Colombia: Cartagena recibe nuevamente al Festival de Cine más antiguo de la región

Festival de Cine de Cartagena 2018: estas son las películas en competencia

33 largometrajes y 32 cortometrajes, muchos de ellos estrenos mundiales, internacionales o iberoamericanos, es lo que promete al versión 58 del Festival de Cine de Cartagena, que se realizaré entre el 28 de febrero y el 5 de marzo de 2018.

En palabras de la directora artística del certamen, Diana Bustamante, este 2018 «El FIcci habitará en el profundo encanto de lo diferente, de lo que esconde nuestra floresta representada en todo lo más bello pero también en lo que allí está perversamente oculto. Monstruos, hombres lobo, cazadores cazados, colonos colonizados, sujetos travestidos fluyendo en su identidad, fracasados, artistas, putos, sicarios, vengadores y vengados, periféricos y negados, blancos y perdidos».

Ocho largometrajes en la competencia oficial ficción, ocho en documental, ocho en cine colombiano, 21 títulos en la competencia oficial cortometraje y once en nuevos creadores, además de los nueve títulos de gemas conforman la selección de las 6 categorías competitivas.

Todas las películas competirán por la India Catalina, la tradicional estatuilla con la que el Festival reconoce a las películas ganadoras, que reciben más de 100 millones de pesos en premios.

En el Ficci 2018 estarán presentes las actrices Maribel Verdú, de España, y la británica Tilda Swinton, al igual que el director francés Bruno Dumont, quien será reconocido con una retrospectiva. .

Este año en certamen proyectará 137 películas en seis días, entre los que se destaca 33 largometrajes y 32 cortometrajes, muchos de ellos estrenos mundiales, internacionales o iberoamericanos.

También habrá una retrospectiva de Glauber Rocha con 14 cintas, mientras que en el programa especial Guerra y Paz se proyectará siete trabajos. No faltarán tampoco este año las secciones «Gemas» o «La guerra y la paz», a la que se suma «cine de medianoche español; lo gamberro, lo cutre y lo radical».

Películas seleccionadas del Ficci 2018

Competencia oficial ficción

– «As boas maneiras» de Juliana Rojas y Marco Dutra – Brasil, Francia – 2017
– «Cocote» de Nelson Carlo de los Santos Arias – República Dominicana, Argentina, Alemania, Qatar – 2017
– «La estrella errante» de Alberto García – España – 2018 (Estreno iberoamericano)
– «La familia» de Gustavo Rondón Córdova – Venezuela, Chile, Noruega – 2017
– «La telenovela errante» de Raúl Ruiz y Valeria Sarmiento – Chile – 2017
– «Las herederas» de Marcelo Martinessi – Paraguay, Alemania, Uruguay, Noruega, Brasil, Francia – 2018 (Estreno iberoamericano)
– «Zama» de Lucrecia Martel – Argentina, Brasil, España, Francia, Países Bajos, México, Portugal, Estados Unidos – 2017

Competencia oficial documental

– «Bixa travesty» de Kiko Goifman y Claudia Priscilla – Brasil – 2018 (Estreno iberoamericano)
– «El hombre que siempre hizo su parte» de Orisel Castro y York Neudel – Ecuador – 2018
– «Hasta mañana si Dios quiere» de Ainara Vera – España, Noruega – 2017 (Estreno iberoamericano)
– «Muchos hijos, un mono y un castillo» de Gustavo Salmerón – España – 2017
– «Nosotros las piedras» de Álvaro Torres Crespo – Costa Rica – 2018 (Estreno Internacional)
– «Piripkura» de Mariana Oliva, Renata Terra y Bruno Jorge – Brasil – 2017 (Estreno iberoamericano)
– «The Smiling Lombana» de Daniela Abad – Colombia – 2018 (Estreno mundial)
– Presentación especial (fuera de competencia) «Ata tu arado a una estrella» de Carmen Guarini – Argentina – 2017

Competencia oficial cine colombiano

– «Amanecer» de Carmen Torres – Colombia, España – 2018 (Estreno mundial)
– «El susurro» del Jaguar Simon(è) Paetau y Thais Guisasola – Brasil, Colombia – 2017 (Estreno iberoamericano)
– «La Torre» de Sebastián Múnera – Colombia, México – 2018 (Estreno iberoamericano)
– «Matar a Jesús» de Laura Mora – Colombia, Argentina – 2017
– «Sal» de William Vega – Colombia – 2018 (Estreno mundial)
– «The Smiling Lombana» de Daniela Abad – Colombia – 2018 (Estreno mundial)
– «Virus Tropical» de Santiago Caicedo – Colombia – 2017 (Estreno iberoamericano)

