Lo que piensan los jóvenes

Por Cándida Cotto y Gabriela Ortiz Díaz

¿Les interesa la política a los jóvenes de hoy? ¿Qué piensan estos de la política que se practica en Puerto Rico? ¿A qué aspira la juventud en términos políticos? ¿Qué ofreció la candidata independiente a la gobernación, Alexandra Lúgaro, para que muchos jóvenes le dieran el voto?

Juntos en una mesa, CLARIDAD conversó con un grupo de jóvenes activistas de diferentes organizaciones independentistas sobre estas interrogantes. La franqueza y el compañerismo prevalecieron en esta conversación con Mikael Rosa Rosa (Juventud Hostosiana), Alexa Figueroa Carrasquillo (Juventud Partido del Pueblo Trabajador, JPPT), Melisa Vargas Echevarría (Campamento contra la Junta) y Gabriel Casal Nazario (Juventud Partido Independentista Puertorriqueño, JPIP).

Forma de hacer política, ¿retrasada para estos tiempos? 

La joven Melisa Vargas Echevarría, aunque opinó que plataformas como la del PPT no son retrasadas en sus propuestas, sí insistió en que el frente antielectoral resaltó constantemente la poca comunicación que tenían con la gente el PPT y el PIP: “la queja siempre fue que los partidos políticos como estructuras de ninguna forma logran llegarles a las personas de comunidades desaventajadas”. Sin embargo, Lúgaro, según señaló la joven militante, “no hablaba de propuestas tangibles y tuvo un montón de seguidores”.

Es por eso que para Melisa es válido que los partidos y otros movimientos políticos se planteen impulsar un balance: “Hasta qué punto la forma de hacer política debería apelar a algo que sea pop y que sea agradable al ojo, como en este caso sería la estructura de Lúgaro, pero que a la misma vez, tenga contenido”.

Por su parte, Gabriel Casal Nazario indicó que la manera en que la candidata independiente a la gobernación hizo política electoral “nos enseña mucho a nosotros como izquierda”.

En esa misma línea, Mikael Rosa Rosa señaló que, más que una política retrasada, esta se ha “complejizado”, por lo que hay que “reentenderla y releerla”. Según él, Lúgaro “reentendió” la forma de comunicarse dentro de la política. Para ejemplificar su argumento, mencionó la utilización que la candidata hizo de las redes sociales para hacer su campaña, mientras que el resto de los aspirantes acudió a colocar pasquines por toda la isla.

Gabriel Casal indicó que “el rol de nosotros como juventud dentro de las organizaciones políticas es ver cómo acercamos el quehacer político a gente de nuestra edad, modernizar la política”. El joven del PIP da fe de que en los adentros de las organizaciones políticas se da una lucha entre la juventud y la gente que tiene que entregar el batón, pero “si queremos modernizar nuestras estructuras políticas, nos toca pedir el batón y demostrar que estamos dispuestos a experimentar”.

Aun con este reto, Rosa Rosa coincidió con Casal en el hecho de que la juventud es necesaria en la política. “Cuando miramos la trayectoria política, en todas las transformaciones que han tenido las organizaciones independentistas y de izquierda en Puerto Rico, los jóvenes siempre han dado el cantazo para modernizarla y transformarla”, informó.

Otro aspecto en el que todos los jóvenes coincidieron fue en que se hace política de muchas maneras y en que ese ejercicio no está limitado al contexto partidista.

Alexa Figueroa Carrasquillo comentó que es importante preguntarse desde dónde vemos lo político. “La política se construye desde muchos espacios que no necesariamente son político-partidistas”, certificó. Partiendo de ese punto de vista, Alexa piensa que la política no es retrasada porque “hay muchos movimientos estudiantiles, ambientales, de mujeres, y muchas resistencias políticas que han ganado (luchas) y que no caen en lo tradicional”.

Para Melisa Vargas, en el Campamento contra la Junta se hace política no partidista. En ese sentido, allí en la calle Chardón, condenan la violencia de género, propulsan la agroecología popular, promueven el reciclaje, incentivan las alianzas entre otros movimientos porque creen en que las diferentes luchas deben alinearse.

El asunto de la reinscripción de los partidos

Según Gabriel Casal, aunque el partido que representa (PIP) no logró la inscripción, sí pudo ampliar su base electoral en muchos municipios, además recobró dos escaños en la Legislatura con los candidatos Denis Márquez  y Juan Dalmau. También, hubo una ampliación en la base municipal del partido, la cual el joven atribuyó al activismo comunitario de los miembros del PIP.

