Festival de Cine Transcinema en Lima

1.150

Turistas pasean despreocupadamente por lo que solía ser un campo de exterminio nazi. Una agrupación de guerrilleras kurdas se prepara, día a día, para defender a su pueblo de la siempre presente amenaza del Estado Islámico. Abou Bakar Sidibé intenta, cámara en mano, llegar de Marruecos a España junto a otros refugiados africanos para empezar una nueva vida en Europa.

Esto no es más que un breve muestrario de las imágenes con las que nos confronta la cuarta edición del Festival Internacional de Cine Transcinema, que se celebrará del 2 al 9 de diciembre en ocho localidades de Lima, y que es  una de las apuestas más interesantes en el ámbito cinematográfico limeño.

“Tener una cámara de fotos ya es tener un arma”, dice la productora Diana Castro. La apuesta de Transcinema (que nació a partir de la inquietud de cuatro jóvenes —un realizador documentalista, un crítico de cine y dos productores—) es democratizar el acceso a la experimentación con el lenguaje audiovisual, tanto para los realizadores como para el público (razón por la cual el ingreso a la mayoría de las proyecciones será libre). “Nos consideramos un festival político. No necesariamente porque nosotros o nuestras películas aborden temas políticos, sino porque la propuesta de Transcinema es diversificar el cine. Las películas que promovemos pueden estar grabadas con una cámara de fotos, lo que importa es la idea, el punto de vista del cineasta. El cine no solo debe pensarse para las grandes élites que tienen recursos”, agrega Castro. El año pasado, por ejemplo, el festival comenzó con “Autorretrato de Siria”, película compuesta a partir de las grabaciones caseras de una pareja de sirios que comentaban la situación política de su país.

“La idea de transgredir también es abrir otras plataformas, otras visiones. Esto también es un acto político”, explica la productora, y el mejor ejemplo de ello son experimentos audiovisuales como “Natural” de Alejandra Morote, película de 30 segundos hecha con tutoriales de maquillaje encontrados en You Tube, que se presenta en la categoría ‘Radicalismos’. O  “La extranjera”, del español Miguel Ángel Blanca (de 68 minutos), película que explora los efectos del turismo en Barcelona a partir del asesinato de una turista. “El festival no tiene límites de duración: cualquier propuesta, así dure dos minutos o cuatro horas, es una película. No hay cortometrajes, no hay mediometrajes o largometrajes”,  dice Castro, solamente consonancias temáticas y deseos de retar los límites del soporte.

En ese mismo espíritu, el festival no solo organiza una competencia internacional, sino también una transandina (ruptura consciente de las clásicas “competencias nacionales” de otros festivales, que nace a partir del reconocimiento de la historia común que tiene América Latina y el deseo de estrechar vínculos con realizadores de otros países) e incluso una de videoclips, que busca reconocer un género subvalorado al ser considerado como un accesorio de las canciones.

* * *

El esfuerzo del equipo de Transcinema, sin embargo, no se agota con el festival: su deseo de democratizar el cine y su producción se traduce también en el trabajo que realizan como TransLAB, laboratorio de cine de no-ficción, donde ayudan a realizar sus proyectos a jóvenes cineastas que optan por este género.

El equipo del festival está organizando, además, el taller «Una Película, ¿Dónde comienza, Cuándo Termina, y Qué Pasa Entre Medio?”, que será dictado por el documentalista chileno Ignacio Agüero, cuya última cinta «¡Como me da la gana 2!» será proyectada este 3 y 4 de diciembre. “Es una oportunidad para compartir con estudiantes, profesionales, cineastas, algunas ideas en torno al cine que son las que me están inquietando en este momento, y que sirven para pensar en general acerca del oficio de hacer películas”,  comenta Agüero.