Competencia oficial cortometraje

– «Cerulia» de Sofía Carrillo – México – 2017
– «El espectáculo» de Alejandro Pérez – Cuba – 2017 (Estreno latinoamericano)
– «Estamos todos aquí» de Chico Santos y Rafael Mellim – Brasil – 2017 (Estreno latinoamericano)
– «Farpões Baldios» de Marta Mateus – Portugal – 2017
– «Filme-catástrofe» de Gustavo Vinagre – Brasil – 2017
– «Flores» de Jorge Jácome – Portugal – 2017
– «Galatée à l’infini» de Julia Maura, Mariangela Pluchino – España – 2017 (Estreno internacional)
– «Jabalí» de Xabier Irigibel Uriz – Costa Rica – 2017
– «La ballena escarlata» de Jimmy Jhoanny (Cho Jim-San) Cho Santos – Colombia, Argentina – 2017
– «La bouche» de Camilo Restrepo – Francia, Colombia – 2017
– «La sombra de un dios» de Bernhard Hetzenauer – México, Alemania, Austria – 2017 (Estreno internacional)
– «Oni» de Diogo Hayashi – Brasil – 2017
– «Santa Ana» de César Pesquera – España – 2017 (Estreno latinoamericano)
– «Snap» de Felipe Elgueta y Ananké Pereira – Chile – 2017 (Estreno latinoamericano)
– «Soy «de Denise Kelm Soares – Cuba, Brasil – 2017 (Estreno latinoamericano)
– «Sr. Raposo» de Daniel Nolasco – Brasil – 2018 (Estreno latinoamericano)
– «Ubi Sunt» de Salomé Lamas – Portugal – 2017
– «Vando vulgo vedita» de Leonardo Mouramateus y Andréia Pires – Brasil – 2017
– «Verde» de Victoria Rivera – Colombia – 2018 (Estreno mundial)
– «Vira Chudnenko» de Inês Oliveira – Portugal – 2017

Concurso nuevos creadores

– «Anoche» de Juan Manuel Pinzón – Argentina – 2018 (Estreno mundial)
– «ARA_La razón de un camino» de Andrés Santiago Giraldo Herrera – Colombia – 2017
– «Fosfeno» de David Gómez – Alemania – 2018 (Estreno mundial)
– «Lecciones» de Tai Chi de Diego Rodríguez –Cuba – 2018 (Estreno mundial)
– «Los innombrables» de Sara Fernández – Colombia – 2018 (Estreno mundial)
– «Monday» de Andrés Hernández – Colombia, Estados Unidos – 2017 (Estreno mundial)
– «Muerte, no seas mujer» de Andrés Restrepo – Colombia, Argentina – 2017 (Estreno mundial)
– «Pablo» de Sergio Guataquira Sarmiento – Bélgica – 2017
– «Palenque» de Sebastián Pinzón – Colombia, Estados Unidos – 2017
– «Rekonstrukcja» de Jerónimo Atehortúa Arteaga – Colombia, Bosnia y Herzegovina – 2018 (Estreno mundial)
– «Una voz entre la multitud» de Sebastián Sánchez Villada y Alex Martínez Correa – Colombia – 2017.

Gemas (películas no iberoamericanas que han marcado la escena del cine internacional en festivales y diversos circuitos durante los últimos meses)

-«120 battements par minute / BPM (beats per minute)» de Robin Campillo, Francia – 2017
-«Ang panahon ng halimaw season of the devil» de Lav Diaz, Filipinas – 2018
-«Aus dem nichts in the fade» de Fatih Akin, Alemania / Francia – 2017
-«Caniba» de Lucien Castaing, Taylor y Verena Paravel, Francia – 2017
-«Geu-Hu the day after» de Hong Sang-Soo, Corea del Sur – 2017
-«MRS. Fang» de Wang Bing, China / Francia / Alemania – 2017
-«Pororoca» de Constantin Popescu, Rumania / Francia – 2017
-«The florida project» de Sean Baker, Estados Unidos – 2017

Publicado en El Espectador

Festival de Cine de Cartagena: un evento que no pierde su brillo

Por Sofía Gómez

Ya es habitual que grandes estrellas del cine recorran las calles de Cartagena a finales de febrero: actores como Isabella Rossellini, Clive Owen, Susan Sarandon, Vincent Cassel y Harvey Keitel; los directores Darren Aronofsky, Alejandro González Iñárritu o Abbas Kiarostami, y guionistas como Paul Schrader o Guillermo Arriaga han visitado la Heroica como invitados a su festival de cine.

El certamen más antiguo de Latinoamérica no pierde la buena costumbre y para su edición 58 contará con la presencia de la actriz británica Tilda Swinton –ganadora del Óscar en el 2008–, el estadounidense Owen Wilson y la española Maribel Verdú, así como del director y guionista francés Bruno Dumont. Sus visitas, que incluyen clases magistrales sobre su arte, estarán acompañadas de retrospectivas de sus filmografías.

