El legado de Van Van

Legado es el título de la nueva producción discográfica de la Orquesta de Juan Formell y los Van Van, que bajo el sello de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM) fue presentado el sábado, en el Salón 1930 del Hotel Nacional, de la capital cubana.

El disco, rinde tributo a Juan Formell, creador de la orquesta, fundada el 4 de diciembre de 1969, quien con su obra musical, marcó pauta en la música popular e hizo bailar a varias generaciones de cubanos.

Para Samuel Formell, director de la orquesta, este disco ha sido un verdadero reto, pues aunque el fonograma anterior, La Fantasía, fue presentado a pocos meses del fallecimiento de su padre, Juan estuvo al tanto de todos los detalles, “no participó en las grabaciones, pero sabíamos lo que quería. Y se cumplió con su concepto y deseo, incluyendo el título”, asegura Samuelito.

Por ello, Legado ha sido una responsabilidad muy grande, no solo para él como director, productor general y productor musical, sino para los integrantes de la agrupación.

Además de defender el legado musical de Formell en concepto, esta producción contiene 14 temas, de ellos 11, creados por los propios integrantes de la orquesta, Legado OpeningAl paso de Samuelito y Yo no soy un mango, compartido con Alberto Alberto, Vamos a pasarla bien, de Abdel Rasalps (El Lele), Vanvanidina, de Armando Cantero, Culpable de nada y Legado de Vida, de Jorge Leliebre, Qué pena, de Boris Luna y Juan Ballestero, VanvaneoHecho pá bailar y Anda, camina Juan, de Roberto Hernández.

Se unen de manera especial y como tributo eterno, tal y como han decidido mantener en cada nuevo disco que produzcan, tres versiones de la autoría del creador de “La maquinaria”, Te extrañoPorqué lo haces y Amiga mía.

El Songo, ritmo creado por Juan Formell, mantiene el protagonismo sonoro de Legado, unido a la esencia de otros ritmos, que conforman la identidad musical de la mayor de las Antillas.

También prevalece en cada tema, una especie de magia musical, enriquecida gracias a la pasión que cada intérprete y músico de la agrupación, le entregó a esta grabación, en la que compromiso artístico y sentimental, se entrelazan, para dar como resultado un producto de alta calidad y optimismo, valores que provocan en el público, alegría colectiva y que han hecho que Van Van, durante casi 50 años, sea catalogada como la orquesta insigne de la música popular cubana.

Esta propuesta discográfica, contiene otro legado de Juan Formell, no menos entrañable. Y es que se unen en ella, tres de sus hijos, para dar continuidad a la historia del “Tren de la música cubana”, Samuel Formell como director y en la batería, Juan Carlos Formell, en el bajo y Vanessa Formell, esta última, haciendo su debut oficial como voz femenina e integrante de la orquesta.

Siguiendo también una tradición del cronista musical cubano, las artes del disco contienen aspectos que defendió siempre, el autor de Marilú, en cuanto a imagen. Por ello aparece en la portada la obra Identidad, del artista de la plástica, Michel Mirabal, quien también utiliza otras dos de sus creaciones, Huracán y Free-wifi.

La fotografía a cargo de Iván Soca, atrapa la esencia de todo este fonograma y nos trae de vuelva a Juan Formell, en su sentido más humano.

No menos meritorio resulta la labor de los ingenieros de grabación y sonido en estudio, Alejandro Pulido y Ernesto Nodarse, respectivamente, así como la mezcla, a cargo del ingeniero Mario Aracíl y la masterización realizada por Carlos Álvarez.

Mario Escalona, director de la EGREM, considera que el hecho de que la música cubana, esté en un buen momento y que la industria musical, haya sido reconocida en el parlamento cubano como concepto a potenciar para lograr rubros exportables y en defensa de la identidad de un país, es parte de la historia y del resultado del trabajo de la orquesta liderada por Juan Formell y recientemente por Samuelito, durante todos estos años.

Los Van Van, son la Patria, aseveró, son la permanencia y resistencia en busca de caminos y rutas para defender el valor que posee la historia musical cubana y darla a conocer por el mundo. Este disco, es el resultado musical no solo de una orquesta, sino de la orquesta que ha representado y representa los valores de un país, de ahí el compromiso y la responsabilidad que tiene la EGREM, en la promoción y comercialización del mismo.

Legado, en los próximos días y antes de que concluya el 2017, será promovido en vivo en las actuaciones que realizará la orquesta en Colombia.

