a los representantes de la nueva izquierda latinoamericana a buscar el ejercicio del poder: “Tenemos que dejar el romanticismo de que se puede cambiar el mundo sin tomar el poder, para cambiar al mundo hay que llegar al poder. De otra manera, se trata de una izquierda infantil”, sentenció.
Por otra parte, llamó a entender que “el capitalismo está vigente, existe y se quedará por mucho tiempo, lo que hay que pensar es cómo lo sometemos y cómo lo combatimos”. Además, explicó que uno de los principales peligros en la región es “que la derecha aprendió muy bien, sabe hacer golpes blandos y miente para llegar al poder. Tenemos que proponer nuevas estrategias para convencer a la ciudadanía que ya no recuerda cómo gobierna el neoliberalismo”.
Por último, la disertación del sociólogo peruano Nicolás Lynch giró sobre la situación que atraviesa su país, contraria a la que se vive en el resto de Latinoamérica: “Mientras en la región se vino limitando y erosionando la hegemonía neoliberal, en Perú sucede lo contrario, se asentó esa hegemonía. Se ha construido un bastión reaccionario en Lima, allí se reúne la derecha continental. Se creó un espacio de reconquista, como si hubiéramos vuelto a la época colonial”.
El pensador peruano citó como principales desafíos para la izquierda latinoamericana “generar mecanismos de participación que impidan a los sectores de derecha consumar no ya dictaduras pero sí democracias de minorías”, mejorar el modelo de desarrollo, ya que todavía no se ha logrado lidiar con el rentismo, y, por último, lograr finalmente la integración política y económica de la región.
La jornada continuó girando en torno a la temática de las nuevas izquierdas, pero en el caso de la primera mesa de la tarde, específicamente en el continente Europeo. El último debate del viernes 13 de marzo (a las 17.30) estará dedicado a la actualidad de las tradiciones emancipatorias.
El Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad tiene como objetivo poner en el centro del debate la dignidad del hombre y de los pueblos, destacando a la política como una herramienta de emancipación democrática.
Noam Chomsky (Estados Unidos), Cuauhtémoc Cárdenas (México), Emir Sader (Brasil), Iñigo Errejón (España), Álvaro García Linera (Bolivia), Piedad Córdoba (Colombia) y Gabriela Montaño (Bolivia) son solo algunos de los políticos e intelectuales que ya se presentaron en el Foro, que finalizará el sábado 14 de marzo en el Teatro Nacional Cervantes.

Pulso Ciudadano

«Si aceptamos la injerencia en Venezuela estamos aceptándola en cualquiera de nuestros países»

