La Campechada: arte para grandes y chicos en Puerto Rico

El crayón azul de  Lucía Martínez es similar al del pincel del veterano artista  Noín  Rivera.  Ambos instrumentos crean  arte  vivo  desde  la  calle.

La  niña de  cinco  años dibuja  una  bandera  de  Puerto  Rico sobre  un  largo  papel blanco  que  cubre  parte  de los  adoquines de  la  popular  Calle  San  Sebastián  en el Viejo  San Juan. Mientras   que  Rivera,  un artista  plástico  con  30  años  de  experiencia pinta  en óleo   la  estampa   en  vivo  de  un  vejigante  en  representación del Carnaval de Ponce.

Es ese arte ecléctico  que surge  de  manera  natural  y que  define la riqueza cultural que habita en  nuestra  isla fue lo  que  se experimentó  hoy  en  el  evento de la Campechada 2015 que se celebra este  fin  de  semana  en el  Viejo  San Juan.

El evento que concluye esta noche conglomeró desde temprano en la mañana a decenas de familias que  recorrieron    la  Plaza de  Quinto  Centenario,  el Cuartel  de Ballajá, La  Perla, el  Museo  de  Las  Américas, la  Liga  de  Arte de  san Juan,  la  Plaza  San  José,  el  Museo  de  San Juan,  la  Plaza  Colón,   y  la Calle San  Sebastián ,entre  otros espacios  citadinos,    para  disfrutar de estampas,  pinturas  en vivo, obras teatrales, lectura  de  cuentos,  talleres  y  recorridos educativos inspirados  en la  obra  y  el legado artístico del muralista  puertorriqueño  Rafael Ríos  Rey, a  quien se le  dedicó este  año  el evento  cultural.

Hoy, domingo  participaron alrededor  de  65  artistas   que  presentaron sus piezas  en  diversos  medios  que  van  desde  el  dibujo hasta el  mural. Igual una  gran  presencia de  artesanos  puertorriqueños  participan  del evento. Tanto  ayer  como  hoy  hubo una  concurrida  asistencia  en las actividades artísticas.

“Esto es un gran  evento  cultural en el  que el público se involucra  de  manera  colectiva.  Puedes  ver  desde  los  niños  dibujando  hasta estudiantes   creando  una  pieza  de  gran  formato  y trabajando  colectivamente como  lo  fue  la  obra  que hicieron los  estudiantes  del  curso  de  Apreciación  del  arte  de la  Universidad Interamericana  de  Arecibo”,   indicó Rivera  artista  de  programa  PROA del  Museo  de  Arte  de  Puerto  Rico.

Para  la  familia  de Katerina Sánchez, madre  los  niños Luis  y  Mauricio, de  ( 5 y 2 años,  respectivamente)  el evento debe  continuar desarrollándose ya que  según dijo  permite  ese  primer  acercamiento  al  arte de  manera   integrada   y en familia. Ambos  niños,  al  igual  que otras decenas de  menores  participaron del taller  de  papel maché, titulado Retoño, rama  y  raíz de  la  compañía  teatral Y  no  había  Luz y  escucharon  las   narraciones  de la  Tejedoras de  Cuentos.  Además el  público  disfrutó   de  las  obras  teatrales  “Cuarzo  blanco”; “Nuestros  rostros”,  (micro teatro)  y  el  “Teatrino  de  Ríos-Rey”.

El Coro  de la  Cámara Ascendit realiza esta tarde a las  6:00 p.m.  un  concierto con repertorio de la época  de los  años  40  y  50 relacionada al  periodo productivo  artístico  de Ríos Rey en la  Iglesia  San Francisco.

Publicado en El Nuevo Día
También podría gustarte