El mar, el viaje y otras tragedias: La exposición que reflexiona sobre la inmigración

ARTISTA PLASTICO RENZO ORTEGA
1.080

Uno de los objetos de la exposición El mar, el viaje y otras tragedias es una maleta. El autor de la muestra, el artista Renzo Ortega, dejó el Perú en el 2000. En esa maleta llevó rechazo, decepción y hoy regresa con la misma maleta, pero llena de optimismo y, por supuesto, arte.

“Para mí es cerrar un círculo y el vínculo entre lo que ha sido mi vida y producción artística en Lima y en Nueva York. Y estoy listo para una nueva vida, tal vez en California o en México, o en cualquier otro lugar”, señala a Perú21 el artista.

La instalación pictórica se inaugura este viernes y es una reflexión sobre la inmigración, partiendo de su propia experiencia en EE.UU. “Esa idea que tenemos del inmigrante, de que es solo una persona vinculada al trabajo forzado, es un estigma y no necesariamente ayuda a todo lo que los inmigrantes están haciendo en el mundo”, remarca Ortega.

OTRA MALETA
El artista plástico –también músico– fue parte de la movida alternativa de los ochenta y noventa, de una escena crítica del sistema. Hoy regresa con una visión más estratégica. “Tenemos que empezar a ver las cosas positivamente. Saber negociar y ver cómo trabajar juntos. Con ese rollo ochentero de hay que destruir para volver a construir, de ‘esto es contracultura’, ‘esto es antisistema’, pierden las nuevas generaciones”, apunta.

En ese sentido, Ortega destaca el nivel del arte en Lima. “Si viene alguien a decirme que el indigenismo y la pintura figurativa peruana murieron, está mal. Entes y Pésimo han hecho lo que muchos artistas académicos no han logrado. Lo que hacen está al nivel de lo que hizo José Sabogal. Me parecen súper honestos. El mismo Sabogal dijo que los artistas peruanos tienen que mirar adentro”, sentencia. Ortega también trajo en la maleta sabiduría, buen gusto y madurez.

Publicado por Perú 21
También podría gustarte