Para la legisladora, aceptar este tipo de injerencia implica que «estamos automáticamente aceptando injerencias en nuestros propios países», afirmó Rivadeneira, en diálogo con Télam, en el marco del Foro Internacional Emancipación e Igualdad.
«Nosotros como Estado ecuatoriano hemos sido absolutamente firmes en rechazar en primera instancia las sanciones y las declaraciones de Obama contra el pueblo de Venezuela», remarcó.
Rivadeneira destacó que ante la no concreción del encuentro de cancilleres que iba a realizarse ayer en Montevideo, «ahora Ecuador está promoviendo una reunión de cancilleres directamente por vocería del presidente Rafael Correa», informó.
«Esperamos que esa reunión de cancilleres realmente sea positiva y deje sentada la posición de la región nuevamente en insistir en la no injerencia», agregó.
Respecto de una afirmación que vertió en el Foro el periodista Ignacio Ramonet, en el sentido de que el nuevo proceso latinoamericano que ya lleva alrededor de 15 años nunca fue derrotado en las urnas, sino que los únicos casos fallidos son los de Honduras y Paraguay por golpes de Estado, la presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador dijo: «En nuestros países el pueblo despertó, son los pueblos los que ahora sostienen a sus gobiernos».
«En el caso ecuatoriano, ocho años de revolución ciudadana, diez campañas electorales ganadas justamente en pro del sostenimiento del proceso de la revolución, planteando básicamente un tema de ruptura del sistema, es decir, pasar de un sistema neoliberal, con una concepción absolutamente occidental capitalista a transitar por un proyecto del socialismo del buen vivir donde es el ser humano el centro y fin del desarrollo», añadió.
De todos modos, aseguró que «permanentemente intentan el golpe blando a través de una restauración conservadora, como los medios de comunicación monopólicos y mercantilistas también sirven de anuencias de una derecha local, anclada a una derecha internacional».
En esta línea, enumeró: «Golpe de Estado en Venezuela, golpe blando en Argentina, un intento de golpe de Estado fallido en Ecuador el 30 de septiembre».
«Las amenazas son inminentes en nuestra región y ante eso congresos como el Foro Emancipación e Igualdad ayudan a fortalecer desde la academia la conceptualización de nuestros procesos y cómo sostenerlos y plantearnos los nuevos retos», añadió.
«Uno de los logros de nuestros procesos revolucionarios de la región es que ahora son vistos como la puesta en marcha ya en el ejercicio y la práctica de modelos que resultan ser alternativos al hegemónico imperialista», dijo Rivadeneira, quien destacó que los países sudamericanos sobrellevaron la crisis mejor que los europeos.
«Que irónica es la historia, que es cíclica, en los pueblos andinos defendemos el tema de lo cíclico en la historia, y como antes países que fueron explotados por otros ahora esa historia se revierte. Y ahora países europeos están mirando las experiencias del sur como experiencias exitosas en tema de desarrollo frente a crisis».
«La llegada de partidos, movimientos o representantes de esos partidos progresistas en países europeos sin duda nosotros tenemos que asumirlo como una ganancia de los países sudamericanos», dijo la presidenta del parlamento ecuatoriano, y destacó: «Ahora hay un equipo ecuatoriano conformado por técnicos delegados por el presidente Rafael Correa para que acompañen el replanteamiento económico de (la coalición de izquierda) Syriza en Grecia frente a la crisis».
«Creemos que debe ser más allá de un orgullo vano más bien una doble responsabilidad en saber que ahora tenemos que sostener nuestros países con esa política pero además tenemos la tarea de poder compartir esas experiencias con los países europeos», manifestó Gabriela Rivadeneira.
La Legisladora ecuatoriana participará mañana a las 14 de la mesa «La Nueva Generación ante la disputa del presente», junto al ministro de Economía, Axel Kicillof; la eurodiputada portuguesa del Bloco de Esquerda Marisa Matias; y la diputada chilena Camila Vallejo, con la moderación de Ricardo Forster, secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional y organizador del Foro Internacional Emancipación e Igualdad, que se desarrolla hasta mañana en el Teatro Nacional Cervantes.

Agencia HOY

García dice que el futuro de las relaciones de América Latina se definirán en el ámbito económico

El vicepresidente Álvaro García Linera afirmó hoy por la noche que el futuro de las relaciones de América Latina se van a definir en el ámbito económico.
García Linera consideró que ese es un aspecto fundamental en el Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad, que se realiza en la ciudad argentina de Buenos Aires.
«El futuro de las relaciones de América Latina se va a definir en el ámbito económico», explicó en su intervención y recordó el proceso progresista que vive la región desde hace más de una década.
García Linera recomendó que para lograr ese objetivo los gobiernos progresistas deben tener la capacidad de crear un régimen económico sostenible, redistributivo y generador de riqueza e igualdad.
«Los gobiernos progresistas tenemos que tener la capacidad de demostrar que somos económicamente más creativos y distributivos de la riqueza», refrendó.
«Capitalismo de Estado no es igual a socialismo, nacionalizar no es igual a socialismo», ejemplificó el Vicepresidente boliviano en ese foro.
A su juicio, la única garantía de una nueva sociedad es que «la propia sociedad vaya asumiendo el control de esos mecanismos».
En esa línea, insistió en que la región no debe permitir que el despertar de las izquierdas «sea un corto verano», porque «queremos que (el proceso que vive América Latina) dure para siempre».