“La presencia de Tilda es como el paso del cometa Halley: que se da cada 70 años –asegura Diana Bustamante, directora artística del festival–. Ella siempre me ha apasionado por la forma tan personal como se vincula con el cine de autor. Además es de esas mujeres que han hecho de su rareza, su propia belleza. Y coincide con lo que queremos en el festival, y es hallar la belleza en algo diferente”.

‘Puro voltaje’ es el eslogan que acompaña la edición 58, que arranca el miércoles y se extiende hasta el 5 de marzo. Durante ese lapso exhibirá medio centenar de producciones que optan por la estatuilla de la India Catalina en las distintas competencias, tendrá funciones especiales (cine bajo las estrellas y cine de medianoche) e incluirá una retrospectiva del realizador brasileño Glauber Rocha.

“Lo de Rocha fue lo primero que decidí de la programación este año. Luego de ver tanto horror en nuestra realidad, un día me desperté y pensé que debíamos revisar su cinematografía, que deberíamos recordar que la mugre, la violencia y el hambre también existen en la pantalla. Debemos reflejarnos en el cine, dejar de ser cosméticos y recuperar esa furia vital que tenía el cine de Glauber”, asegura Bustamante.

Para la noche inaugural, el festival vuelve a apostarle a la producción colombiana: el documental ‘The Smiling Lombana’, de Daniela Abad, será el claquetazo inicial de un certamen que cada año se fortalece en su programación y ratifica sus posiciones políticas frente a la realidad nacional.

“Este año nos decantamos por una suerte de monstruosidad: lo mutado, desdeñado, sucio, anfibio. Lo que entendemos que está por fuera de la norma emerge en las películas que están en las competencias. En algunos casos viene desde el cuerpo, hay una reescritura de la estética ‘queer’, que está muy relacionada con el ‘punk’, como una forma de resistencia, de habitar un mundo homogenizado, estandarizado, violento, donde cada vez hay más fronteras, donde cada día somos más racistas”, expone la directora artística del certamen.

Lo imperdible del certamen

En la competencia colombiana de ficción se destacan ‘Virus tropical’, de Santiago Caicedo, basada en una novela gráfica de Power Paola; Sal, la nueva película de William Vega (‘La sirga’), y la premiada ‘Matar a Jesús’, de Laura Mora.

La retrospectiva de Glauber Rocha incluye películas restauradas del director, guionista y actor brasileño. Se destaca ‘Dios y Diablo’ en la tierra del sol.

Del apartado Gemas hay que ver ‘In the Fade’, de Fatih Akin, ganadora del Globo de Oro este año a mejor película extranjera, y ‘The Florida Project’, cuyo protagonista, Willem Dafoe, está nominado al Óscar. El director del filme es Sean Baker, el mismo detrás de ‘Tangerine’.

Del tributo a Tilda Swinton aproveche para ver sus colaboraciones con el polémico director Derek Jarman –‘The Garden’ y ‘The Last of England’–. Por el lado de Maribel Verdú no se pierda ‘Amantes’, del director Vicente Aranda, y del realizador francés Bruno Durmont estarán ‘La humanidad’, ganadora del Festival de Cannes en 1999, y ‘Camille Claudel 1915’, con la actuación de Juliette Binoche.

Prográmese para el cine bajo las estrellas

Este año, tres producciones integran este segmento: el clásico ‘El gran dictador’, de Charles Chaplin; ‘The Florida Project’, de Sean Baker, y ‘Pickpockets’, del director británico Peter Webber, que se rodó en Bogotá. Las exhibiciones serán en la Explanada de Banderas, al costado del Centro de Convenciones de Cartagena.

Publicado en El Tiempo

El puro voltaje del FICCI 58

Por Diana Bustamante

Tejer un programa es siempre un hecho misterioso, en eso me suelo repetir. No sólo es misterioso, sino revelador. La edición 58 del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (trataré de usar todas sus palabras y sus letras, porque aunque la sigla suena bonita, me parece importante recordarnos el valor propio de las palabras que nos componen), se mostraba esquiva y por momentos inasible. Nunca había demorado tanto en ir tomando forma, quizá por nuestra propia resistencia a aceptar lo que la tendencia marcaba, por esta tozuda reacción a la normalidad. En medio de un panorama que parecía aplanado, una imagen fue emergiendo, casi como una necesidad: era Glauber Rocha. Lo que incomodaba en esta normalidad requería un Antonio Das Mortes: algo, alguien, que nos ayudara a imaginar otro discurso, a subvertir y despedazar, incluso violentamente, para engendrar allí un lugar o una fisura.

