Colombia: la historia de Medellín a través del baile

Desde hoy, el Ballet Folklórico de Antioquia comenzará a festejar, con sus presentaciones, la Feria de las Flores.

¿Cómo contar la historia de Medellín a través de la danza?, es la pregunta que quiere responder el Ballet Folklórico de Antioquia con la temporada 2015 de su espectáculo Vive Medellín, que será presentado hoy, mañana, y los días 1, 5, 6, 7, 8, 13, 14, 15, 20 y 27 de agosto, a las 8:00 p.m., en su Café-Teatro de El Poblado.

“Tenemos innovaciones como Macheteros, es una coreografía que cuenta el trabajo de los agricultores, de los pueblos que se dedican al café, los bailes muy de campo, de los que tienen que machetear para abrir caminos. Después, en los años 90, la época complicada de Medellín, tenemos una coreografía del rap nueva, la cambiamos”, relata María Rovira, directora artística del Ballet Folklórico.

Para ella, quienes ya han visto Vive Medellín se van a “sorprender, ya que podrán ver una nueva manera de danzar de los bailarines, ya que nos pusimos en la tarea de formarlos en ballet y en danza contemporánea, y hoy, yo que he estado en ballets de todo el mundo, puedo decir que no tienen nada que envidiarles en el ámbito técnico”, asegura.

Medellín a través de la danza

La intención principal de Vive Medellín es contar la historia de la ciudad, que va desde el prehispánico, desde la coreografía indígena, hasta un homenaje a la Feria de las Flores, con el que vuelve al presente.

“Tenemos lo indígena, esos bailes prehispánicos, después tenemos otros de la ciudad cuando pasa a ser una villa española, luego tenemos momentos como el tango, la salsa y otros ritmos que han hecho parte de la historia de la ciudad; sin dejar de mencionar el rap que está en lo urbano”, enfatiza Rovira.

En cuanto a lo musical, Juan Pablo Acosta, director musical del Ballet Folklórico de Antioquia y la agrupación Tierradentro, que está encargada de la música de Vive Medellín, explica que “los ritmos son también una forma de contar la transformación de la ciudad, y por qué hoy existe un híbrido en los gustos musicales de la gente”.

“Estuvimos investigando sobre el tema, y nos encontramos con que muchos de los ritmos del cacique Nutibara, que es la herencia indígena de Medellín, no se conocen, no hay registros de ellos, por lo que aludimos con instrumentos como la marimba, como los tambores. También, reconocimos lo que significa el tango, lo que significa la salsa para la ciudad y por ello todo está presente”, concluye.

El Mundo

También podría gustarte