La Razón

Crónica del día 1

La entrada. Nervios sin empujones. Afuera, mucha gente, haciendo fila, mucha fila (más de tres cuadras), preguntando por la pantalla gigante. Un golpe de vista y vemos una en la placita de Tribunales y encima a la sombra (ya sé donde me acomodo si no puedo entrar). Adentro, entro. Casi perfecto organizado, voy directo al palco de prensa. La misma sensación que cuando uno va a un recital de rock’n’roll. Veo a mi alrededor, gente que entró con carnet de prensa, el público se muestra heterogéneo. Hay cierta ansiedad y cierto retraso en el comienzo de la 1era. conferencia. Se ven edades diversas, desde jóvenes idealistas hasta veteranos testarudos, aquellos a quienes la vida no logró doblegar, al menos en su aspecto ideológico.
En el palco de prensa se escuchan lenguas y acentos diversos. Para hacer ruido, comento en voz alta que mañana Chomsky va a estar en Filo, mi vecindad de Moore (http://en.wikipedia.org/wiki/Moore_neighborhood) (los ocho alrededor) se dan vuelta para preguntarme dónde, cómo, cuándo, qué. Para bajarles la expectativa les comento que mañana la charla es sobre lingüística. Y sí, hay una cierta desilución en sus miradas, la lingüística no es pasión de multitudes.
No pienso mantener la neutralidad ni la objetividad. Es probable que la emoción se cuele en el texto. Ahora me viene a la memoria cuando vi a Chomsky en el 96, en el Teatro San Martín, hablando sobre historia de los Estados Unidos y sobre los documentos desclasificados que mostraban las directivas yanquis que apoyaban a las dictaduras latinoamericanas de la década del 70.
Ya se va gestando el clima. Empiezan a colgar de los palcos del Cervantes, como en la cancha, las banderas de Bolivia, del Tawantinsuyu, de Evo. Veo una bandera con el mapa de Sudamérica invertido, como el de Torres García. Ahora ponen una de Nuevo Encuentro. Ahí la veo a Hebe, me dan ganas de aplaudir. (su obra y su coraje son mucho más importantes que cualquier crítica retórica que pueda endilgársele). Pero no. Soy un profesional que no se deja arrastrar por los sentimientos. Soy pura razón. Escudo el primer aplauso, alguien entró, las cabezas de abajo giran, me imagino que es Evo o algún revolucionario sandinista. Pero no. Es León Gieco. Todo bien con León, pero tampoco para aplaudirlo habiendo en la sala otras luminarias de la Left Cloud.
Ahora sí. Parece que ya comienza. La locutora enumera los temas: Emancipación, Igualdad, Juventud y la Política como herramienta de cambio. Ponen un video. Evo, Néstor, Cristina, Hugo Chávez (se escucha su voz: “alca, alca, ¡al carajo!”). Ya me emocioné. Ahora me doy cuenta… Ja, no hay troskos. Se inaugura nomás. Aparecen Aníbal Fernández, Teresa Parodi, Ricardo Forster, Tristán Bauer. Mucho aplauso fácil. Se ve que la gente está emocionada, pero evidentemente también con ganas de pensar. Ahora habla Teresa, parece que canta y la errshe corrshentina se hace latinoamericana (todos los acentos en ese fonema). Estuvieron bien los discursos de apertura, a veces un poco empalagógicos. (Es que uno pasa de la emoción al escepticismo con demasiada rapidez posmoderna, tal vez una marca generacional). Vuelvo al mood del foro. Es el turno del ministro redondo y de ricota. El aplauso más fuerte. Hay algo de rock star, en Aníbal. Pienso… guau, un Aníbal que no está debatiendo, que no está blandiendo su locuacidad. Ahora cita a Calle 13 , luego a Foucault, a Perón. Excelente oratoria, digo sin tener un gramo de originalidad.
