Reflexiones sobre la TV paraguaya del presente

849

“Los 50 años de la historia de la TV no solo corresponde al Canal 9. Este canal fue el primero, pero ciertamente todos los canales de aire del país tienen su papel fundamental en el proceso histórico que vivimos desde entonces; es decir, el proceso de construcción de Itaipú, parte de lo que vivimos durante el gobierno de Stroessner, su caída, la venida del papa Juan Pablo II, entre varios otros que fueron preponderantes para llegar hasta donde estamos ahora”, comenzó relatando Marcelo Fleitas, director-presidente del Sistema Nacional de Televisión (SNT) Cerro Corá. “La realidad es que la televisión de aire, con los cambios actuales y todo, es un eco de la sociedad. Es decir, la sociedad dictamina lo que encontramos como contenido, todos los días en la televisión”, agregó.
El próximo 29 de setiembre, el canal cumplirá 50 años en el aire de las grillas nacionales, con varias propuestas que van desde las producciones nacionales como los noticieros, hasta las grandes producciones internacionales, como la recordada novela “Avenida Brasil”, que logró romper récord de audiencia. Actualmente, el canal cuenta con una red de repetidoras en Ciudad del Este, Encarnación, Villarrica, San Ignacio, Canindeyú, Concepción, Amambay, Pedro Juan Caballero, Santaní, Chaco y Vallemí, lo que permite que su grilla llegue a todo el país.

AUDIOVISUAL ES EMOCIÓN
“Si bien la gente se puede enterar de todo lo que pasa, ya sea a través de medios escritos, medios radiales, y hoy en día, medios digitales, a través del audiovisual es que se puede encontrar todas las sensaciones y las emociones. Es por eso que la TV hace eco de los reclamos sociales, y puede salvaguardar los intereses de la gente”, reflexionó.

FUTURO
En cuanto a las distintas discusiones que se dan, sobre si la TV logrará sobrevivir a los embates de los cambios digitales, Fleitas manifestó, “yo no creo que la televisión vaya a morir, así como tal. Hoy en día, la TV apunta a ser más importante y más grande, y va ir transformándose, a pesar de los cambios por los que está atravesando actualmente la tecnología. La fuerza de la TV radica en la capacidad logística que tenga de poder desarrollar una producción en una locación local; es decir, la televisión abierta es la única que nos permite, ahora mismo, poder llevar informes en vivo desde puntos específicos, con una gran calidad. A eso le podemos agregar, al archivo que se puede alojar con la infraestructura”, destacó.
En cuanto al público que consumirá la TV en el futuro, el director señaló, “una cosa que cambió, por ejemplo, es que el público ya no es simplemente un ‘televidente’, porque a pesar de que el material pudo haber sido generado en televisión, ahora los mismos medios permiten que una misma persona pueda adquirir el material por diferentes plataformas; es decir, a través de un twit, a través de un post de Facebook, o mismo a través de las radios y diarios impresos o páginas de internet, lo que hace que el público ya no absorba material por una sola plataforma. Ese ya es un cambio actual, y nuestro producto está mutando en respuesta a eso. No obstante, es que todo ese material, tiene su pilar en la televisión”, aseguró.

CONTENIDO
En cuanto a la programación, Fleitas manifestó que por de pronto, los denominados “enlatados” son necesarios, para poder mantener las producciones locales, debido a sus altos costos, “todo al fin y al cabo gira en el valor de la industria. Alguien que apueste por las producciones locales, debe ver una rentabilidad. Y por ahí viene la mano con el desacuerdo con las cableoperadoras, porque la televisión abierta corre con los gastos de producción de cada programa, y al retrasmitirla de forma gratuita, las cableoperadoras se quedan con la rentabilidad que pueda tener ese programa, en base a los derechos de autor locales”, espetó. “Es decir, nosotros transmitimos los programas de forma gratuita a través de nuestra propia red, por lo que podemos solventar los costos con la publicidad que eso nos genera, pero al no poder mantener los derechos de autor para nosotros se genera un desequilibrio”, agregó.
“Tenemos que tener en cuenta que más del 55% de los televidentes que tienen cable, miran televisión abierta, y ellos cobran para que se muestren ese mismo canal que nosotros difundimos por nuestros medios. No obstante, no estamos pidiendo el 50% de sus ganancias, porque eso no sería justo, pero pedimos que se paguen los derechos correspondientes, y de esa forma, poder tener más programas locales, y mejorar nuestras propuestas audiovisuales”, subrayó.

Publicado en La Nación
También podría gustarte