Con música y danza afro se abrió el encuentro ‘Expresiones Negras’ en Guayaquil, Ecuador

Marimbas y tamboras se tomaron la mañana de este viernes 24 de septiembre, la esquina noroeste de las calles Boyacá y 10 de Agosto, en el centro de Guayaquil, donde bailarines esmeraldeños sorprendieron a los transeúntes con una muestra de danza tradicional.

Las mujeres desplegaron polleras verdes y los hombres agitaron sus sombreros ante la mirada de los curiosos que se agolparon a tomar fotos y grabar videos con sus celulares. Los integrantes del grupo Muquempe, de la Universidad Técnica Luís Vargas Torres de Esmeraldas, sacaron a bailar en plena acera a los espectadores. La intervención callejera abrió el Décimo Circuito Internacional Afro ‘Expresiones Negras’, un encuentro que plantea para este sábado una jornada de diálogo y para el domingo un festival que incluye exposición de gastronomía, moda, prácticas espirituales y artesanías afroecuatorianas.

“Traemos la cadencia y alegría contagiante del pueblo de Esmeraldas. La idea es unir no solo al pueblo afro, sino también a la comunidad diversa”, dijo María de Lourdes Valencia, coordinadora del grupo de danza. La profesora indicó que la danza folclórica afroecuatoriana tiene mucho de mestizaje. “Las faldas largas y las blusas con vuelo tienen influencia española; el pañolón, los instrumentos y buena parte de los movimientos hacen parte de nuestra herencia africana. Y también bailamos andarele, de origen indígena, porque para nosotros es el sanjuanito costeño”, explicó.

El Circuito Afro ‘Expresiones Negras’ cuenta este año con invitados de Cuenca, Esmeraldas y del Valle del Chota, además de agrupaciones guayaquileñas y una ponente de Brasil. El objetivo del encuentro “es contribuir a ampliar el conocimiento de la cultura ancestral afro” y abrir un espacio de integración, según Elena Hurtado, directora de la Fundación de Desarrollo Integral para el Negro Ecuatoriano (Fudine).

El encuentro propone este sábado 26 de septiembre, desde las 9:00, una serie de conversatorios en el Museo Municipal de Guayaquil (calle Sucre y Chile). Mientras que el domingo 27, desde las 09:00, se organizará un festival de expresiones afroecuatorianas en el Centro Cívico (Av. Quito y Bolivia). Las actividades son de ingreso libre.

Publicado en El Comercio

Un alegre pregón afro estuvo en zona céntrica de Guayaquil

Ayer en la esquina de las calles 10 de agosto y Boyacá -en pleno centro de la urbe- hubo una presentación sobre la cultura afrodescendiente. Desde las 11:15 hasta las 12:00, un conjunto estudiantil de la Universidad Luis Vargas Torres con sonrisas del tamaño de una avenida recitaba cumplidos entre gestos danzísticos de un baile muy ameno que trajo el sol, ausente hasta ese momento de la mañana.

Este colectivo de 26 integrantes, que tiene por nombre Muquempe (un camarón que se lo pesca en los ríos) vino desde la provincia de Esmeraldas invitado por la Fundación de Desarrollo Integral para el Negro Ecuatoriano (Fudine) con el objetivo de acercar costumbres entre sectores sociales logrando festejar la diferencia dentro de la diversidad.

Este acto dio inicio al décimo Circuito Internacional Afro que va a difundir las expresiones identitarias durante tres días. Para hoy se tiene previsto un conversatorio desde las 09:00 en el Museo Municipal de la Biblioteca de Guayaquil, y para mañana un atractivo festival a la misma hora en el Teatro Centro Cívico donde habrán platos típicos, desfiles de moda y artesanías.

María de Lourdes Valencia es una docente de Danza Ancestral que regresó al país hace un año desde Francia por un compromiso personal de aporte a la sociedad. Ella también es parte del grupo Piel de Tambores que se presenta en Europa, y fue quien preparó al estudiantado en talleres de en danza, canto, guitarra, órgano, piano y la marimba como instrumento tradicional. Opina que lo que la motiva es fundamentalmente la vinculación social: “Me gusta ayudar a la promoción y los procesos afros como lo hace Elena”.

Elena Hurtado, coordinadora de Fudine, sostiene que esta actividad tiene por motivo la integración: “Estamos vendiendo nuestra imagen para que vean la cultura con la que contamos y la puedan admirar”. Comenta que se los ha estimulado para que presentaran proyectos de este tipo al ministerio de Cultura, pero “he ido todo este mes y les he dicho que si no nos van a dar, por lo menos dennos respuesta. No pudo venir el Congo, Haití y Cuba, porque no se tuvo recursos económicos”.

El Movimiento Afro del Azuay manifestó que la cosmovisión se traduce en la conexión con el entorno natural, en entender la ingesta de alimentos con un estado espiritual; asimismo, asimila que es un pueblo alegre, trabajador y con conciencia política.

El espectador Segundo Quinto, de 65 años mencionó que “soy un admirador del pueblo afro, es lo más lindo”. El conjunto bailandero recitó coplas como: “Me subí por un bejuco y me bajé por un limón, por darte un beso, casi que me mato mujerón”.

Publicado en PP El Verdadero
También podría gustarte