En un año donde el estándar, lo plenamente ratificado en todos los circuitos, nos abrumaba, una espesura oscura empezó a abrirse campo. A la par que la imagen del afiche de este año tomaba forma, ella misma pedía cada vez más oscuridad, sin ninguna otra finalidad que permitir la claridad y la luz. Un monstruo empezó a arañar las puertas y le permitimos entrar. Pero el monstruo, más allá de pelos y verrugas, lo que albergaba era la diferencia, todo lo proscrito, lo periférico, lo inestable. En un mundo que se polariza y que más que crisis humanitarias parecería sufrir una profunda ausencia de humanidad, el cine más periférico, el nuestro, irrumpió desde otro lugar, o más que desde otro, desde el primero de los lugares, desde nuestra primera criatura: el cuerpo; un cuerpo en tránsito, que es sujeto político, colectivo y de lucha (Bixa TravestyEstamos todos aquíVando Vulgo Vedita), sujeto de deseo que cuestiona y es cuestionado por ello (Caniba). Es un monstruo que transgrede su propia tradición, que se renueva desde la fantasía y las formas más imaginativas como una manera de resistencia.

La programación de esta edición no sólo en sus competencias, sino en sus programas especiales, tributos y retrospectivas, alberga una suerte de “mutación”. Ese algo inestable que nos permite remover estructuras, hacernos preguntas y tocar lugares que no hemos tocado. Desde la diferencia y con una clara intención de recuperar la idea de belleza como algo inherente a la condición humana y, por ende, a la creación, el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias decidió abrir este año nuevamente con una película documental, The Smiling Lombana, para recordamos que el cine es cine y las fronteras, al menos en este terreno, tienden a disolverse, y nos encanta ser parte de ello. Con esta aparece nuestra segunda Criatura, los anfibios: nos enorgullece nuestra Competencia Colombiana, diversa, sí, anfibia y casi inesperada, y nos complace molestar con ella, porque sin molestia no hay preguntas y sin ellas no hay crecimiento.

Ya entrados en el tema y con la piel, no de oveja sino del lobo a cuestas, nos adentramos, pues en un año, donde con “orilla” como decía Jaime El Mono Osorio, decidimos dar continuidad (con ganas de permanencia) a “La Guerra y la Paz”, un programa que sintetiza esa necesidad de reflejarnos en nosotros y en otros para reelaborar una narrativa nacional, que requerimos con urgencia revisar y construir. Un permanente ejercicio de reflexión, donde la imagen, lejos de su uso cosmético, nos enfrenta a la representación, ejercicio nublado y distorsionado por los medios de comunicación, el ejercicio corrupto de la política y otros vicios que nos acechan, y ante los cuales el cine y el festival deben ser espacio de encuentro y avance crítico. Una monstruosidad más, alzar la voz. Que curiosamente se une con otra de mis criaturas favoritas, La Muerte, el gran tabú cultural de Occidente, pero que este cine recupera con dulzura y belleza, desde la vejez, el final de una cultura, el declive, el fracaso. Los finales y lo inefable a lo que nos enfrentan y que películas como PiripkuraEl Hombre que siempre hizo su parteZama120 [Beats per Minute], entre otras, dibujan bellamente, ante todo desde el amor, lejos de cualquier cursilería y abrazando la idea del final como una meta.

Y, por último, mi criatura más favorita, el mugre, ¿la mugre? Lo Mugroso mejor. Eso horrible, mustio, “cochino”, que es una palabra sin duda adorable, pero que ha alejado a hombres y mujeres de la vivencia reveladora del sexo, nos ha distanciado del trabajo y del campo, del sentido furioso y devastador, pero a la vez dador de vida de la naturaleza, esa misma que es nuestra imagen en la edición 58, con un 8 que –quisiéramos– tendiese al infinito como un círculo. Esta mugre del Sertón de las películas de Rocha, de la imperfección intencionada en nuestras producciones, de la habitación-presidio donde Diego de Zama espera, y en la que el tiempo ya es delirio, esa misma mugre que evitamos todos los días y a toda costa porque nos recuerda nuestra fragilidad. Esa criatura sucia llamada deseo, y la pestilencia que emana de los cadáveres. Ninfas y faunos, ramas y flores, cavernas y senderos nos llevan por la programación de este #PuroVoltajeFICCI58, augurando una estimulación intensa de los sentidos con muchas preguntas y pocas respuestas. Después de ver más de 1.600 películas para esta programación, esperamos que en las 140 que forman parte de la edición, encuentren, además de mugre –o dentro de ella–, un pedacito de ustedes.

Directora artística del FICCI.

Publicado en El Espectador

 

También podría gustarte