Una convención de tatuadores en la Mitad del Mundo

La mitad del mundo es, por tercera ocasión, el escenario en que se reúnen los mejores expositores del tatuaje de varios países de América, en una convención que por tres días congregará a artistas, modelos, desfiles, shows en vivo y tiendas especializadas en accesorios para tattoo, piercing, suspensiones y ropa.

Karla Cuatín, organizadora del evento, dijo a Andes que la idea de este año es “hacer una convención de talla internacional porque la calidad del tatuaje ecuatoriano se lo merece”.

Ella considera que es necesario apoyar iniciativas alternas como la Convención Internacional del Tatuaje ‘Mitad del Mundo’, «porque se ayuda a que la gente desmitifique al tatuaje y se lo comience a ver como un arte, y que el tipo de personas que hacemos esto no somos cualquiera, sino somos gente preparada que espera que su trabajo sea valorado”.

Un tatuador cuenta una historia, la piel de sus clientes se convierte, durante varias horas, en un lienzo vivo sobre el que se dibujan los detalles de relatos hechos con trazos únicos e irrepetibles, de ahí que cada uno de los trabajos tiene que ver con el artista, el dueño de la piel que habita y la historia que lo inspira.

Combinado todo, los dibujos adquieren una nueva identidad que quedará marcada de por vida.

Eso es lo que inspiró esta convención que reúne a más de 350 artistas, quienes trabajarán en vivo para su público, exponiendo sus mejores trazos y los máximos niveles de su creatividad.

En escena estarán además, artistas invitados como Emilio Gonzalez, de Venezuela, Mari Jose ‘la mujer vampiro’, de México, Jacobo ‘el ángel de la muerte’, de Colombia y Matt Gone ‘el hombre ajedrez’, de Estados Unidos, quien tiene el 99 % de su cuerpo cubierto de tatuajes.

“El arte del tatuaje cada día crece y crece mucho más, tengo muchos amigos ecuatorianos que tatúan y todos los años que van pasando voy viendo cómo va aumentando el nivel y eso es gracias a eventos como estos”, dijo Emilio Gonzalez.

Gonzalez es conocido en el mundo como el médico de los tatuajes, no solo porque estudió medicina, sino además por haber sido el protagonista de una serie de documentales de la cadena internacional ‘National Geografic’ titulada ‘Tabú Latinoamérica’.

Él aclara que este tipo de arte tiene mucho que ver con la adrenalina de los tatuadores y los clientes, “es una cuestión de personalidad, de aguante y de tolerancia”.

Por muchos años este tipo de prácticas fue relegado por prejuicios sociales y presupuestos acerca de que los tatuadores o tatuados son personas negativas, algo que Mari Jose, ‘la mujer vampiro’, ha tratado de destruir, no sin éxito, a lo largo de su vida.

Esta abogada penalista especializada en casos de maltrato a la mujer y la familia, cree que “el tatuaje hoy en día ha evolucionado y es visto, si no como algo normal, por lo menos como algo no tan escandaloso, aunque hay gente que aún tiene miedos, pero se les respeta mientras nos respeten”.

“La gente nunca va a estar de acuerdo con todo lo que uno hace, así que en mayor o menor medida, todos nos vamos a sentir observados en cualquier momento”, dijo a Andes la vampiresa.

Sin embargo de su apariencia, a la que ha dedicado cirugías plásticas, modificaciones craneales, ampliación de sus pabellones auriculares, afilamiento de sus dientes, tatuajes, entre otras cosas; ella considera que todo tiene límites.

“Dos veces he dicho que no, -relata-, una vez alguien me llevó a su hija de 13 años para que la tatuara, y yo me negué porque aparte eso es un delito y se llama perversión de menores en el país que sea. Después me llevaron a un bebé recién nacido para que le pusiera el ‘666’ que es una marca que está muy de moda ahorita”, dice.

En cambio Gonzalez, considerado el modificador más extremo del mundo, dice que no tiene reparos ni juzgamientos en hacerle a sus clientes lo que ellos le pidan, aunque confiesa que una vez dijo que no, aunque no puede contar qué fue lo que le pidieron.

Entre los expositores están presentes 250 ecuatorianos, que participarán de un concurso que llevará a los ganadores a recorrer varios países de América y Europa y mostrar sus trabajos en convenciones similares.

Publicado en Andes

 

 

 

También podría gustarte