“El hecho de que Dalmau llegara tercero demuestra mucho dónde la gente quiere que estemos, fiscalizando, porque reconocen que el independentismo es importante. Yo pienso que es incorrecto decir que el independentismo no es importante electoralmente”, acotó.  En esa dirección, afirmó que el partido se debe reinscribir y lo más pronto posible.

En tanto, Mikael Rosa Rosa, de la Juventud Hostosiana, si bien concedió el que cada organización debe analizar si es pertinente y necesaria la reinscripción, recabó que en el actual contexto político el planteamiento debe ser: “Reinscribirnos para qué. Cuál es el proyecto que vamos a articular detrás de esa reinscripción de los partidos que agrupan a muchos de las y los compañeros nuestros”, en alusión al PIP y al PPT.

Rosa Rosa planteó, por otra parte, que hay que cuestionarse de dónde procedieron los votos municipales y legislativos del PIP Y el PPT porque el conocimiento de ese detalle debe desembocar en la reflexión de “si nosotros queremos construir un proyecto progresista, amplio y diverso, o un proyecto progresista concentrado solamente en los independentistas. Creo que los resultados electorales que tenemos nos deben llevar a esa reflexión de qué tipo de proyecto es el que queremos poner en práctica si mañana fuéramos independientes”.

Por su parte, Melisa Vargas coincidió con Casal en que los partidos son los que guían y polarizan la opinión con respecto a otros movimientos y acciones sociales. “Hay un montón de gente que no sabía lo que estaba pasando en Peñuelas hasta que María de Lourdes fue”, dijo. Según ella, es positivo para un movimiento como el Campamento contra la Junta que figuras políticas que tienen sus seguidores y que simpatizan con las luchas difundan la información y atraigan gente a las causas comunes.

El fenómeno Lúgaro en las elecciones

Desde el PPT, Alexa Figueroa entiende que para impulsar un proyecto político se necesita un colectivo. En ese sentido, la joven describió como algo “absurdo, subjetivo y hasta injusto”, tanto para el PPT como para el PIP, los votos logrados por la candidata independiente Alexandra Lúgaro.

“Para mí es absurdo cómo la gente pudo apostar por un proyecto que no es político, como lo es el de Alexandra Lúgaro. Votar por ella era votar por el individuo, no por un proyecto colectivo”.

En tanto, Casal hizo la observación de que  los seguidores de Lúgaro lograron crear el imaginario de que un voto por ella era un voto útil.

La militante del PPT añadió respecto a la votación por Lúgaro y al imaginario que ofreció: “La cuestión del progreso, el echa pa’ lante, la figura de ella –mujer, madre, empresaria con tantos bachilleratos– eso fue lo que el pueblo admiró. No un profesor que lleva dando clases 20 años, si no esa mujer que metía mano, que le iba a dar a los corruptos”.

La política, ¿importante para los jóvenes?

El militante de la Juventud PIP apuntó a la oportunidad y a su vez, a la desventaja que tienen los millennials ante al acceso a información mediante las redes sociales, acceso que ninguna otra generación tuvo y que según dijo, ha revolucionado la forma de hacer política.

“Yo pienso que los millennials son una generación que quiere un cambio. Nosotros hemos vivido en crisis toda la vida. Yo recuerdo que desde que nací me han dicho ‘las cosas están malas’. Las crisis se dan cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer; yo pienso que lo nuevo que va a nacer va a ir acompañado por una juventud que va a decir ‘basta ya de lo viejo’”.

Mientras, la militante en el Campamento contra la Junta expresó al respecto: “Aquí hay jóvenes organizados en todas partes de Puerto Rico. Me rehúso a pensar que el joven de hoy día es apático, me rehúso a pensar eso porque los  he visto en ese espacio donde trabajo”, recalcó Vargas Echevarría.

En esa dirección, Rosa Rosa apostó: “Creo que hay que capitalizar mediáticamente, creo que hay que ser agresivos en eso, tener una actitud ganadora, creo que estamos en un país donde la gente vive para sobrevivir y nosotros venimos y le damos una dosis adicional de pesimismo. Hay que organizar el pesimismo para convertirlo en optimismo. La respuesta a cómo canalizar esa molestia es lo que nosotros tenemos que trabajar y convertirla en una alternativa. Los jóvenes que estamos organizados tenemos la capacidad de sentarnos a dialogar sobre cómo hacerlo”.

Publicado en Claridad
También podría gustarte