Recrean la persecución estadounidense a Pancho Villa

986

Un centenar de piezas, entre objetos, mobiliario, indumentaria, fotografías y documentos relacionados con la Expedición Punitiva, integran la exposición  De vuelta a Columbus, que se exhibirá a partir de mañana en el Museo Nacional de las Intervenciones.

En un comunicado, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) explicó que la colectiva rescata un acontecimiento histórico que ha quedado de lado frente a la épica militar: la proclama de capturar vivo o muerto a Francisco Villa, que el gobierno estadunidense lanzó poco después de que el Centauro del Norte atacara Columbus, Nuevo México, en marzo de 1916.

El curador de la muestra, el historiador Pavel Navarro, dijo que la historiografía norteamericana considera el ataque a Columbus y al Fuerte Furlong un acto visceral de Villa; idea similar guardan los relatos de los constitucionalistas Luis Cabrera e Isidro Fabela, quienes construyeron una imagen del revolucionario como alguien sanguinario e irreflexivo.

“No obstante esos juicios, atacar Columbus obedeció a un cálculo político del caudillo: obligar al gobierno de Estados Unidos a intervenir, aprovechando la actitud pasiva de Carranza, le permitiría regresar a la esfera nacional como el defensor de la patria. En buena medida lo cumplió. Villa detectó que la acción provocaría más problemas al gobierno carrancista que a él mismo”, apuntó.

La exposición temporal está dividida en tres secciones en las que se analizan los motivos que llevaron a Villa a planear el ataque a Columbus; las consideraciones políticas, económicas y sociales alrededor del asalto, así como la invasión a México, el fracaso de la expedición y la salida de las tropas norteamericanas del país.

“Las secciones llevan por título versos de canciones, lo cual obedece a que Villa es uno de los héroes mexicanos con mayor arraigo popular, y la música interpretó un papel central, porque permite la irrupción de distintos sectores sociales en un abanico que va desde la llamada alta cultura hasta manifestaciones de enorme carga y raigambre popular”, señaló Navarro.

La primera parte se titula “La gente de Columbus aún lo escucha cabalgar”, basada en la canción Tonight we ride, compuesta por el estadunidense Tom Russell, explora los factores que desencadenaron la irrupción en Columbus como detonante de la Expedición Punitiva.

Continúa con “Hoy recuerdo los tiempos pasados que peleamos contra el invasor”, sección que retoma la letra del corridoEl Mayor de los Dorados, de José Barrones Martínez y evoca las estrategias diseñadas por los grupos revolucionarios para enfrentar la invasión, ante la ausencia de un Villa herido en la rodilla durante el desalojo de la guardia constitucionalista en Ciudad Guerrero.

Mientras que la tercera sección titulada “No sabían que Villa estaba vivo y con él nunca iban a poder” está inspirada en el corrido La persecución de Pancho Villa, de Samuel Lozano, y alude al resurgimiento del Centauro y su exitosa campaña militar con la que retomó Chihuahua y Torreón.

En la colectiva destacan piezas como las mitasas (botas altas o especie de chaparreras), el salacot (sombrero de copa redonda) y un cuchillo de campaña de Francisco Villa, que provienen del Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec.

La Universidad de Nuevo México y el Museo de Albuquerque participan con imágenes de fotógrafos estadounidenses que dan cuenta de la Expedición Punitiva en el territorio mexicano, la cual concluyó con el reconocimiento de la postura diplomática de Carranza.

“De vuelta a Columbus. En el centenario de la Intervención Norteamericana de 1916” permanecerá abierta al público hasta noviembre de 2016 en el Museo Nacional de las Intervenciones, Ex Convento de Churubusco. Los domingos la entrada es gratuita.

Publicado en La Jornada

 

De vuelta a Columbus recuerda la proclama de EU para capturar a Villa

Un centenar de piezas, entre objetos, mobiliario, indumentaria, fotografías y documentos relacionados con la Expedición Punitiva –campaña militar de EU para capturar al Centauro del Norte-, integran la exposición De vuelta a Columbus, que se exhibe desde hoy en el Museo Nacional de las Intervenciones y permanecerá hasta noviembre.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) explicó, en un comunicado, que la muestra recuerda la proclama de EU para capturar vivo o muerto a Francisco Villa, poco después que éste atacara Columbus, Nuevo México, en marzo de 1916.

El curador de la muestra, el historiador Pavel Navarro, dijo que la historiografía norteamericana considera el ataque a Columbus y al Fuerte Furlong un acto visceral de Villa.

Indica que la exposición está dividida en tres secciones en las que se analizan los motivos que llevaron a Villa a planear el ataque a Columbus; las consideraciones políticas, económicas y sociales alrededor del asalto, así como la invasión a México, el fracaso de la expedición y la salida de las tropas norteamericanas del país.

“Las secciones llevan por título versos de canciones, lo cual obedece a que Villa es uno de los héroes mexicanos con mayor arraigo popular, y la música interpretó un papel central, porque permite la irrupción de distintos sectores sociales en un abanico que va desde la llamada alta cultura hasta manifestaciones de enorme carga y raigambre popular”, señaló Navarro.

La primera parte se titula “La gente de Columbus aún lo escucha cabalgar”, basada en la canción “Tonight we ride”, compuesta por el estadunidense Tom Russell; la segunda “Hoy recuerdo los tiempos pasados que peleamos contra el invasor”, sección que retoma la letra del corrido “El Mayor de los Dorados”, de José Barrones Martínez, y la tercera es “No sabían que Villa estaba vivo y con él nunca iban a poder”, inspirada en el corrido “La persecución de Pancho Villa”, de Samuel Lozano.

Publicado en Crónica
También podría gustarte