[CoberturaNodalCultura]: Disrupción e intervención – Festival de Artes Escénicas “El Cruce” en Rosario, Argentina

950

Por Lucía Cholakian Herrera / NodalCultura

Cruces

Continúa la 16° edición del Festival Internacional de Artes Escénicas Contemporáneas  “El Cruce”.  El evento es una coproducción de la Municipalidad de Rosario con el Colectivo de Artistas del Movimiento (COBAI) con el objetivo de fortalecer las producciones autogestivas de la ciudad aunando esfuerzos para ofrecer a la ciudad una programación diversa y nutrida. Durante el festival, se llevarán a cabo diversas actividades con foco en la exploración de las artes escénicas contemporáneas: espacios de formación (talleres y seminarios), funciones en salas y en la calle, proyecciones de videodanza y mesas de debate a propósito de la gestión cultural. NodalCultura viajó a visitar y disfrutar de las actividades del Festival programadas para este fin de semana, y también para conocer y aprender acerca de la escena cultural rosarina y el rol de la gestión pública en esta área. 

El viernes 25 de noviembre, las actividades se desarrollaron en el CEC, a orillas del Río Paraná. A partir de la caída del sol se proyectaron al aire libre obras de videodanza y luego se realizó la obra Semillas del Aire (Rosario). Más tarde, el público ingresó en la sala del CEC y un dúo de artistas -una mujer cubana y un varón mozambiqueño, ambos bailarines en Berlín- presentaron su espectáculo Noise. Fue, en su totalidad, una noche en la que se expusieron trabajos de altísima calidad realizados por jóvenes de diversas procedencias; en los que se demostró un fuerte compromiso con la exploración y las búsquedas propias de las artes escénicas contemporáneas.

Las actividades previstas para el sábado 26 de noviembre fueron suspendidas por lluvia, reprogramándose para el miércoles 30 de noviembre. Consistirán en la presentación de la 12 edición de la Revista Inquieta, de COBAI; y proyecciones de videodanza seleccionadas en la convocatoria abierta del Festival.

El domingo 27 de noviembre se realizó desde el mediodía la actividad denominada «Danza en espacios públicos: Circuito Oroño», convocada por el Festival el Cruce y la Red Internacional Ciudades que Danzan, a la que pertenece COBAI. En el marco de esta actividad se invitó a grupos de escuelas municipales, de danzas y artes a exponer trabajos performáticos en la Calle Recreativa, nombre usado para denominar al céntrico Boulevard Nicasio Oroño cuyo tránsito se corta los domingos a la mañana para el disfrute de las familias rosarinas. Las intervenciones variaron en estilos, géneros y edades de los participantes; pero se destacaron los trabajos de dos escuelas municipales: la Escuela de Artes Urbanas (una de las pocas en latinoamérica donde se desarrolla una carrera de artes circenses con una perspectiva social) y el elento de Prácticas Escénicas de Expresión Corporal de el ISP De Danzas Isabel Taboga, que presentó un trabajo de performance política que finalizó la reproducción de un discurso de Fidel Castro que resultó impactante para todos los presentes. También participó la Escuela Municipal de Danzas y Arte Escénico Ernesto de Larrechea, que tiene un proyecto institucional basado en dos premisas fundamentales: la escuela como espacio público y el arte como dispositivo de transformación social. Durante la actividad, los grupos interventores y su público se desplazaron por el Boulevard desde la altura de Carlos Pellegrini hasta la costa, trazando una línea de una distancia relativamente larga y creando a su paso espacios de emoción, reflexión, atención y subversión del espacio público. Desde NodalCultura observamos con atención las particularidades de las intervenciones culturales en las diversas ciudades latinoamericanas, y pudimos apreciar en Rosario una convivencia natural entre las artes y la vida social cotidiana. A lo largo del trayecto, transeuntes y familias se acercaban a observar los espectáculos y a acompañar el recorrido de los grupos; y quienes decidían no hacerlo, sin embargo, respetaban los códigos de la intervención urbana sin atropellar lo que allí sucedía o expresar molestia por su presencia en el paso del Boulevard. Como explicó una de las organizadoras de El Cruce, todos los años se generan reacciones solidarias con las intervenciones y también se generan nuevos espacios de participación in situ a partir de las propuestas que llevan las compañías convocadas. También, todos los años, se realiza una convocatoria abierta para compañías y obras que quieran participar de la «Danza en espacios públicos» y, en la medida de los posible, se integra a la mayor cantidad de grupos de manera que la oferta sea diversa, plural y se renueve a cada año.