Se viene la primera conferencia. Sube Víctor Hugo Morales y presenta a Cauhtémoc Cárdenas, a Piedad Córdoba, a Emir Sader y a Constanza Moreira. Recomienda venir al teatro Cervantes en mayo, a ver la obra Sacco y Vanzetti. Comienza hablando Cárdenas (el hijo de Lázaro Cárdenas . De repente, alguien del público le grita “Traidor”. Estupefacción general (al final vemos que sí se coló un trosko). La cosa no pasa a mayores. Hace un breve repaso de la historia de México, la Independencia, la Revolución (cuya constitución señaló el uso de los recursos naturales para el bien de todos) y el Neoliberalismo de los últimos 30 años. De este último mencionó los efectos, 50% de pobreza, 25% de indigencia, el 1% más pobre se apropia del 0.07% de la riqueza, mientras que el 1% más rico, se apropia del 9%. Dice que la economía mexicana está en muy lento crecimiento, como un arrastre de la crisis del 2008 y que la úncia solución que se le ocurre al gobierno es el recorte y el ajuste.. Nos habla del problema del narcotráfico y de los desaparecidos de Iguala. Y de como la violencia generó respuestas desde abajo, las policías comunales y las autodefensas. Otra vez la interrupción, se oye el mismo grito aislado “Traidor” (claramente es un timbre de voz trosko). Todo siguió como si nada. Nadie entendió bien a qué se refería la solitaria voz con el adjetivo. Cauhtémoc señaló que hace poco se aprobó una privatización del agua y la autorización de agentes extranjeros (obviamente norteamericanos) a portar armas dentro del país (pobre México, tan cerca de Estados Unidos y tan lejos de Dios, como decía el dictablando Porfirio Díaz. El final de su discurso fue bien arriba, con una frase de Benito Juarez, el primer presidente indígena de Latinoamérica: “El respeto al derecho ajeno es la Paz”.
Ahora es el turno de Constanza Moreira. Nos cuenta que hace muchos años, una periodista brasileña le comentaba a sus colegas uruguayos y argentinos: “yo soy el futuro de ustedes” y se refería al contraste que había en aquellos años entre el desarrollo argentino y uruguayo frente a la pobreza y a la miseria brasileña. Aún no era Brasil una potencia emergente. Y sí, sucedió la profecía y llegaron los 90. El neoliberalismo accedió a la hegemonía mediante un sinfín de promesas, ninguna cumplida. Pero en el siglo XXI algo cambió y la vieja izquierda se encontró con una nueva izquierda, Camila Vallejos y el Pepe Mujica. Y nos dijo que hoy en el parlamento uruguayo está como diputada Macarena Gelman, la nieta recuperada del extraordinario poeta Juan Gelman (http://www.juangelman.net/). Expuso que las ideas tienen que tomar cuerpo y que los grupos que antes eran subalternos, trabajadores, indígenas y mujeres, hoy forman parte del centro. Con orgullo feminista habló de la representación sustantiva. Y pidió que haya en las tomas de decisión más trabajadores, más indígenas y más mujeres. Entre los desafíos nos conminó a evitar la burocratización de las izquierdas en el poder y citó a Camila Vallejos: “hay que ceder el poder”. Reflexionó acerca del estado como instrumento para la emancipación y pidió a Naciones Unidas que así como se mide la pobreza en el mundo, se mida también la riqueza. Porque a los ricos, nadie los conoce. Por último amonestó a los intelectuales a que no lleguen tan tarde con la reflexión teórica a los acontecimientos (recordé la frase de Hegel: “el búho de Minerva levanta vuelo al atardecer”). Un lindo final con un Víctor Hugo diciendo “están en un teatro, pueden gritar: ‘Bravo’”.