Cubadebate reproduce las notas discográficas del disco “Legado”

Este nuevo álbum es la manera de ratificar nuestra defensa al Songo y de ese gran “Legado” musical que nos dejó Juan Formell, nuestro inseparable maestro, director, compositor y arreglista, creador del Gran Sello Vanvanero y de la Fórmula que lleva su nombre. Siempre será nuestra luz y guía para cada nueva producción de los Van Van.

Para mí es un orgullo, una satisfacción y una gran responsabilidad este disco, así como para los integrantes de la Orquesta, quienes han sabido asumir y defender este legado con nuevas composiciones que sin lugar a dudas tienen un poco de Juan Formell.

Seguimos por este camino, defendiendo 50 años de música para los que bailan y los que escuchan.

Gracias a todos lo que de una forma u otra han participado y aportado a esta nueva producción.

Samuel Formell

Publicado en CubaDebate

«Queremos que Cali cante con nosotros»: Samuel Formell, director de Los Van Van

La ‘Fiebre Vanvanera’ empezó a incubarse aquí mucho antes de lo que se cree. Fue por allá en 1971 cuando los caleños conocieron el primer ‘Longplay’ de Los Van Van. Lo trajo, como un regalo conmemorativo, la delegación de deportistas que representó a Cuba en los Juegos Panamericanos. Pero pasaría largo tiempo antes de que esa sabrosa ‘enfermedad’ generada por la cadencia de Los Van Van se apoderara definitivamente de Cali. La culpa fue de Gary Domínguez, quien por allá en los años 80 les reveló a sus visitantes de la Taberna Latina esa creación inmortal del maestro Juan Formell llamada Songo.

Desde entonces hasta hoy, la historia de varias generaciones de caleños ha estado marcada por la música de Van Van. Tanto así, que esta ciudad tiene hoy su propia legión de ‘Vanvaneros’. Gente que conoce al detalle la historia de la banda, y que se ha pasado buena parte de su vida escudriñando cada disco grabado durante 48 años de trayectoria.

Por todo eso es que Samuel Formell, el director de Los Van Van, siente algo muy especial cada vez que vuelve a esta ciudad. “Cali es nuestra segunda casa, después de La Habana”, dice. El hombre que desde el 1 de mayo de 2014, fecha en la que murió su padre, tiene la responsabilidad de guiar al poderoso ‘Tren’ de la música cubana, habló con El País sobre ese reencuentro con Cali, y lo que ya prepara con miras a los 50 años de la orquesta.

¿Cómo se siente de volver a Cali?

Absolutamente feliz. Para Los Van Van, Cali es nuestra segunda casa después de La Habana. Una ciudad con una gente hermosa que nos ama y nos respalda. Y más feliz aún porque llegamos a Cali el día 25, dos días después de haber lanzado nuestro nuevo disco, que ahora mismo estamos terminando de mezclar aquí en Miami. Pero además, porque Van Van llega con una primicia maravillosa para los caleños, como es la presentación oficial de mi hermana Vanessa.

Será su primera vez en Cali y estoy seguro que los caleños la van a acoger con el mismo amor que siempre nos han dado a todos. Sabemos que esta es una Feria muy especial para ustedes, y por eso este año vamos preparados para ponerlos a gozar. Vamos a tocar exclusivamente los que han sido los grandes éxitos de nuestra historia. Queremos que Cali cante con nosotros, como siempre lo ha hecho en esos conciertos impresionantes en el Jorge Isaacs.

¿Y qué puede contarnos de esa producción que van a lanzar el 23 de diciembre?

Se titula ‘Legado’, porque es un reflejo de lo que mi padre nos dejó y de lo que podemos hacer en su ausencia. Incluye tres temas que ya son conocidos por el público, pero el resto son temas nuevos. Dos de ellos, que son cantados por Vanessa, estoy seguro que pueden ser un hit en Cali o en cualquier parte del mundo. Me siento muy feliz porque este es un disco que realmente va a dar de qué hablar. Es un disco muy ‘vanvanero’, musicalmente muy bien preparado, con el que estoy seguro que vamos a superar lo que hicimos con el pasado disco, ‘La Fantasía’, que fue nominado al Grammy anglo. Todos los que lo han escuchado en estudio se sorprenden de la evolución de nuestra sonoridad allí.

¿A qué le ha apostado en este nuevo disco para conservar ese sello evolucionista que siempre distinguió a Juan Formell?