“Nuestro director, John Campos Gómez, tiene que viajar constantemente a festivales en Latinoamérica para buscar nuevas apuestas”, dice Diana Castro, y comenta también que esto ha permitido que se forme una hermandad con otros festivales de la región con una mirada semejante a la suya, como el de Valdivia, donde conocieron a Agüero. “Es un festival muy interesante que reúne a cineastas y cinéfilos de todo el mundo en un ambiente sin alfombras rojas y muchas veces bajo la lluvia”, cuenta el documentalista. Estos festivales buscan, desde los márgenes, cambiar la forma en la que entendemos el cine. Transcinema, poco a poco, lo está logrando en Perú.

Las películas se exhibirán en los centro culturales PUCP y de España, la sala Ventana Indiscreta de la Universidad de Lima, la Alianza Francesa de Miraflores, la librería La Libre de Barranco, El Paradero (Jr. León Velarde 982, Lince), Dulces Trópicos (Las Margaritas 167, Lince), y en la sala Robles Godoy del Ministerio de Cultura. Informes y programación: http://transcinemafestival.com

Publicado en El Comercio

CUARTA EDICIÓN DEL FESTIVAL TRANSCINEMA

El Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Perú y la Asociación Transcinema presentan la Cuarta edición del Festival Transcinema, el cual se realizará del 3 al 10 de diciembre, siendo Arequipa la sede descentralizada.

Seminarios, laboratorios y conversatorios conforman la agenda de esta cuarta edición, que además tiene como uno de los invitados internacionales al documentalista chileno Ignacio Agüero.

El festival se ha convertido en un espacio de intercambio para los realizadores cinematográficos de diversas partes del mundo, siendo Lima –capital de la fusión cultural- el espacio perfecto para el encuentro de diversas realidades, tradiciones e historias, entendiendo que el cine funciona como una manifestación artística que nos permite comprendernos y encontrarnos con el otro.

“Declaramos que nuestra manera de hacer cine es compartiendo el cine que nos inquieta, que nos acerca a los otros y se manifiesta revulsivo en cada detalle. Más que experimental, es un cine experimentador”, manifiesta John Campos, director de TRANSCINEMA, quien indicó que al culminar esta edición, el festival habrá proyectado más de 400 películas entre cortos, medios y largometrajes. Cifra nada desdeñable.

El cine nos representa. El cine no rehúye temas ni evita los nuevos formatos. Mucho menos se autocensura. Estas son las premisas que han caracterizado al festival internacional de cine independiente TRANSCINEMA y que le ha permitido llegar a su cuarta edición, buscando en todo momento formas cinematográficas que vinculen la experimentación, lo empático y lo político, tres ejes fundamentales sobre los que se articula su programación.

INVITADOS

En estas cuatro ediciones, el TRANSCINEMA se ha enfocado en traer figuras importantes en el marco del cine independiente latinoamericano. Así, en nuestro país estuvo el mítico cineasta colombiano Luis Ospina o el crítico argentino Quintín. Este año estará el notable documentalista chileno Ignacio Agüero, quien presentará su última película “Como me da la gana 2” (2016), la cual fue condecorada con el máximo premio en el Festival Internacional de Cine de Marsella en Francia. Además dictará el seminario “Una película, ¿dónde comienza, cuándo termina y qué pasa entremedio?”

Descentralización e internacionalización

Este encuentro se convirtió en la influencia principal para el Encuentro de No-ficción que se realiza en Arequipa llamado “Corriente”. Y es que teniendo claro que en el interior del país existen directores creativos y arriesgados, a mediados de este año se realizó el TransLAB Cusco que tuvo las características de una residencia creativa donde los participantes se acondicionaron al espacio para hacer piezas audiovisuales de temática libre. Todo esto ha convertido al Transcinema en un referente internacional dentro del circuito de festivales de cine independiente en Latinoamérica, lo que le ha permitido realizar muestras itinerantes en Chile, Argentina, México y Bolivia.

De esta forma, TRANSCINEMA ha contribuído una evolución del cine peruano. Recordemos que de sus filas salieron filmes como “Videofilia (y otros síndromes virales” de Juan Daniel Molero o “Rodar contra todo” de Marianela Vega. “Serán días de cine de todas partes del mundo, cine crítico y agitador, del cual TRANSCINEMA se ha ofrecido como ventanal”, concluye Campos.
La programación general y secciones se darán a conocer durante los próximos días.

