Beatriz Márquez y Guido López Gavilán ganaron el premio nacional de música en Cuba

1.089

Por tercera ocasión consecutiva el prestigioso Premio Nacional de Música se entrega de manera compartida, en esta ocasión a la cantante Beatriz Márquez y al director de orquesta Guido López Gavilán, dos figuras consideradas cimeras dentro de la música y cultura cubanas en general.

Este año el jurado encargado de la elección estuvo presidido por la maestra Digna Guerra, quien fue acompañada por los también merecedores del premio Adalberto Álvarez, César “Pupy Pedroso” y Sergio Vitier, a quienes se sumó el reconocido pedagogo Juan Piñera.

Según Digna Guerra, todos aquellos que fueron esta vez candidatos al premio son dueños de obras de importancia capital para la cultura del país y poseen sólidas trayectorias, pero el jurado, tras varias jornadas de análisis y debates, eligió de forma unánime a Márquez y López Gavilán en igualdad de condiciones.

Ahora bien, la elección de Beatriz Márquez está fundamentada en una larga trayectoria al servicio de la canción que comenzó desde su niñez misma, cuando en su casa se daban cita grandes como Ignacio Piñeiro y Julio Cuevas para compartir con su padre, el compositor René Márquez.

Egresada del Conservatorio Amadeo Roldán y la Escuela Nacional de Arte, la Musicalísima, como se le conoce dentro y fuera de Cuba, inició una interesante carrera al servicio de la música popular cubana. Con solo 16 años debutó con su primera producción discográfica titulada Espontáneamente, nombre también de una canción compuesta por su padre y que ha interpretado como nadie a lo largo de los años.

Alabada por la crítica por sus excepcionales condiciones vocales, Márquez a puesto en circulación numerosos álbumes con los que ha obtenido no pocos premios nacionales e internacionales, incluido el Cubadisco 2014 a la Excelencia gracias al DVD Espontáneamente.

Por su parte, Guido López Gavilán se destaca como director de orquesta, compositor y pedagogo. Graduado de dirección orquestal de los conservatorios Amadeo Roldán, de La Habana, y Tchaikovsky, de Moscú, ha dirigido con éxito formaciones sinfónicas de diversos formatos dentro y fuera de Cuba, lo que le ha valido el reconocimiento de la crítica especializada y el público.

Ha sido ganador de importantes certámenes como director y compositor, esta última una faceta en la que es reconocido como uno de los más importantes exponentes cubanos contemporáneos. A su ingenio la música de la Isla debe piezas consideradas imprescindibles como Camerata en guaguancó, Victoria de esperanza y A modo de adivinanza, entre muchas otras.

También ha desarrollado una importante actividad en torno al Festival de Música Contemporánea de La Habana y al frente de la Sección de Música de la UNEAC. Es además miembro de número de del Colegio de Compositores Latinoamericanos de Música de Arte.

Al frente de la Orquesta de Cámara de La Habana, formación que fundó y dirige, se ha presentado en escenarios de todo el mundo. Su más reciente disco, titulado Caribe Nostrum, data de 2013, y recientemente estrenó dos nuevas obras: Danzoncello y Poema con trova y son.

El acto oficial de entrega del Premio Nacional de Música 2015 a estos grandes de la cultura cubana será efectivo en concierto especial fijado para el primer trimestre del año próximo, según anunció Orlando Vistel, presidente del Instituto Cubano de la Música.

Publicado en Cuba Contemporánea

Premio Nacional de Música para Beatriz Márquez y Guido López Gavilán

La cantante y compositora Beatriz Márquez y el compositor y director de orquesta Guido López Gavilán obtuvieron el Premio Nacional de Música 2015 por sus importantes aportes a la identidad sonora de la Isla.

El jurado, presidido por Digna Guerra, directora del Coro Nacional de Cuba, e integrado además por Sergio Vitier, César Pupy Pedroso,  Juan Pi­ñera y Adalberto Álvarez, destacó en los homenajeados la construcción de una obra sólida y su importancia capital para la música cubana.

Nacido el 3 de enero de 1944 en la provincia de Matanzas, López Gavilán es uno de los compositores y directores de orquesta más notables en el panorama musical cubano. En su trayectoria destaca el liderazgo que ha ejercido al frente de la orquesta Música Eterna, fundada por él en 1995, y su trabajo junto a la Orquesta Sin­fónica Nacional, de la que ha sido uno de sus directores invitados. Su impronta  se ha hecho muy evidente en los terrenos de la música de cámara y la música sinfónico-coral.

Beatriz Márquez, considerada una de las me­jores intérpretes cubanas, ha incursionado con éxito en los predios del bolero, el feeling y la canción y tiene un gran número de seguidores en la Isla. Cuenta con  más de 40 discos grabados y en más de cinco décadas de carrera ha colaborado con grandes nombres de la música cubana como el maestro Juan Formell.

Conocida como la Musicalísima, destaca por la interpretación de temas emblemáticos del repertorio cubano, pero también ha compuesto canciones propias que cuentan con la aceptación del público, entre ellos Nuestro amor y Despídete de todo mi existir.

Publicado en Granma
También podría gustarte