El eco de la voz de Galeano, a un año de su partida

707

Eduardo Galeano: esto no es una efeméride

He tenido que dejar pasar un día para poder escribirte. He tenido que dejar que se asienten las ideas para no escribir desde el dolor de tu partida. Y con escribirte no pretendo hacer un recuento biográfico de tu vida, ni una enumeración erudita de tus obras. Con esto que te escribo solamente busco traerte al presente en el que, más allá de mí y de este texto, ya estás incrustado para siempre.

Quiero recuperarte en contenido y no en forma. Podríamos escribir tesis y tesis sobre tu estilo, sobre la estructura de tus textos, sobre tus obras cumbres, y sobre un largo y tendido etcétera. Hablar de Eduardo Galeano, a un año y un día de su muerte, tiene que servir para dar a entender una concepción carnal y vívida de Latinoamérica. El hombre y el continente, sin escisiones regionales, pero respetando las particularidades. Empresa compleja, reunir lo universal y lo regional. Tu búsqueda Eduardo, creo que siempre fue un poco más allá de lo literario, de lo histórico, tu búsqueda fue, es y será antropológica. La búsqueda de ese ser americano perdido en una vorágine que no puede descifrar. La búsqueda y el entendimiento de lo americano en sentido amplio.

América contemplada desde las diferentes arterias que han ido configurándola. Ya no es solo lo latino, ingresa en tu cosmovisión lo indoamericano y afroamericano. Nosotros que hoy nos llenamos la boca de latinoamericanismo, sin darnos cuenta que desde el lenguaje ya estamos excluyendo a dos de las raíces continentales más fundamentales para comprendernos. Esa búsqueda es la que vive en tus libros y en tus lectores. En tus lectores jóvenes que comienzan a entender la masacre, y que se indignan para transformar ese dolor en esperanza, hermano. Yo le pido perdón al lector si he dejado que mi perspectiva personal inunde la persecución objetiva que se espera de una breve nota en un diario, pero con algunas cosas, no puede ser de otra manera. La cronología de tu vida ya muy bien la puede recuperar la Wikipedia o alguna otra página de literatura hispoamericana o universal, tu contenido solamente lo podemos recuperar nosotros con la lectura y con la puesta en praxis de los principios que han de llevar a los americanos a construir una patria donde el hombre no sea el lobo del hombre.

* Por Yamil Al Nayar, Estudiante de FFyL UNCuyo

Publicado en La Izquierda Diario

Eduardo Galeano: El fuego de las letras latinoamericanas

El 13 de abril del 2015 falleció a los 74 años de edad, una de las voces más críticas y comprometidas con la realidad latinoamericana, que a través de sus letras encendió a miles de lectores en todo el mundo.
Galeano fue un revolucionario, uno de los escritores más reconocidos por expresar lo que nadie se atrevía a expresar durante las dictaduras latinoamericanas. El uruguayo le dio voz a los que no tenía voz y como agradecimiento, su obra literaria se volvió el estandarte de la libertad, de la igualdad y de la justicia en todo América Latina.

Momentos clave de su creación literaria
1960: Comenzó como editor del semanario “Marcha”, en el que también colaboraron Mario Benedetti y Alfredo Zitarrosa.
1971: Publicó “Las venas abiertas de América Latina”, un clásico de la literatura política latinoamericana que le dio fama internacional.
1973: En el golpe de estado de Uruguay fue encarcelado y exiliado. Se fue a vivir a Argentina donde fundó la revista de cultura popular “Crisis”.
1976: Su nombre se encontraba en la lista de los condenados del general Videla, en Argentina, por lo que vuelve a exiliarse , pero esta vez en España.
1985: Regresó a Uruguay una vez restaurada la democracia y fundó, junto con Mario Benedetti y otros escritores, el semanario “Brecha”.

Principales obras
“Las venas abiertas abiertas de América Latina” (1971)
“Memoria del fuego” (1982)
“La canción de nosotros” (1975)
“Días y noches de amor y de guerra” (1978)
“El futbol a sol y sombra” (1995)
“El libro de los abrazos” (1989)
“Patas arriba, la escuela del mundo al revés” (1998)

Principales galardones
Premio Casa de las Américas, 1975
Premio del Ministerio de Cultura de Uruguay, 1984
American Book Award, 1989
Premio Stig Dagerman, 2010
Premio Alba de las Letras, 2013

SABÍAS QUE…
Censuraron su libro “Las venas abiertas de América Latina” durante los gobiernos de Pinochet en Chile, de Videla en Argentina y Bordaberry en Uruguay.

Publicado en Plaza de Armas

 

 

También podría gustarte