Folclore joven y rescate cultural

1.303

Por Jimmi Peralta

“Desde que aprendí a leer me acuerdo que papá me enseñó la primera canción, creo que estaba en primer grado. Aunque él exagera y dice que con 4 años ya me subí a un escenario”, comenta Vicky Díaz, una joven cantante que junto a su grupo Marandu viene desarrollando un itinerario profesional abordando la música paraguaya como eje de su repertorio.

Desde pequeña conformaba el grupo folklórico infantil Los Hermanitos Díaz, junto a Mónica y José. Participaron de varios festivales ya desde pequeños.

“Mi papá era arpista, guitarrista y cantaba también, tenía un grupo con sus hermanos. El nos enseñó música desde que éramos chiquititos”, comenta Vicky.

Dieron sus primeros paso en febrero, y para este años aguardan la producción de su primer disco como proyecto. En la actualidad se encuentran afinando el pulso para entrar en el estudio en las próximas semanas.

“La idea de esto que estamos haciendo nace en una ronda de asadito y charla social del grupo que hacemos generalmente después de cada ensayo. Nos preguntamos cómo los paraguayos, principalmente los jóvenes, estamos encarando la revolución cultural en nuestro país. Que podemos hacer para lograr un rescate cultural”, explica la cantante y guitarrista.

Para Vicky y Marandu, que está integrado por Mónica Díaz (voz y arpa), Toto G. Echeverría (guitarra), Jose Díaz (guitarra), Armando Martínez (percusión), Juan Recalde (batería) y Víctor Limousing (bajo), la música es el canal, pero el objetivo de su arte trasciende ese espacio.

“Con nuestra música no solo buscamos divertir y entretener a nuestro público momentáneamente, sino también dejarles un mensaje y aportar nuestro talento y trabajo mostrándoles otras formas y opciones de hacer música y hacer patria”, explica.

Sus shows que incluyen polcas y guaranias del repertorio popular, ahora se va ensanchando con creaciones propias que formarán parte de su próximo disco.

SERENATA

La agrupación viene impulsado un proyecto de difusión que se denomina “Serenata en tu ventana”, que tiene como idea sortear entre los que se declaren interesados a través de su fan page en Facebook, tres serenatas.

“El ganador de la primera serenata regalará a su padre el show, que vive en el departamento de Caaguazú. El señor cumple 100 años el 29 de setiembre”, explica. Los siguientes sorteos tendrán lugar el 19 y el 23 del corriente mes.

“Con esto buscamos dibujar una sonrisa en las personas involucradas y sentirnos útiles brindando nuestro trabajo y talento con el cual fuimos dotados por Dios. Es tan sublime rememorar momentos románticos de las personas mayores y que los jóvenes aprecien lo bello que podemos lograr y sentir haciendo música paraguaya y recordando nuestras costumbres”, agrega la joven artista.

Publicado en La Nación

Cantante acapara en el feisbu con su canto

Desde hace unos meses, en el feisbu empezó a correr a full un video de una joven cantante paraguaya, quien ejecuta su guitarra y entona una canción escrita por Liza Bogado “Un solo canto”.

El corto de poco más de 2 minutos de duración se volvió viral en solo días, llegando a registrar hasta 20.000 reproducciones en una semana, números increíbles para las redes sociales.

Luego, fueron apareciendo otros videos que tuvieron el mismo increíble nivel de aceptación.

Así saltó el nombre de Vicki Díaz, como la dueña de la voz tan dulce y entonada que enamoró a miles de cibernautas.

La artista de 28 pirulos, residente en Fernando de la Mora, charló con Crónica y comentó lo asombrada que quedó por el éxito de sus videos.

¿Cómo inició lo de tus videos en feisbu?

– Bueno, todo empezó con el tema “Un solo canto”, de Lizza Bogado, que grabamos con una amiga una tarde, en un viaje a Ytú. Yo no sabía que esta amiga empezó a difundir el video, y un día me cuentan que vieron mi video en feisbu, entonces me fijé y varias cuentas empezaron a compartir el corto.

Entonces, ¿qué hiciste?

– Grabé una segunda canción que fue “Che kamba resa jajái” y levanté en las redes. Realmente no pensé que iba a obtener la misma repercusión, que fue lo que finalmente sucedió. Entonces continué grabando dos, tres canciones más, y así.

¿Es cierto que en YouTube no tuviste la misma suerte?

– No. Hace tiempo había creado un perfil, pero no pasaba nada, tenía pocas reproducciones, recién en feisbu explotó y con las 200.000 reproducciones.

¿A qué edad empezaste a cantar?

– Desde que tengo memoria canto, mi papá ejecutaba la guitarra y el arpa y entonces me enseñaba siempre.

¿Después de los del feisbu te empezaron a llamar de los medios?

– Sí, de las radios principalmente. La primera en invitarme fue justamente Lizza Bogado en Radio Libre. Después me invitaban a eventos y entonces tuve que armar mi grupo que se llama Marandú, nos presentamos por primera vez en el Festival del Mango guy en Ybycuí. Mis hermanos José y Mónica conforman conmigo la agrupación.

¿Estudiás alguna carrera más o te dedicás netamente a la música?

– Terminé la carrera de Contaduría Pública, pero no estoy ejerciendo, precisamente tuve que rechazar algunos trabajos por la música.

¿No te quedaba tiempo?

– Pasa que el trabajo del contador te lleva muchas horas, si no es todo el día, y me sería muy complicado llevarlo con la música por el momento. Llegué a ir a entrevistas y en todos los lugares el horario era bastante largo y entonces les dije que por el momento, no. Pero hago otras cosas como pintar cuadros y dibujar retratos, lo que me ayuda bastante.

¿Del extranjero también miraban tus videos?

– Sí, mucha gente de otros países me escribían felicitándome por mis videos, me decían que son muy lindas y me pedían que los subtitulara al español porque no entendían el guaraní, así que, empecé a subtitular mis videos.

Para finalizar, ¿a qué cantante tenés por ídola?

– Escuchaba siempre a Lizza Bogado, Betty Figueredo y otras cantantes compatriotas. No tengo ídolas a quien copiarle, sino las tengo como referencia. Siempre digo que cuando empezás a copiar ya perdés tu esencia.

Publicado en Crónica

También podría gustarte