Ministro de cultura peruano responde a arzobispo: «La ideología de género no existe»

1.452

En medio de la ceremonia por los 90 años del Señor de la Amargura, en Arequipa, Javier del Río, arzobispo de la ciudad blanca, pidió al ministro de Cultura Salvador del Solar que interceda en la prohibición de la supuesta ‘ideología de género’ que está incluida en el Currículo Nacional Escolar 2017.

«Quería pedirle, señor ministro, que transmita esta confusión que se creó (…) bastaría con una disposición final que diga ‘queda prohibido en todos los colegios introducir la ideología de género‘», dijo Javier del Río ante la multitud. La repuesta del ministro de Cultura no se hizo esperar.

«Esta ceremonia de condecoración me obliga a reflexionar sobre qué representa el Señor de la Amargura, lo que veo humildemente y con todo respeto en el Señor de la Amargura es un cristo que carga una cruz, y me pregunto: ¿Quién le puso esa cruz? Se la pusimos nosotros ¿Cómo le pusimos la cruz? juzgándolo y llevándolo al calvario. Somos nosotros quienes lo juzgamos y lo llevamos al calvario, y él con un amor en el que yo no encuentro fronteras, ni encuentro límites, un amor para todos, se sacrifica por nuestros pecados«, dijo Salvador del Solar. Pero eso no fue todo.

«Les pido con todo respeto y humildad que nos preguntemos ¿a qué personas les ponemos la cruz en nuestra sociedad? ¿A quiénes juzgamos como malos, como equivocados? Cuando Jesús dijo ‘amaos los unos a los otros’ no quiso decir que no se amen los unos a los unos, es decir a los idénticos, sino tengamos un amor sin límites como el del señor de la Amargura que cargó una cruz que nosotros le pusimos«, comentó Salvador del Solar.

Del Solar pidió a los feligreses que imiten el amor del Señor de la Amargura, que no tiene límites ni distinción.

«Pensemos si quizás somos injustos en juzgar como equivocados a personas tan peruanas como nosotros y seguramente tan católicos como nosotros a los que hoy les ponemos esa cruz. (…) ¿Quién sufre la amargura hoy de cargar la cruz que nosotros le ponemos?«, agregó el ministro.

Finalmente, el arzobispo de Arequipa se disculpó por su pedido durante la condecoración al Señor de la Amargura, considerada como la máxima distinción del país.

Publicado en Trome

Salvador del Solar: «La ideología de género no existe»

El ministro de Cultura, Salvador del Solar, defendió el nuevo Currículo Nacional que el Ministerio de Educación viene impulsando en colegios a nivel nacional.

«Recientemente se viene hablando con insistencia de la peligrosidad de una supuesta ideología de género. No perdamos la calma, cualquiera puede revisar el Currículum Nacional de Educación y darse cuenta que tal ideología no existe. Lo que sí existe es el desafío de construir entre todos un Perú inclusivo, tolerante y moderno», señala en un vídeo difundido en la cuenta de Facebook de dicha cartera.

Pide un Perú inclusivo. Mostró su apoyo a la titular del Ministerio de Educación, Marilú Martens, quien dejó claro que esta nueva guía escolar no promueve la homosexualidad ni la llamada ideología de género.

Publicado en RPP

Lescano defiende proyecto para eliminar currículo: La gran parte de la población es heterosexual y cristiana

La polarización en torno al Currículo Nacional de Educación Básica se encuentra en su punto más álgido tras la masiva marcha organizada por grupos religiosos y ultraconservadores, y la postura tajante del Gobierno de mantener lo planteado en dicho documento. Aunque desde el Congreso de la República ya se busca que sea eliminado con un proyecto presentado por el parlamentario de Acción Popular Yohny Lescano.

¿Pero que dice este nueva iniciativa legislativa? A decir del parlamentario del partido de la lampa, solo se trata de poner fin al enfrentamiento entre el Estado y los padres de familia, y plantear un diálogo para que ambas partes lleguen a un acuerdo.

Sin embargo, el texto refiere en la exposición de motivos, que no se puede pretender que ‘orientaciones sexuales de las minorías’ prevalezcan sobre la ‘orientación heterosexual abrumadoramente mayoritaria del pueblo peruano’. Asimismo, adjunta capturas de los cuentos ‘Oliver Button es una nena’, ‘El caperucito rojo’ y las ‘Vizcachas rosadas’, los mismos que tratan los estereotipos y roles de género, así como necesidad de erradicarlos. Algo que, a juicio del parlamentario, solo va a confundir más a los más pequeños.

Desde LaMula.pe nos comunicamos con el el congresista Lescano para preguntarle sobre los argumentos expuestos en el texto del proyecto y la aquellas partes de los cuentos adjuntos que en su opinión podrían resultar confusos.

Estos son sus argumentos para defender lo que podría ser el primer paso para traerse abajo el único documento educativo en años que ha buscado por fin acabar con la discriminación y la desigualdad en el Perú.

Queda claro por lo que plantea que la intención es buena, buscar un consenso entre ambas partes. 

Claro que sí, no dar la razón ni a uno ni a otro.

Pero si esa es su intención, llama la atención los argumentos que pone para sustentar el proyecto. En el material que adjunta menciona una serie de textos que están dentro del currículo. ¿Usted ha leído el cuento ‘Oliver Button es una nena’? 

Solamente el título a ti te da una noción.

Pero, con todo respeto, no le he preguntado eso

Lo he leído, lo he leído. Pero si yo le entrego eso a un niño, en vez de orientarlo como persona, lo confundo.

¿Qué ha entendido usted del cuento ‘Oliver Button es una nena’? Porque en el texto se habla de los prejuicios.

