Paula Ilabaca: la poeta de una generación chilena

Paula Ilabaca: «Me gustaría que ésta fuese la novela de mi generación»

 

Terminaba la década del 90 y un grupo de veinteañeros se juntaba todas las semanas en el taller de poesía de Sergio Parra. Luego, cada uno seguiría su propio camino. Pablo Paredes se convirtió en dramaturgo, Héctor Hernández destacaría en la poesía como también Gladys González y Paula Ilabaca. Su generación fue llamada de la Novísima poesía chilena.

Paula Ilabaca (1979), licenciada en literatura, sería elogiada en la escena literaria con poemarios como La ciudad Lucía y La perla suelta.

“Fueron años fundamentales y preciosos. Sentir que la estábamos rompiendo, pero a la vez la enseñanza de Parra fue esencial. Decirnos que antes hubieron otros. Nos enseñó la tradición, pero también a ser libres”, dice Ilabaca y pasa a hablar de su primera novela que esta semana llega a librerías editada por Emecé. Será presentada el miércoles, a las 19:30 hrs, en la Casa Colorada.

Se llama La regla de los nueve. En sus páginas está el ambiente de la fiesta de un grupo de amigos. Pero el libro es también la historia de una madre y su hijo Gabriel, quienes viven en una villa en  la comuna de La Florida. El diario personal del joven se funde con un relato policial que define el destino de sus protagonistas.

Durante 10 años Ilabaca hizo clases de comunicación en la PDI. Su padre es perito en huellas. Con el tiempo, la poeta estudiaría criminalística en la Policía de Investigaciones. “Era alucinante. Un trabajo precioso, el conocer cómo van apareciendo los detalles de un caso. Lograr entender cómo se estudia el lugar del crimen”, cuenta la escritora que incluye en su novela al detective Leiva y al Subcomisario Cuevas.

“Hablar de cuerpos quemados, cuerpos cercenados, cuerpos electrocutados mientras se comía, era una costumbre casi ritual con la que todos cumplíamos siempre”, dice uno de los policías. Un cuerpo quemado será el desenlace de La regla de los nueve.

“La poesía fue el inicio de muchas cosas. Escribir esta novela fue muy poético. Esa época de los 90 fue bella. Esta novela es sobre la noche de la poesía chilena de esos años. Me gustaría que fuese la novela de mi generación”, dice Ilabaca, quien le dedica el libro “a los Dióscuros”. Así se hacía llamar el grupo de amigos que compartían el fervor por la poesía en los 90, que ahora regresa.

La Tercera

También podría gustarte