Colombia: Festival Internacional de Poesía de Medellín

813

El Festival Internacional de Poesía de Medellín nació en 1991, como respuesta a la violencia que se vivía en la ciudad. Desde entonces ha celebrado más de veinte ediciones y recibió, en 2006, el Premio Nobel Alternativo. Este año se celebrará del 18 al 25 de junio, y todos los eventos son de entrada libre y sin costo. Contará con invitados de más de 30 países, entre ellos 80 poetas. A ese número se suman 30 poetas juveniles del programa Voces Jóvenes de Medellín.

Como parte de las actividades, entre el 19 y el 25 de junio se vivirá la 20° Escuela Internacional de Poesía de Medellín. Cuenta con diferentes cursos, talleres, conferencias y paneles abiertos a estudiantes, docentes y poetas interesados.

En esta ocasión se cumplen 125 años de la muerte del poeta francés Arthur Rimbaud que será homenajeado en el Festival, por su lenguaje innovador y los eventos históricos en los que participó como la Comuna de Paris. Los poetas colombianos Juan Manuel Roca y Fernando Rendón presentarán el libro Estación Rimbaud, una antología de poemas, cartas y dibujos en honor al artista, entre otros eventos relacionados a su vida y obra.

El Festival también hará un homenaje las ceremonias que se realizaron durante 2.600 años en la antigua ciudad de Eleusis (hoy Elefsina), en Grecia. Las eran una búsqueda espiritual, que se originaron durante el siglo XV a. C. y se extendieron hasta la consolidación del cristianismo a fines del siglo IV d. C. Habrá varios eventos para explicar su importancia y significado dentro la historia occidental: desde la relación del hombre con las ciudades hasta la búsqueda de la sanación espiritual de las víctimas, con un enfoque sobre el conflicto armado colombiano. Para generar un ambiente de reconciliación también se realizarán dos actos ceremoniales a cargo de Berito Kuwaruwa (Nación U‘wa).

La inauguración del Festival se realizará este sábado 18 de junio en el Parque de los Deseos a partir de las 5 de la tarde con la participación de los poetas Pablo Montoya  de Colombia, Ashur Etwebi de Libia, Keki Daruwalla de India, Graciela Maturo de Argentina, Adriana Paredes de la Nación Mapuche de Chile, Juan Carlos Mestre de España y Gcina Mhlophe de Suráfrica, entre otros. Culminará con un concierto de blues y jazz con músicos de la Big Band.

La música es otro componente importante del evento, que tiene como invitados en esta edición al rapero Mohammed Deeb de Egipto, la cantante griega Savina Yannatou, los músicos Julián Guerrero, Laura Narváez y Gunnara Izquierdo de la Nación Arhuaca y Manuela Gónima de Colombia, entre otros.

Publicado en Revista Arcadia

XXVI Festival Internacional de Poesía de Medellín: por la paz y la reconciliación de Colombia

El Festival Internacional de Poesía de Medellín celebra su vigésima sexta versión por la paz y la reconciliación de Colombia, del 18 al 26 de junio, en homenaje a los Misterios de Eleusis y al poeta Arthur Rimbaud. Un encuentro que contará con la participación de 110 poetas invitados de 36 países ,de los cinco continentes, en torno a la palabra como símbolo de paz, resistencia y esperanza. “El universo es incompleto sin la poesía”, Tarsicio Valencia (Colombia).

Cien años después de la muerte del poeta francés Arthur Rimbaud, se fundó en Medellín el Festival Internacional de Poesía en 1991 como una respuesta a la continua violencia que azotaba a la ciudad, en una época convulsa en la que el narcotráfico y la criminalidad permearon todas las esferas sociales e impusieron un modelo de miedo en el que decir lo contrario era peligroso. Con variaciones, esa tradición violenta persiste de algún modo en la ciudad. Sin embargo, no es lo único que persiste, el Festival Internacional de Poesía se ha consolidado como un escenario de resistencia pacífica en el que cada año confluyen diversas voces del mundo a hacer de la palabra un acto de lucha, de creación, de paz.