A un niño no le puedes explicar eso. Me lo puedes decir a mí, yo lo entiendo, pero a una wawa de cinco años, no.

¿Qué es lo que cree usted en ese cuento o en el de ‘Caperucito Rojo’, que confundiría a un niño?

Partiendo del título, pues, mi querido amigo.

Usted me está diciendo que lo ha leído pero se está basando únicamente en el título

Más allá de esos cuestionamientos, de las confusiones, que usted diga que no confunde, y yo le digo que sí, acá hay un enfrentamiento entre el Estado y los padres de familia. (…) A nosotros no nos parece adecuado que a un niño que tiene cinco, seis, siete años, a través de cuentos o lo que sea, se le explique cuestiones que tienen que ver con su sexualidad, cuando no están en la etapa de entender de sexo, de género o de todo lo demás. Estas son las consideraciones que tenemos en cuenta para presentar el proyecto de ley. Aquí no hay ningún tipo de consideración de carácter religioso. Yo soy cristiano católico, pero no doy fundamentos para ningún proyecto de carácter religioso.

Sin embargo en el sustento del proyecto dice, literalmente, que otras orientaciones sexuales distintas a la heterosexual «no puede prevalecer sobre la orientación sexual abrumadoramente mayoritaria de la población, sustentada en los valores familiares tradicionales, en la moral cristiana y de las otras grandes religiones». Podemos entender que en este país haya una mayoría cristiana, pero la laicidad del Estado supone que ninguna religión, mayoritaria o minoritaria, debe prevalecer por encima de otras creencias.

Ya, sáquele lo cristiano. Saquémosle lo cristiano. Es una parte de la formulación porque es verdad que una gran parte de padres de familia son cristianos.

¿Y lo de la orientación sexual abrumadoramente mayoritaria de la población peruana?

También sácale, hermano

Pero eso está en el sustento del proyecto

Sí, pues, pero ¿lo que te estoy explicando no pesa? Obviamente, pues, no me vas a decir que los heterosexuales son minoría en el Perú. ¿Eso es una mentira?

Pero usted está diciendo que «no se puede prevalecer»…

Claro que no se puede. Una minoría no puede imponer ciertas pautas a la mayoría.

¿Usted siente que esa minoría está imponiendo algo?

Para buscar un equilibrio hay que dejar sin efecto estos conceptos y buscar una solución intermedia. Los dos lados tienen una posición fundamentalista. Las minorías quieren imponer su criterio y hacerlo valer hasta el final. El otro lado también.

Me queda claro, según dice, que la intención que ha planteado con este proyecto es que se evite el enfrentamiento. Pero usted en los argumentos para sustentar su proyecto, está poniendo todo lo que estoy citando. Si usted me va a decir quítale eso, sácale eso, ¿para qué pone esos argumentos?

Mira, hermano, la gran parte de la población es heterosexual. La gran mayoría de gente el Perú es cristiana, católica, eso también es cierto,

¿Y por eso debemos invisibilizar a los no heterosexuales?

Mira, si tú quieres, le quitas eso, pero son fundamentos reales que no puedes esconder.

Me estoy ciñendo a lo que ha puesto en el proyecto de ley que usted firma. Me gustaría que me explicara los argumentos que usted mismo ha puesto en su proyecto de ley, pero me está diciendo que los quite.

Ya, mira, hermano, dejémoslo ahí. El pueblo peruano es un pueblo cristiano, católico en mayoría. Y segundo, lo de la población heterosexual, creo que son hechos irreversibles. Pero te estoy dando otros argumentos como autor del proyecto. ¿O no vale?

¿Entonces va a modificarlo?

No, pues. Tú no sabes el proceso. Entra un proyecto, cuando aprueban el dictamen se modifica los argumentos, la sustentación, se ponen otros artículos, esa es la dinámica.

Entiendo, pero usted es el autor y me está diciendo desde ya que no los considere.

Pero no soy radical ni fanático.  El Congreso es un lugar de consenso. Tú estás criticando el fanatismo de algunos pero también te estás poniendo en una posición bastante radical.

Me he ceñido únicamente a lo que usted ha puesto en su proyecto de ley.

Te he dado otros argumentos y tú dices ‘usted ha puesto esto’.

Hablo de lo que ha puesto, congresista. Pero, bueno, usted habla que la población es mayoritariamente heterosexual y cristiana. ¿Cree que las minorías, como usted las llama, buscan imponer a las mayorías su orientación sexual? ¿De qué forma? 

Quieren que se les reconozca el matrimonio igualitario, esto de la ideología de género. Y tienen todo el derecho.

¿Y le parece que eso es ‘imponer’?

Me parece mal, porque en un país donde hay una democracia uno tiene que buscar el equilibrio. Hay que leer Aristóteles, pues, hermano, a Platón hay que darle una revisadita.

¿Usted cree que hablar en el colegio de que hay personas con otra orientación es imponer a los alumnos tener esa orientación sexual? ¿No es ocultarles una realidad?

No, pues, nadie ha dicho eso. Sería loco. A las minorías hay que respetarlas. Lo que estoy diciendo es que en los temas de sexualidad no hay que ponerle temas confusos a los niños.

Finalmente intentamos insistir en buscar algo más concreto respecto a la ‘supuesta confusión’ que cuentos como ‘Oliver Button es una nena’ en el currículo podría generar en sus lectores. Lamentablemente no tuvimos éxito.

-Te estoy diciendo, basta el título para darte cuenta que está confundiendo a la persona, ¿o necesita leer todo? 

-Necesita leer, porque el título se refiere a la forma en que se referían al protagonista.

Publicado en La Mula
También podría gustarte