Publicado en Lima Gris

El Festival Transcinema 2016 presentará cerca de 30 películas peruanas, en diciembre

Se ha anunciado la programación completa del 4° Festival Internacional de No Ficción – Transcinema, el evento que acerca a Lima una muestra de cine mundial radical y transgresor, que este año irá del 2 al 9 de diciembre.

Junto con las 11 películas principales en la Competencia Internacional, Transcinema incluirá en la Competencia Transandina a 3 películas peruanas de estreno, además de otros 26 filmes y 6 videoclips peruanos, en distintas secciones del festival.

Las sedes del festival serán el Centro Cultural PUCP, el Centro Cultural de España, la Sala Ventana Indiscreta U.Lima, la Sala Armando Robles Godoy del Mincul, la Alianza Francesa de Miraflores, la librería “La Libre” de Barranco, El Paradero Cultural y el Cineclub Dulces Trópicos.

A continuación detallamos toda la participación peruana del Transcinema, y al final un enlace para revisar toda la programación general:

Competencia Trasandina

Masabu, de Carlos Benvenuto / Perú / 83′
Bajo la influencia, de Karina Cáceres / Perú / 60′
El nudo de la corbata, de Mauricio Godoy / Perú / 61′ (Fuera de competencia)

 

Transficciones

XX (Doble equis), de Jorge Ossio Seminario / Perú / 18′
Vigilados, de Gianpierre Yovera y Francisco Pasache / Perú / 15′

Memorias

Las lecturas, de Lorena Best, de Perú / 70′
Como lágrimas en la lluvia, de Milagros Távara / Perú / 15′
Carta a mamá, de Paola Patrón / Perú / 2′
Mar, 30 Ago., de Rebeca Alván León / Perú / 9′
Más amor, por favor, de Adalí Torres / Perú / 23′

Espacios

Lugar común, de Katherinne Fiedler y Gabriel Alayza / Perú / 2′
Incandescente, de Laura Zolezzi / Perú / 6′
Degradación, de Gustavo Solé / Perú / 5′
Cocachauca, de Analucía Roeder / Perú, Argentina / 42′

Radicalismos

Naturalis Historia, de Stephanie Durán-Castillo / Perú, Canadá / 4′
La pecera, de Alejandro Small / Perú / 4′
Going to A Funeral 101, de Alejandra Morote / Perú / 3′
Vacío/a, de Carmen Rojas Gamarra / Perú / 6′
Liminal, de Diego Vizcarra / Perú / 8′
Natural, de Alejandra Morote / Perú / 30”
Entender, de Carlos Ormeño Palma / Perú / 3′

Rememoria Cusco

Niños, de Grupo de Cine Liberación Sin Rodeos / 1974’ / Perú / 16′
El cargador, de Luis Figueroa / 1974 / Perú / 7′
Chiaraje, batalla ritual, de Luis Figueroa / 1977 / Perú / 93′
Kuntur Wachana, de Federico García / 1977 / Perú / 87′
Solo un cargador, de Juan Alejandro Ramírez / 2003 / Perú / 20′
Felipe vuelve, de Malena Martínez / 2009 / Perú / 67′
La final, de César Alberto Venero / 2014 / Perú / 15′
Cuando ya no estemos aquí, de Marco Panatonic / 2016 / Perú / 12′

Competencia Peruana de Videoclips

Caen los edificios (Serto Mercurio), de Sergio Fernández / Perú / 4′
Intensos instantes (Gala Brie), de Álvaro Giraldo / Perú / 3′
Smoke Grass (Mi Puga Mi Pishgo), de Paulo Pereyra / Perú / 2′
Gay (Montaña Negra), de Muriel Holguín / Perú / 3′
¿No es lo que te encanta? (Submarino), de Franco Finocchiaro / Perú / 5′
Esquemas juveniles (Chico Unicornio con Susana Cebrián), de Sofía Bedoya / Perú / 4′

Publicado en Cinencuentro

También podría gustarte