Costa Rica tiene su día nacional de la Marimba

1.569

otenciar el reconocimiento de la tradición de la marimba costarricense, con un enfoque  de  derecho cultural, para su salvaguarda y disfrute por parte de las generaciones actuales y futuras, es lo que pretende el Gobierno de la República al declarar el 25 de julio como “Día de la Marimba Patrimonio Cultural de la Nación”.

El decreto fue firmado por el Presidente Luis Guillermo Solís y la Ministra de Cultura y Juventud, Sylvie Durán, este 25 de julio, durante la Sesión Solemne del Concejo Municipal, en el marco del 191 aniversario de la incorporación del Partido de Nicoya a Costa Rica.

La tradición de la marimba es de evidente trascendencia para la cultura costarricense en los ámbitos musical, artesanal y simbólico, desde épocas remotas y cuenta con especial presencia en la provincia de Guanacaste, pero también en Puntarenas, Valle Central, y otros territorios del país, especialmente en actividades de carácter festivo en las comunidades.

La importancia cultural de la marimba se ha reconocido con sendos señalamientos, tanto a la marimba como “instrumento musical nacional”, desde el 9 de agosto de 1996; como a los intérpretes del instrumento, a través de la declaratoria del  “Día Nacional del Marimbista”, planteada por decreto ejecutivo el 12 de agosto del 2004.

AMPLIA E  INTEGRA TRADICIÓN

¿Para qué el nuevo documento? Este decreto amplía e integra aspectos al reconocer que la tradición de la marimba se sustenta en la relación entre los conocimientos y las habilidades de sus constructores -marimberos-,  la creatividad y destrezas de sus intérpretes –marimbistas- y, los elementos que, provistos por la naturaleza, son necesarios para darle vida al instrumento musical,  con lo que patrimonio cultural y natural del país constituyen un binomio inseparable.

“Encauza una responsabilidad fundamental”, expresó Sylvie Durán, Ministra de Cultura y Juventud, al señalar que  “para poner en valor nuestro patrimonio y a sus portadoras y portadores, debemos trabajar como Estado para trascender el reconocimiento simbólico y la divulgación y asegurar acciones integrales y concretas de salvaguarda y puesta en valor”.

Costa Rica cuenta con diferentes tipos de declaratoria a cargo de entidades públicas, tales como declaratorias de Símbolo Nacional por la Asamblea Legislativa; decretos que establecen fechas de honor por el Poder Ejecutivo y declaraciones de patrimonio, tanto arquitectónico como inmaterial, por el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural y la Comisión Nacional del Patrimonio Cultural Inmaterial. “Debemos potenciar estos instrumentos para la sensibilización de distintos sectores y como puerta a la creación de planes de gestión y salvaguarda”, aseguró la Ministra Durán.

PROCESOS DE PARTICIPACIÒN EN PUESTA DE VALOR CULTURAL

Con ese fin, en el caso del patrimonio inmaterial, Costa Rica se ha adherido a la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI), (UNESCO, 2003), ratificada por el país en febrero de 2007, una herramienta internacional que promueve la gestión integral de este tipo de patrimonio y cuya aplicación será fortalecida como prioridad de la actual administración.

En apego a lo establecido por esa Convención, un plan de salvaguarda incluye “la identificación, documentación, investigación, preservación, protección, promoción, valorización, transmisión -a través de la enseñanza formal y no formal- y revitalización de este patrimonio”, “Se trata, en todos los casos, de tareas en la que diversas instancias somos co-responsables: gobiernos locales, líderes políticos y civiles, sectores cultural, educativo, ambiental y turístico, medios y ciudadanía”, comentó la Ministra. “Avanzamos con nuestros colegas de varios ministerios con esa intención. Asimismo con Municipalidades y sociedad civil organizada”.

La ministra de Cultura y Juventud agregó que un aspecto central de la Convención es que “debe darse el protagonismo a los cultores y practicantes de la tradición”, en el proceso de salvaguarda de prácticas que, como la de la marimba, son heredadas de generación en generación y representan hitos para las identidades locales y el acervo multicultural de la Nación.

De acuerdo con  la Convención, son los portadores y las fuerzas vivas organizadas de la comunidad, las que arrancan el proceso de declaratoria, manifestando al Estado su interés a través de la petitoria con un pliego firmado al Ejecutivo, dirigido a la Comisión Nacional de Patrimonio Cultural Inmaterial, con sede en el Centro de Patrimonio o al MCJ

Desde el MCJ se invita a representantes y líderes de las fuerzas vivas de la provincia de Guanacaste y del país, a conocer y promover ese proceso. Con ese fin, el 25 de julio, tras los eventos de Nicoya, la ministra visitará la comunidad de Limonal de Abangares, donde se celebra el Festival de la Marimba, una iniciativa ciudadana con siete ediciones de realización, que cuenta este año con la participación de más de 20 marimbas y dos centenares de marimbistas.

OTRAS ACCIONES

Entre el 15 y el 17 de julio anteriores, el Centro de Patrimonio organizó en colaboración con la UNESCO el “I Taller sobre Inventarios de Patrimonio Cultural Inmaterial”, con la especialista internacional Ismenia Toledo y la participación de cultores y promotores de las tradiciones ya declaradas o en proceso, tales como el Tope de Toros  de Liberia, la Festividad de Nuestra Señorita Virgen de Guadalupe, el Swing Criollo, el Boyeo y Carreta, el Calipso, entre otras.

En conjunto  con el Ministro de Ciencia y Tecnología, Marcelo Jenkins y el Viceministro de Paz, Víctor Ramírez, la Ministra visitó el 24 de julio el Centro Cívico por la Paz de Santa Cruz que, entre sus muchos servicios, contará con espacios para la práctica y la transmisión de conocimientos alrededor de la marimba.

El Centro Cívico por la Paz de Santa Cruz está actualmente en construcción, -de forma simultánea al de Aguas Zarcas de San Carlos-. Se trata de un espacio cultural multivalente que se cogestionará entre instituciones locales y centrales y ofrecerá diversos servicios que van desde un centro de mediación a la atención a los más pequeños, a través de la Red de Cuido, al programa SINEM, espacios de formación visual de la Escuela Casa del Artista, además de espacios de tecnología y recreo para el encuentro social y la participación cultural. Se trabaja actualmente en fortalecer el componente tecnológico como recurso para acercar y potenciar el vínculo de los jóvenes con las prácticas culturales locales y tradicionales.

Presidencia Costa Rica

También podría gustarte