«A dos voces» el espectáculo de música y poesía de Benedetti y Daniel Viglietti que recorrió el mundo por más de 20 años

1.607
En Contexto
Mario Benedetti nació en Montevideo, Uruguay, el 14 de septiembre de 1920. Escribió con igual talento y suceso poesía, cuento, novela, ensayo y crítica literaria. Fue humorista, bajo el seudónimo Damocles, en las revistas Marcha y Peloduro. Consecuente militante de izquierda, vivió en el exilio durante más de diez años. Muchas veces menospreciado por su estilo conversacional, su capacidad de moverse de un género a otro sin consagrarse como figura consular en ninguno frente a otras plumas latinoamericanas, Benedetti es dueño de una palabra que trasciende su ciudad y su momento. En estos tiempos en que la poesía se convierte nuevamente en una estética fundamentalmente para ser dicha públicamente, los versos de Benedetti tienen una vigencia incomparable.

En 1985 el sello uruguayo Orfeo editaba un disco long play de vinilo (dos volúmenes en formato casete) destinado a cambiar la historia de la canción latinoamericana. Un importante testimonio de una generación de artistas comprometidos que intentaron cambiar sino el mundo por lo menos su lugar en ello. Un dialogo a dos voces entre el poeta Mario Benedetti y el cantautor Daniel Viglietti. Apenas un año antes, con el regreso de la democracia en Uruguay, los dos, junto a artistas de la talla de Alfredo Zitarrosa, José Carbajal “El Sabalero”, Pepe Guerra y Braulio López de Los Olimareños y Jaime Roos, podían por fin volver a pisar el suelo de su querida tierra. Así comenzaba la historia de A dos voces, un recital de poesía y música estrenado por Benedetti y Viglietti por primera vez en México en 1978 y luego en el Estadio de Obras Sanitarias de Buenos Aires (1984) y por fin en el Cine 18 de Julio de Montevideo (1985).

Una consagración que llevará los dos artistas a viajar por el mundo durante casi dos décadas y a exhibirse también aquí en España, en los míticos conciertos de Almería (1995) y Alicante (1996 y 2002). Con canciones como Anaclara, No tan gotán, Declaración de amor a Nicaragua, Soledad Barret, Canción nueva, Otra voz canta, Por todo Chile, Por ellos canto, alternadas a la profunda ironía y sensibilidad de los versos de Benedetti, Uruguay nos regalaba una de las joyas más preciosas, comprometidas y estremecedoras de su arte.

Café del Sur

También podría gustarte