Chile: se destrabó el conflicto con trabajadores por la creación del Ministerio de Culturas

984

Museos y bibliotecas del país abren sus puertas por primera vez este 2016

El martes, en el Museo de Bellas Artes, se realizó un recorrido por La Exposición Pendiente 1973-2015, de los muralistas mexicanos Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros. Quienes observaban estas obras eran Margarita Hormazábal, presidenta de Anfudibam; Valentina Quiroga, subsecretaria de Educación, y Ernesto Ottone, ministro de Cultura.

La muestra era la primera exposición disponible a público después de 25 días de paro de los funcionarios de la Anfudibam, Anfucultura y el Consejo de Monumentos Nacionales; paralización que mantenía cerrados museos y bibliotecas del país. 

Ayer, previo al recorrido, en el auditorio del museo, se reunieron funcionarios y autoridades. Las conversaciones venían desde la semana pasada para solucionar la crisis, motivada por el descontento de los trabajadores de la Dibam con el proyecto de Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio enviado al Congreso.

En el encuentro se presentó un acta que establece una mesa de trabajo entre los funcionarios y el Ejecutivo. El documento, firmado por el ministro Ottone, la ministra de Educación Adriana Delpiano, el director de la Dibam, Angel Cabeza, y la presidenta de Anfudibam, indica que “se materializa la voluntad de desarrollar un trabajo en conjunto” para “construir igualdad de condiciones en relación a la misión de todas las instituciones involucradas”.

Con el documento, los funcionarios sienten que aseguran una base para las conversaciones que se darán en el Congreso, donde el proyecto puede ser modificado. En el texto original, la Dibam quedaba al mando de la nueva Subsecretaría de Patrimonio. Sin embargo, en el documento que finalmente se envió al Legislativo, se contempla que Dibam se transforme en un servicio subordinado a una Subsecretaría del Patrimonio.

“Conseguimos que el Ejecutivo se organice con nosotros; desde ahora, cuando ellos vayan al Congreso, representan a todos los trabajadores de las instituciones”, señaló Hormazábal.

Tras el acuerdo, Ottone indicó que “la Subsecretaría del Patrimonio Cultural siempre fue pensada para los funcionarios de la Dibam, ya que son ellos los que tienen la experiencia”.

A su vez, Valentina Quiroga, valoró este acuerdo. “Aquí lo que ha prevalecido es una visión de entender que este es un proceso largo y que tiene distintas etapas; hoy estamos en la etapa legislativa, pero una vez que se cree el ministerio viene toda la implementación”.

A pesar de que desde ayer los museos y las instituciones culturales pueden recibir público, los funcionarios están enfocados en la reunión que tienen mañana jueves con la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados. “Pasamos de estar paralizados a movilizados: ahora no vamos a bajar los brazos, queremos alinear a la comunidad artística y a los pueblos originarios a nuestras peticiones. Queremos que toda la ciudadanía conozca bien lo que pedimos”, indicó Hormazábal.

Si bien esta paralización tuvo un comienzo desapercibido, lo cierto es que mientras avanzaba, las demandas alcanzaron mayor notoriedad. Esta resonancia se hizo notar a través de diversos artículos en los medios, con miradas críticas, que dejan abierta la discusión sobre el nuevo ministerio.

Pablo Chiuminatto, artista y consejero del CNCA, tiene varios reparos en relación al proyecto. “Por ejemplo, se hizo una consulta indígena y se supone que habrá representantes en el Ministerio de Culturas, y resulta que esta semana, la Presidenta firmó el proyecto que crea el Ministerio de Pueblos Indígenas. Me preocupa el tamaño del ministerio que están levantando. Será un adefesio”. Gonzalo Oyarzún, Subdirector de Bibliotecas, dice que “la Dibam requería estar en un ministerio, porque en el Mineduc estábamos demasiado invisibilizados. Esta movilización ha servido sobre todo para discutir cuál es el rol de la Dibam y qué tan cerca de la política o de un quehacer más profesional tiene que estar”.

En estas últimas semanas, las agencias de turismo se vieron obligadas a buscar otras alternativas a sus tours por Santiago. Marcelo Celis, gerente general de Santiago Tours, afirma que “en algunos tours específicos hicimos cambios: se reemplazó la visita a museos por un pack básico que recorre el casco histórico de la ciudad”. Mientras Carmen Gloria Pizarro, de la Municipalidad de Santiago, indicó que “manejamos otras alternativas como el Museo Precolombino y el Histórico Militar”.

Publicado en La Tercera
También podría gustarte