Es el turno de Piedad Córdoba. Arranca diciendo que pese al neoliberalismo, el capitalismo no pudo despegar. Y que uno de los efectos de ese fracaso fue la necesidad de la multilateralidad latinoamericana. Nos recordó que cuando fue el golpe de estado en Honduras, la 4ta. flota norteamericana andaba bien cerca en el mar Caribe (y uno recuerda que en los golpes de estado de la Argentina, siempre hubo algún buque de guerra norteamericano en el estuario). Explicó que hoy en día la estrategia es la del desprestigio y que el compromiso de Washington es el debilitamiento de los procesos políticos y sociales que se dan en esta parte del mundo. El narcotráfico es la multinacional del capitalismo, que genera y utiliza paraísos fiscales y es el principal financiador del paramilitarismo en Colombia. Esta mafia del narco posee estrechos vínculos con los referentes de la derecha latinoamericana (tal vez el más conspicuo sea Álvaro Uribe Vélez). Fue muy contundente cuando dijo que en las áreas rurales colombianas el Coeficiente de Gini es de 0.88 (tomemos en cuenta que 1 es la máxima desigualdad). Acusó al ministro de defensa colombiano de solicitar el 11% del PBI y señaló que Estados Unidos ya invirtió en el área de la seguridad en Colombia, más de 10.000 millones de dólares. En América Latina hay 76 bases norteamericanas, de las cuales, 8 están en Colombia. Se alegró con las conversaciones de Paz de La Habana que está llevando a cabo el gobierno colombiano con la insurgencia armada, pero alertó que la paz en Colombia es la paz de toda la región. En el mismo sentido sistémico dijo que la caída del gobierno venezolano puede provocar un efecto dominó en todo el subcontinente (la historia claramente le da la razón). En su tono se percibía pasión, pero también encono, ya era el final de su charla y Víctor Hugo intervino, citando una frase del Galileo de Bertolt Brecht: “sérenate Galileo, no, mejor indignate vos”.
Sube al estrado Emir Sader, que nos recuerda que Piedad Córdoba tiene sus derechos políticos suspendidos, ya que no puede ejercer como senadora. Se emociona cuando recuerda sus lazos de amistad y sangre con la Argentina. Habla de los dilemas y encrucijadas que enfrenta Brasil, que son los mismos que los del resto de Latinoamérica. Lo mira a Cuahtémoc y le dice: “México se casó con Estados Unidos, pensando que era una viuda rica, pero al final era una viuda quebrada”. Uno de los problemas que tiene la derecha brasileña es que en el horizonte, en el 2018, el gran candidato es Lula. De golpe todo el teatro se da cuenta que una hilerita de pañuelos blancos entran en silencio y allí estalal el aplauso, público y conferencistas. Sigue el discurso. Las políticas que se aplicaron en los últimos años en Latinoamérica son la herencia de la Europa Keynesiana. El nuevo capitalismo global nos ofrece la utopía del Shopping Center. Y ese es el campo de batalla, el ideológico. Desde ese lugar, el american way of life, es la dominación. En este nuevo escenario el sector financiero se ocupa únicamente de la especulación. Ya no se invierte en manufacturas o en tecnologías y es necesario quebrar la espina dorsal del capitalismo especulativo. Una de las deudas de los gobiernos de Lula y de Dilma es la falta de una Ley de Medios. Sin ella, no hay democratización posible. Nuestros países deben unirse para poder enfrentar al capitalismo internacional, la integración regional es la clave del triunfo. Estallan los aplausos. El final apoteótico con Sader haciendo los dedos en V (¿de la victoria, del peronismo, de ambos?) y un abrazo interminable con Hebe y del resto de los panelistas con el resto de las Madres que allí estaban. Y el final apoteótico con el teatro cantando la Marcha Peronista. Sí, por tercera vez insisto, apoteótico.
Viene el intervalo. Salgo del palco y busco el espacio fumador. Lo encuentro en el garage del teatro. Esto es muy importante para quien, como yo, hace del placer una dependencia y un vicio… Paso por el baño y vuelvo a mi lugar. Ojo, se están apagando las luces. Chomsky va a hablar en inglés, no pido auriculares, me canchereo a mí mismo, vamos a ver como me va.
