Falleció Luis Silva Nava, el gran sonero

616

Conocido como “el sonero de todos los tiempos”, Luis Ángel Silva Nava Melón, falleció a los 85 años de edad en la Ciudad de México. Según un comunicado de prensa, al respecto, el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, lamentó su deceso, y escribió en su cuenta Twitter: Mi pésame a sus deudos; un abrazo a Merry MacMasters.

Melón fue un hombre que dedicó su vida a la música. Nacido en la Ciudad de México un 2 de octubre, en el barrio de Santa María la Ribera. Junto con Carlos Daniel Lobo Navarro formó el dueto más importante que haya existido de música afroantillana en nuestro país. De ese inmortal grupo con un sonido muy mexicano de interpretar los ritmos afrocubanos surgió el uso de la voz como apoyo instrumental que además de crear un sonido distinto, daba a su música un toque de travesura y alegría, como en su versión de La sitiera.

El peculiar estilo de Melón, conocido como “son-bop”, que fusiona el son cubano y el be-bop del jazz, lo hizo destacar muy pronto. Sólo él logró una sistematización de las sílabas para formar frases musicales, las cuales representan el único aporte mexicano al son cubano. En 1958, la agrupación Lobo y Melón se lanzó a la fama e hizo éxitos canciones clásicas como Amalia Batista, Niebla del riachuelo y Cosas del alma, presentándose en innumerables giras por Estados Unidos, con figuras como Tito Puente, Machito, Johnny Pacheco, Tito Rodríguez y Mongo Santamaría.

En 2009, al celebrarse sus 60 años como creador, Melón fue objeto de sendos homenajes, que incluyeron el reconocimiento en el Festival Afrocaribeño de Veracruz, con la Medalla Gonzalo Aguirre Beltrán por su aportación a la escena musical como “el sonero de todos los tiempos”. Melón inició su carrera en 1949, al lado de los Guajiros del Caribe, para luego unirse a agrupaciones como Los diablos del trópico,

Las estrellas de Juan Bruno Terraza y las orquestas de Chucho Rodríguez y Ray Montoya, Los cuatro, Los marcianos y Sensación Combo. Fue en 1958 cuando la mancuerna con Carlos Daniel Lobo generó un grupo mexicano de son que hasta 1971 representó una institución dentro de la música afroantillana en el Caribe y América Latina.

Tras la separación del dueto, Melón mantuvo su éxito en solitario y en 1986 grabó con Fania All Stars el disco Llegó Melón, que incluyó una composición de Agustín Lara y el cual forma parte de los 30 materiales de larga duración que forjó en su larga trayectoria.

Publicado en Quadratin
También podría gustarte