Puerto Rico: el arte como expresión anticolonialista

1.148

La capacidad creadora de un país

“Que pese a todo, sin  casi nada, persistimos”

Esa fue una de las frases que emitió ayer el laureado escritor puertorriqueño Eduardo Lalo mientras alentaba a los graduandos de la Escuela de Artes Plásticas (EAP) a emular las acciones de artistas que se sublevaron. Esos que más allá de pensar en que tenían una vida “gris y amarga” no cesaron de hacer arte como única expresión de libertad.

El orador de la cuadragésima quinta colación de grados de la única institución superior de la Isla dedicada a la enseñanza del arte y diseño preparó un escrito titulado En los nudos de la madera de los sueños, que instó a los próximos a graduarse a persistir en el trayecto. “Como sus profesores que hace un tiempo lucharon por mantener este desarrollo humanístico, no se satisfagan con nada menor ni renuncien a la plenitud de sus deseos”, les enunció.

Paso seguido les platicó de las hazañas de Francisco Oller, Francisco Matos Paoli, Myrna Báez, entre otros artistas puertorriqueños mundialmente reconocidos que han dejado un legado que enaltece nuestra capacidad como país.

“Sin ellos seríamos la caricatura indignante que nos representa diariamente como si necesitáramos ser salvados por el imperio”, afirmó el ganador del premio Rómulo Gallegos en el 2013.

A sus gestos y palabras los estudiantes miraban y escuchaban perplejos. En su mirada se veía ese brillo que brota cuando alguien describe lo que se siente, lo que quizás se ha callado. Sin embargo, uno de los graduados, antes de que Lalo se expresara, tuvo la oportunidad de expresar su sentir.

Se trata del joven Genaro Ramos Cosio, quien instó a sus compañeros a no olvidar el aprendizaje del salón de clases ni la pasión y el alto sentido de responsabilidad que debe tener un artista. “Pero más que nada hay que tener sensibilidad y sabiduría para aclimatarnos a las nuevas tecnologías”, expresó con una sonrisa ante quienes le demostraron empatía y apoyo durante el breve discurso.

Fueron 58 los jóvenes que ayer obtuvieron un grado universitario en arte digital, pintura, diseño de moda, diseño industrial, escultura, pintura y educación en arte. Esta multitud, aseguró el rector interino Carlos Rivera, pone de manifiesto el compromiso de la EAP con el desarrollo pleno de mejores artistas, diseñadores y maestros de arte en Puerto Rico.

Es gracias a esa entrega de la facultad de la EAP que los graduados de diseño de modas tienen la oportunidad de laborar para diseñadores renombrados internacionalmente como Reina Mora. Así lo explicó la recién graduada Susana I. Cumba Rodríguez, quien comentó “le debo a la Escuela el desenvolverme en lo que me gusta alrededor de personas que comparten mis sueños”.

Al igual que otros graduandos como Idelize Rodríguez Rivera, quien pensó en estudiar Administración de Empresas en la Universidad de Puerto Rico, Cumba tenía en mente otra carrera. Su amor por los animales la llevó a querer ser veterinaria, pero al no tolerar verlos sufrir eligió otra ruta llena de creatividad: el diseño de modas.

Otro caso similar es el de Ilsa M. Colón Santiago, de 33 años, quien comenzó sus estudios universitarios en Biología en la Inter de Bayamón. No obstante, narró su padre, Ebanisto Colón, “la carga académica era demasiado fuerte y le afectaba. Así que decidió estudiar arte, una carrera en la que sabía que triunfaría porque podía ver cuánto le gustaba”.

Esta decisión al parecer era la indicada. La joven ya realizó un libro para estudiantes con diseños e imágenes, que según su madre, Elba Santiago, demuestra su “potencialidad” en el diseño gráfico y en el arte digital. De hecho, -agregó Santiago- el encargado de reproducir el texto le ofreció empleo.

Y así luego de contarle a este medio historias de talento y creatividad, los asistentes de la graduación se abrazaron, rieron y hasta lloraron. En ese instante ningún pensamiento sobre la incertidumbre económica actual pudo contrarrestar el hecho del crecimiento cultural isleño. Como dijo Lalo “si deponemos de toda esperanza, recordemos que tenemos cultura”.

El Nuevo Día

También podría gustarte