Las actividades del Festival de Artes Escénicas Contemporáneas «El Cruce» continuará el fin de semana del 3 y 4 de diciembre con las obras «Heroína comestible» (Buenos Aires), «(sweet)(bitter)» (Suiza-Bélgica), «aSombra» (Rosario) y «Recordar 30 años para vivir 65 minutos» (Buenos Aires). Puede consultarse la programación completa en www.cobai.org.

Lo independiente y lo público

Durante la visita al Festival de Artes Escénicas Contemporáneas «El Cruce» en Rosario, Santa Fe, tuvimos la oportunidad de conocer a miembros de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario y también de visitar espacios culturales de referencia para la cultura local actual. Santa Fe, y en particular Rosario, fue históricamente una usina de creación artística, política e intelectual de referencia, donde la cultura jugó siempre un rol primordial en tanto espacio de disputa social y creación de sentido. Esto puede apreciarse en lugares como el Museo Castagnino, donde se exponen obras de arte local y nacional; el Museo de la Memoria, espacio dedicado a la memoria del terrorismo de Estado en el país, pero haciendo foco en la ciudad de Rosario y construyendo una narrativa local considerando las particularidades que tuvo el golpe en aquella ciudad; y el Museo MACRO, de arte contemporáneo, donde se exponen obras de artistas locales a lo largo de ocho pisos que proponen experiencias diversas y disruptivas. Todos estos espacios llevan una marca local, ineludible; que habla del vínculo intrínseco que existe entre la vida social y la producción y participación cultural en la ciudad.

Conversando con miembros de la Secretaría de Cultura también conocimos algunos aspectos de la gestión cultural que facilitan esta convivencia. En principio, una apuesta con pocos precedentes en Argentina hacia la transversalidad de las áreas. Un ejemplo de ello es el Festival Payasadas, que este año estará centrado en temas de salud mental y se presentará una colaboración entre institutos de Rosario y de Buenos Aires. Con la convicción de que la cultura no es un servicio que se presta sino que es un conjunto de prácticas que atraviesa a toda la vida social, la Secretaria de Cultura acompaña a múltiples proyectos independientes, disruptivos, jóvenes, diversos: la voluntad de fomentar los procesos existentes, de comprender las formas en las cuales se desarrolla hoy la cultura para los sectores más jóvenes, los nuevos lenguajes y las formas en las que se incorporan a las relaciones sociales; es una cualidad fundamental para la aprehensión de la vida cultural en la ciudad de Rosario.

En tiempos en los que se fortalece el individualismo característico de la ideología neoliberal y en que los espacios públicos aparecen más como lugares de peligro que de apropiación popular; es importante resaltar el trabajo de una gestión que apuesta y estimula la intervención, los proyectos independientes, las propuestas alternativas y a los colectivos de artistas que se reconocen como trabajadores y no como meros prestadores de servicios. En una ciudad que fue centro de polémicas tras la marcha del 31° Encuentro Nacional de Mujeres debido a los discursos reaccionarios que disparó la presencia de la protesta de las mujeres en el espacio público, es urgente que proyectos de esta índole se sigan fomentando: tanto en el apoyo infraestructural, de difusión y financiero, como en la inversión en formación y educación artística con una impronta social.

También podría gustarte