La realidad es que mi padre me preparó desde muchos años atrás para el día en que no estuviera. Antes de que él muriera, yo ya había sido el director musical de Van Van por diez años. Y además me entregó la responsabilidad de dirigir enteramente dos discos en los que prácticamente la producción fue mía, porque quería ver mi desempeño sin estar él. Yo tenía tres años cuando mi padre creó este grupo. Desde niño lo vi escribiendo, haciendo arreglos, ensayos, grabando. En los 48 años de Van Van yo he estado a su lado, y me he alimentado de todas sus sonoridades.

En todo ese proceso conocí y aprendí la visión de mi padre. Él tenía claro que para mantenerse hay que reinventarse, hay que evolucionar de la mano con lo que está pasando en el mundo. No nos podemos quedar atrás en términos de rítmica, armonía, letras e incorporación de nuevos sonidos.

Mi padre fue un visionario. Fue el primero en poner una batería, un teclado, bajo eléctrico y guitarra eléctrica en una orquesta de música bailable. Eso no existía, lo hizo en el año 70, y a partir de allí evoluciona la música cubana. Tú puedes escuchar todos nuestros discos en 48 años y encontrarás que, década tras década, mi padre creó un nuevo sonido.
Siempre una nueva sonoridad, pero siempre con la misma esencia de Van Van, que es el ritmo, el songo. Eso es lo que hemos hecho en este nuevo disco que vamos a lanzar el 23 de diciembre. Buscar nuevas formas de expresar para que la gente se levante de un asiento y pueda bailar. Ese es el objetivo de esta orquesta y este disco está hecho netamente para bailar.

En ese proceso evolutivo, ¿le ha pasado por la cabeza la idea de fusionar la música de Van Van con reguetón?

Eso le pasó por la cabeza a Juan Formell. Eso no viene de mí. Mi padre escuchaba mucha música y de toda aprendía. Muchas veces nos sentamos a escuchar rap, solo con el propósito de alimentarnos de otras armonías y ritmos de lo que está pasando ahora. Nosotros no hemos hecho colaboración con reguetoneros, pero solo porque no nos ha dado el tiempo. A mi papá le interesaron muchas cosas de la denominada música urbana. Y llegó a tener una relación muy productiva con artistas de esos géneros, como Alexander, de Gente de Zona, con quien hizo descargas que quedaron por ahí registradas. Ellos, a su vez, han hecho muchos homenajes a la música de Los Van Van.

Entonces, sí lo vamos a hacer. Claro que sí, pero principalmente con cubanos que son muy amigos nuestros. Porque son reguetoneros, pero también son timberos. Son cubanos y, por tanto, llevan la clave, y entonces allí va a estar la influencia de Van Van encima de algo que puede ser muy llamativo y consumible. Tal vez lo hagamos en el disco del 50 aniversario.

Ese aniversario será en el 2019. ¿Cómo va a ser el disco conmemorativo?

Le puedo adelantar que será un disco doble y que vamos a empezar a grabarlo en el 2018. Tenemos una lista enorme de invitados en la que están, por ejemplo, gente como Juan Luis Guerra, Gilberto Santa Rosa, Oscar de León, el Gran Combo. Incluso Juanes, con quien llegamos a hablar en algún momento de hacer unos temas de Joe Arroyo. Concretar los invitados definitivos y grabar demandará mucho tiempo, y a eso nos vamos a dedicar el año próximo.

Casi cuatro años después de la muerte de su padre, ¿lo extraña mucho?

Mucho. Demasiado. Más ahora. Él siempre me dio muchos consejos sobre qué hacer para mantenerte en la preferencia de un público tan exigente como el de Cuba, que siempre tiene un ojo puesto en lo próximo que van a sacar Los Van Van. Y yo lo aprendí, pero sería maravilloso que siguiera aquí, enseñándome.

En la Feria de Cali

En el marco de la Feria de Cali, Los Van Van actuarán el 26 de diciembre en la Carpa San Fernando. Info: 5556202.

El 27 de diciembre, a las 7:00 p.m., la banda tendrá un concierto de gala en el Teatro Jorge Isaacs. Como invitados estarán dos de sus cantantes emblemáticos: Pedrito Calvo y Mayito Rivera. Info: 661111 y 8809027.
El 28 de diciembre estarán en el Concierto ‘Cali Vive Salsa’ en el Diamante de Softball. Info: 4880707.

Publicado en El País
También podría gustarte