Epicentro de diversas acciones poéticas mundiales que dieron origen al Movimiento Poético Mundial (WPM por sus siglas en inglés) en 2011, el Festival recibió en 2006 el Premio Nobel Alternativo (The Right Livelihood Award) por su aporte a la creatividad, la libre expresión y el desarrollo comunitario. Por ello, espacios como este se tornan fundamentales en un contexto de diálogos de paz y posconflicto en el que otros discursos se hacen necesarios y urgentes para cambiar una realidad histórica difícil.

En sus 26 años, “en el ascenso espiritual hacia la paz, la confluencia y la reconciliación profunda de nuestro país” el Festival rinde homenaje a la Memoria de Eleusis y a la vasta obra de Arthur Rimbaud con una serie de cursos, conversatorios, lecturas de poemas, exposiciones, publicaciones, obras de teatro, exhibiciones de documentales, conferencias, conciertos y rituales componen la agenda de este año. Todas las actividades son de carácter gratuito y se realizarán en varios escenarios de Medellín y de algunos municipios del departamento de Antioquia, y también estará presente en ciudades como Bucaramanga, Pereira y Armenia.

“Yo soy el santo, orando en la terraza, como los animales pacíficos pacen hasta el mar de Palestina.
Yo soy el sabio en el sillón umbrío. Las ramas y la lluvia se arrojan contra el ventanal de la biblioteca.
Yo soy el peatón del camino real entre los bosques enanos; el murmullo de las esclusas cubre mis pasos. Veo largo rato la melancólica lejía dorada del poniente.Con gusto sería el niño abandonado en la escollera que partió hacia alta mar, el pajecillo que sigue la alameda cuya frente toca el cielo.
Los senderos son ásperos. Los montículos se cubren de retamas. El aire está inmóvil. ¡Qué lejos están los pájaros y las fuentes! Esto sólo puede ser el fin del mundo, que avanza”. Infancia IV, Arthur Rimbaud.

Publicado en Colombia Informa

Venezuela y Colombia promueven la paz a través del Festival Internacional de Poesía

Este año, los festivales internacionales de poesía de Colombia y Venezuela han unido sus voluntades para promover el reencuentro a través de la paz, del diálogo y la reconciliación, destacó el ministro para la Cultura, Freddy Ñáñez, desde Medellín, ciudad del vecino país.

En contacto con Venezolana de Televisión (VTV), también resaltó la participación de poetas venezolanos en el festival de poesía en Colombia en su edición número 26º, que se extenderá al 25 de junio.

El funcionario hizo especial mención de la participación del poeta Gustavo Pereira al exponer acerca de la Constitución Bolivariana como instrumento de reconciliación y cómo el Gobierno venezolano insiste en promover la paz, la dignidad y la justicia, “que son el terreno fértil para que pueda darse cualquier tipo de paz sostenible en un mundo (…) que hoy más que nunca necesita la voz de los poetas, de los filósofos, de los artistas para salvar a la humanidad de la locura neoliberal que va sembrando discordia, guerra, en el mundo”.

Una vez culmine el encuentro de creadores en Colombia, en Venezuela se iniciará el 26 de junio, la 13º edición del Festival Mundial de Poesía; que se iniciará con una gala en la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño, en Caracas.

Sobre este particular, Joan Bernet, del Ministerio de la Cultura, refirió que en esta cita se encontrarán 48 poetas de los cinco continentes y 130 de Venezuela, en más de 470 actividades en todos los estados del país, en urbanismos de la Gran Misión Vivienda Venezuela, Bases de Misiones Socialistas, comunas, plazas, parques y recintos penitenciarios.

El Festival de Poesía tendrá una programación en los Teatros Municipal, Bolívar y Nacional, la red de bibliotecas públicas y parroquias como el 23 de Enero, así como se efectuará una sección especial denominada La palabra colgante, con la que los poetas acompañarán a los usuarios del Metrocable de San Agustín con un recital de poesía durante los recorridos.

Bernet resaltó la presentación de libros de escritores noveles, el I Encuentro de Poetas Jóvenes, así como el Foro Internacional de Poesía y Paz en el cual se reflexionará en torno a la lírica y la palabra como medio generador y conductor de la paz.