Empieza hablando Anthony Arnove, hace una introducción del extenso curriculum de Noam y nos recuerda que la guerra de Vietnam no fue un trágico error sino una expresión más del capitalismo. Ahora sí, parece que sí.
Estamos todos emocionados, caluroso aplauso y comienza la conferencia. Va a hablar de la ecolución del sistema mundial luego de la Seguda Guerra Mundial. Estados Unidos sale del conflicto con un poder descomunal, una clara preeminencia militar y un boom económico. Y sale también con una clara estrategia, satisfacer a cualquier precio las necesidades y los intereses norteamericanos. Cualquier intento de soberanía que pudiera poner en peligro esos intereses era reprimido. Según ese esquema, cada región del mundo cumplía un papel dentro de la maquinaria norteamericana. Para Latinoamérica se estableció un sistema abierto directamente a las necesidades yanquis aunque para ello fuera necesario violar hasta los derechos humanos. Los principales beneficiarios de esta política fueron claramente los inversores norteamericanos y los pueblos del continente. Señaló que por primera vez en la historia en el 2012 en una conferencia de todos los mandatarios de América, los Estados Unidos y Canadá quedaron aislados en relación a tres puntos: la estrategia de la guerra contra las drogas, la situación de las Islas Malvinas y las relaciones con Cuba. Esto es un indicio de la decadencia del poderío yanqui. Al mismo tiempo se observa el crecimiento de China, que a su vez enfrenta desafíos y problemas serios internos. Comentó que cuando fue la Independencia de China en 1949, los documentos oficiales norteamericanos hablaban de la “pérdida” de China, lo cual implicaba, lingüísticamente que había una idea de posesión previa. Estados Unidos realmente pensaba que el mundo era suyo. Continúa comentando que pese a la caída de la Unión Soviética a comienzos de los años 90, la política exterior de EEUU se mantuvo inalterada. Las fuerzas de ocupación se mantuvieron y el ritmo de fabricación de armas de destrucción masiva también continuó. La OTAN se expandió hacia el Este. Pero los efectos del triunfo en la Segunda Guerra Mundial no sólo impactaron en el exterior, debido al carácter de potencia mundial, sino que se manifestaron también en el interior. De a poco se fueron eliminando las reformas del New Deal y en la década del 50 hubo una histeria anticomunista que llevó al exilio a muchos intelectuales. A finales de la década del 70 hubo un asalto neoliberal, de la mano de Reagan. Se eliminaron las regulaciones financieras y de ese modo se establecieron las bases para las futuras crisis. Hoy en día la humanidad enfrenta dos grandes problemas, las catástrofes ambientales y el peligro de la guerra nuclear. Un general yanqui dijo que es posible sobrevivir a una hecatombe de esas magnitudes si se combinan habilidades, suerte y la intervención divina. Si bien desde 1996 hay tratados de no proliferación de armas atómcias, Estados Unidos hace caso omiso a las cortes internacionales. Hoy día, dijo gobiernan las plutocracias globales que se hacen llamar “democracias”. Por último mencionó que en la última conferencia de Davos, no se plantearon como desafíos, el calentamiento global o las armas de destrucción masiva, sino el “exceso de regulación”. Esa es la única preocupación de los poderosos del mundo. Ese fue el final y entre aplausos y “bravos” el abuelito sabio partió. Y este cronista también. Veremos mañana qué sucede.

Leedor

Tercera jornada, todas las conferencias

Segunda jornada, todas las conferencias

 

Primera jornada, todas las conferencias

También podría gustarte