El sabor de las sopas panameñas

Las sopas son platillos que forman parte de la cocina tradicional en diferentes países y culturas. Panamá no es la excepción a esa regla.

El istmeño ama las sopas y su consumo es cotidiano en todo el país, ya sea que vaya a una fonda o a un restaurante, coinciden los expertos.

Las sopas forman parte de la dieta diaria, aunque hoy quizás no se consume como hace 20 o 30 años. En esos tiempos los almuerzos empezaban con una sopa a la que le seguía un plato seco (arroz con bistec y frijoles), y al final el postre, rememora el chefCharlie Collins.

A la mesa del panameño llega una variedad de sopas, ya sea de res, pollo, mariscos o solo de vegetales. También se consumen las cremas de maíz, zapallo, papa, tomate y lentejas, sin olvidar las de lenteja con rabito y con chorizo y porotos.

En un sondeo no científico en prensa.com, el 52% de los ciberlectores asegura que la sopa más popular es la de pollo; el 24% se decantó por la de carne, el 17% prefiere la de mariscos, y 5% se inclinó por la de pescado. Mientras que solo 2% prefiere otras sopas.

En nuestro amplio menú también se incluye la de pata; en la provincia de Colón la de rondón, y por la cocina guna está la famosa tulemasi. Cada una utiliza productos de estos sectores del país, aporta el chef Kristopher Kirchman, del movimiento cultural La Tapa del Coco.

En el caso de la sopa de mariscos, los consultados señalan que si bien se consume en todas partes, es más común en áreas costeras.

El chef Alejandro Díaz recuerda que en Panamá existe una gran influencia de culturas como la china, que son altas consumidoras de sopas de falda, puerco o pato, con tallarines, con fideos y la sopa de wantón.

Sancocho

En Panamá un plato típico es el sancocho, empero no es lo mismo que la sopa de pollo.

El sancocho lleva pollo en presas, ñame, culantro, sal y orégano. Mientras que la sopa de pollo lleva yuca, ñame, otoe, zapallo, maíz, culantro, zanahoria, cebolla, plátano verde o cualquier combinación, diferencia Díaz.

Tanto el sancocho como las sopas se consumen en todo el istmo y a cualquier hora, resalta.

Tips’ para hacer una buena sopa

Las sopas no faltan en la mesa de los panameños; no importa dónde residan o cuál es su clase social, la consumen a cualquier hora del día.

De pollo, carne, mariscos y pescado son algunas de las sopas por la que se inclinan los istmeños, según los chefs consultados.

No obstante, a la hora de preparar este plato se pueden cometer errores y no se logra el objetivo deseado.

Por esta razón, expertos en la cocina ofrecen algunos consejos para el momento en que vaya a preparar una sopa.

El primer error que se suele cometer es agregarle la proteína al empezar la preparación. Esto hace que se sobrecocine la carne, el pollo o los mariscos. Por eso se corre el riesgo de que se deshagan en la sopa, opina el chef Kristopher Kirchman.

El chef Charlie Collins dice que tampoco se deben agregar las verduras demasiado temprano porque cada verdura tiene su propio momento de cocción.

Por ejemplo, el ñame se cocina más rápido que el otoe o la yuca. Por lo que primero debe poner el otoe, la yuca y de último el ñame, salvo que se desee tenerlo desbaratado.

Aunque todos los ingredientes deben estar bien cocidos, no significa que debandesaparecer, pues al final se deben apreciar, agrega su colega Alejandro Díaz.

Otro desacierto es no saber cuánta sal agregarle. Siempre póngala al final.

Una sopa simple o, al contrario, salada, no se puede tomar, agregan.

También se debe evitar el uso de saborizantes industriales como los cubitos, pues de una vez se reconoce que no se trata de una sopa 100% de gallina, por ejemplo, dice Collins.

Además, está el no saber la diferencia entre un caldo -que vendría siendo un consomé claro y casi transparente- y una sopa, que conlleva más cocción y se vuelve espesa con los vegetales que le echan.

Publicado en Prensa
También podría gustarte