El pintor de la vida popular

2.463

Si bien es un pintor que recrea el arte indigenista nicaragüense y el arte sacro, sus principales temas que le apasionan son las vendedoras  de Jinotepe, Carazo y Diriamba, las que perenniza en sus retratos en acrílico.

“Me gusta mucho pintar y fotografiar vendedoras de quesillos, hojuelas, elotes, mota de atol, vigorón o vendedores de raspados y otros oficios afines”, revela William Ampié Silva.

Así de su taller han salido obras que ha titulado La vende vigorón de Diriamba, La Martina (vendedora de sandía), La niña vende mota de atol, La vende pan, La fritanguera de las fiestas de Masatepe o El vende raspados de San Marcos, para nombrar algunos de sus temas pictóricos.

También ha incursionado en otros temas relacionados con la niñez y la mujer trabajadora con las pinturas, La muchacha que lava ropa en el río, La flor en Casares o Niños explotados laboralmente,  con esta obra ganó una mención de honor en el Certamen La Corrupción en Nicaragua, auspiciado por Ética y Transparencia.

La mirada en busca de temas, ha llevado a Ampié Silva adentrarse en nuestras raíces culturales, y pintado obras como El Güegüense, o el Macho Ratón, o La carreta en la entrada de La Paz, Carazo.

En otros ratos recrea figuras del arte sacro, entre ellas El corazón de María, Santiago apóstol, y El papa Juan Pablo II. O bien de arte precolombino sobre cartón, con temas como La llegada de maíz, Dualidad, Evolución y Solentiname.

Su inventario temático también aborda las figuras de aves exóticas, caballos y bodegones.

APASIONADO DEL REALISMO

La mayoría de sus pinturas trazan sus composiciones y colores en el realismo, estilo que le atrae y apasiona, pero visto desde un “nicaraguanismo”, dice el artista. Asimismo se declara admirador del arte figurativo de Rembrandt y Caravaggio.

De su formación, cuenta que en su niñez aprendió lo básico del dibujo con su padre el maestro de educación  primaria Sebastián Ampié Mora; luego buscó desarrollarse en el realismo con el pintor Marvin Campos Chavarría, en la Escuela de Bellas Artes de Jinotepe, desde 1999.

Su deseo de superación también lo ha llevado a recibir talleres y seminarios del Programa de Formación en Creación y Gestión Cultural, del Centro Cultural de España en Nicaragua, que versan sobre arte contemporáneo, entre ellos Pensamiento crítico, Prácticas curatoriales, e Historia del arte en América Latina, impartidos por los curadores internacionales, como Juan Antonio Molina, María Victoria Véliz, María Lovino y Emiliano Valdés, entre otros

 EXPOSICIONES COLECTIVAS

Ha participado en el VII Festival Fusión Artes Visuales, en Granada; en  varias exposiciones colectivas en Galería Praxis; otras en la muestra colectiva Salón Anual Arte Nicaragüense realizadas en el Teatro Nacional Rubén Darío; en la Exposición Miradas Cruzadas: Francia Nicaragua.

Asimismo en la Exposición Paisaje, en la Sala Rodrigo Peñalba del Palacio Nacional de la Cultura, y en Alemania, en la galería K22 Kunsthaus, en la exhibición Nicaraguanisches Culturfest.

Publicado en La Prensa

 

También podría gustarte