El festival también contará con una capítulo dedicado a las personas con discapacidad y una tribuna anitimperialista con el nombre de Ramón Palomares, en homenaje al poeta trujillano fallecido en marzo pasado, para el pueblo poeta que quiera declamar.

Publicado en Correo del Orinoco

El poeta peruano que impacta a Colombia

En los albores del vigésimo sexto Festival Internacional de Poesía de Medellín, poetas latinoamericanos y de los diferentes rincones del mundo acudieron a la ciudad para recitar varias de sus obras ante un público ávido por escuchar y deleitarse en la inspiración artística de los protagonistas.

Uno de ellos fue José Luis Tahua Garcés, escritor peruano que vive en Bogotá y este año fue elegido como ganador del II Premio Nacional de Poesía por el poemario Diario de Campo.

Tahua, que está en la ciudad para recitar y compartir algunos de sus poemas durante el evento, conversó con EL TIEMPO y dejó entrever algunas razones por las que el pasado 6 de mayo fue galardonado con el primer lugar del Premio Nacional de Poesía.

¿Cuál es el impacto que tiene la poesía en la sociedad?

Antes de ir a cuál es el impacto, cabría hacerse la pregunta si el poeta piensa en impactar a sus congéneres, creería que no, por lo menos alguien que tenga un mínimo de pudor no le apostaría a eso.

La historia muestra ejemplos de impacto social de la obra poética, o de la narrativa, ejemplo: Las cuitas del Joven Werther, obra que tuvo un impactoalcances insospechados. Pero, por supuesto, está claro que Goethe no se interrogó al respecto de lo que hablamos.

También están los poetas anónimos Kechuas del S. XVI cuyo impacto ha repercutido a través de generaciones, es decir, es un impacto transhistórico. Y aquí, si respondo a su pregunta, el impacto de la poesía en la sociedad es de dimensiones que no alcanzamos a comprender porque fractura la descripción de la realidad, y con esto, nuestra percepción del mundo tal cual nos lo han enseñado, por esto, tal vez, es que no se enseña a escribir poesía, ni la poesía enseña.

Su impacto corresponde a un orden que oscila entre lo terrenal y lo espiritual, se sitúa en ese lindero desde donde podemos decir que la vida se reafirma a sí misma, con toda su belleza, con todos sus horrores, esto, a través de la palabra o más bien del verbo hecho carne.

¿Qué significa ser el ganador del Premio Nacional de Poesía?

Voy a responderle desde la franqueza, significa dinero. Tal vez, no en la medida de los años de estudio y entrega –encerrado muchas veces, más de ocho horas en bibliotecas leyendo a los románticos ingleses, a los anónimos Kechuas, a las distintas generaciones de poetas peruanos, etc.– aunque uno jamás piensa en una paga, a diferencia de otros trabajos u oficios.

Entonces, me dije: ¿qué significa ser el ganador del Premio? La respuesta parecería una tautología, y es, que uno también es ganador. Se confirma que en guerra larga siempre hay desquite, realmente, esto fue un Abrechnung, un ajuste de cuentas en el decir de los teóricos marxistas.

¿Qué implica para usted poder participar en el Festival Internacional de Poesía que se desarrolla en Medellín?

Es encontrarme con gente que está en una práctica similar a la mía, pero, desde distintos enfoques de la vida, lo cual es sano, es decir, es un hecho político, comprendido en su real magnitud, un encuentro entre diferencias, posibles afinidades, pero, ante todo, un asunto de intercorporalidades a través del respeto, que es lo que se ha perdido en estos tiempos, sobre todo entre la clase política, por demás putrefacta y llena de vicios.

¿Cómo animaría a una persona a asistir al Festival?

Les recordaría que: Solitarios son los actos del poeta como aquellos del amor y de la muerte –esto es de Luchito Hernández–, por tanto, todo aquel que acuda debe ir en perfecta soledad para que no se interrumpa la relación a establecer consigo mismo.

Publicado en El Tiempo

 

 

También podría gustarte