Lecturas públicas de la obra de Asturias

705

El mejor homenaje a un escritor es leer su obra. La comunidad de lectores de Guatemala propone al criterio de la escrutadora y particular perspectiva óptica del público la obra “Páginas de Lumbre” una compilación de textos de Miguel Ángel Asturias (1899-1974) premio Nobel de Literatura 1967.
Dadas las circunstancias, la coyuntura, las efemérides, la alusión de los lectores, el clamor popular; pero sobre todo, a la colaboración de la editorial Cultura al donar varios ejemplares de la obra “Páginas de Lumbre”; para celebrar adecuadamente el Día Internacional del Libro y de los derechos de autor, el círculo de lectores del Vagón ha decidido usar este libro para la lectura del mes.
Entre el lirismo de su prosa y poesía y dejándose llevar por las calles de la antañona ciudad, al paso acompasado de los ecos de una lejana carreta que recorrerá con parsimonia, el ritmo cadencioso de su narrativa.

Contraportada de la obra

El valor y la importancia de la obra literaria del poeta, novelista, dramaturgo y periodista Miguel Ángel Asturias (Guatemala 1899 – Madrid 1974), resaltan cuando lo situamos en su época; el maestro fue contemporáneo de algunos de los más sobresalientes poetas y escritores guatemaltecos del siglo veinte: Luis Cardoza y Aragón, Rafael Arévalo Martínez, César Brañas, Flavio Herrera, para citar algunos nombres ilustres.
Asturias fue un gran innovador de la poesía y de la narrativa hispanoamericana incorporó en su obra muchísimas expresiones del habla popular de su tiempo; era un buen conocedor de la literatura española del Siglo de Oro; además, gracias a su relación con escritores vanguardistas en Francia, utilizó en sus creaciones valiosos recursos y técnicas que, con su genio, le permitieron lograr hermosas y memorables páginas.
En las páginas de nuestro Premio Nobel de Literatura que fueron seleccionadas para la presente edición, se presentan poemas y unos fragmentos de las célebres Leyendas de Guatemala (1930 – 1931), así como una cronología del maestro.
En los poemas incluidos aquí saltan al oído -y “a la vista”- algunas características del estilo de Asturias como su extraordinaria riqueza verbal; el ritmo y el sonido de sus versos delirantes; las imágenes insólitas oníricas y, como en toda poesía verdadera, una dimensión trascendental; el amor apasionado a Guatemala; el clima “ceremonial” –como si fuera una música producida por instrumentos de percusión– del canto a Tecún Umán; la herida incurable del exilio; las “letanías” a Simón Bolívar, escritas como una oración cristiana. También hay algunos poemas escritos en otro estilo. “En el caso de hablar”, “Caudal” (de Sien de Alondra), quizás más sencillos pero muy hondos.
Siempre, siempre, Asturias escribe como sí hablara dormido.

Círculo de Lectores del Vagón

Sábados: 9 y 23 de mayo, 10:30 a.m.
Museo del Ferrocarril, 9a. ave. “A” 18-03 z. 1;
Entrada al museo Q. 2.00.

También podría gustarte