Vuelve Enlaces

Estrellas del rock uruguayo

Por Rodrigo Guerra

Con el objetivo de hacer “una narración de nuestras vidas a través de canciones”, el ex vocalista de Traidores, Juan Casanova, y el cantante de La Vela Puerca, Sebastián Teysera, crearon el colectivo Enlaces, en el que varios músicos nacionales se juntan para homenajear canciones que los marcaron. Nacido en 2008 con un tributo a la banda brasileña Legião Urbana, el proyecto fue tan gratificante que los artistas decidieron mantenerlo, y tocan al menos una vez por año.

En estos diez años Enlaces fue mutando de nombres y formaciones: han pasado más de 60 músicos y la lista incluye a Gabriel Peluffo, Pedro Dalton, Luciano Supervielle, Guzmán Mendaro, Julieta Rada, Mónica Navarro, Franny Glass, entre otros. Antes de su recital en La Trastienda de este viernes a las 21.00, Casanova y Guillermo Peluffo (cantante de Trotsky Vengarán) conversaron con la diaria sobre la evolución del proyecto, los planes de grabar un disco con canciones inéditas, las libertades que brinda tocar con otros músicos y la importancia de que mujeres “resignifiquen” clásicos del cancionero uruguayo.

Una de las principales características de Enlaces es que la formación cambia en cada recital. ¿Cómo planean cada presentación?

Juan Casanova (JC): Todos los shows de Enlaces son distintos. La convocatoria la realizamos Sebastián Teysera y yo, pero en realidad ninguno de los dos es el centro de esto, sino que lo importante es el producto artístico y lo que sacamos de nuestros corazones para interpretar canciones. Por las complicadísimas agendas de todos los músicos, a veces uno no puede estar -como es el caso de Teysera, que no estará en este recital- o no está el que quisiéramos invitar, o a veces se nos caen a último momento jugadores por compromisos con sus bandas, que son prioritarios. Esto lo hacemos por fuera de nuestros compromisos artísticos, es para el disfrute nuestro, y por suerte se contagia en la gente que nos va a ver. Lo que se prioriza es esa especie de magia que se da cuando este grupo de amigos y de artistas se pueden juntar para dar lo mejor de sí y mostrárselo a la gente. En total ya han pasado 60 o 70 artistas.

Me imagino que la experiencia de Enlaces les brinda posibilidades musicales que tal vez con sus grupos no alcanzan porque a lo largo de los años van generando una personalidad musical. ¿Sienten que el tocar con otros músicos les brinda cierta libertad creativa?

Guillermo Peluffo (GP): Es una manera distinta de abordar el trabajo creativo. En mi caso, cuando estás relacionándote con tu banda es una sociedad que viene de una dimensión paralela. Las dinámicas grupales de trabajo son siempre misteriosas, impredecibles, y se acomodan de maneras que parece que tienen una vida propia, pero dentro de todo uno ya las anticipa. Trotsky me da muchísima libertad, pero en otros momentos puede ser una cárcel, porque si vos empezás a vibrar en una sintonía que no cubre la banda en la que participás hay un montón de músculos sensoriales que no estás ejercitando. Hay un arte y una sensibilidad que te obliga a implicarte, por ese lugar transita la obra que va eligiendo este colectivo.

Enlaces te obliga a vincularte con otros colegas, personas a las cuales admirás, o personas de las que conocés una parte de su obra pero no conocés su dinámica de trabajo. Eso hace que ya no te veas a vos mismo como un personaje central; cedés tu individualismo para formar parte de algo mayor y te enfrentás a un montón de sensaciones que, para mí, son nuevas.

Juan, ¿vos lo sentís de la misma manera?

JC: Para mí Enlaces es muy importante porque es una plataforma en la cual me puedo expresar. En este momento de mi vida no tengo una banda, entonces estoy estrenando canciones; ahora estoy componiendo una nueva con Luciano Supervielle para estrenar en el recital de La Trastienda. Tengo tres canciones inéditas en las cuales participo como compositor y un par en las que además participo como cantante.

¿Se han planteado grabar un álbum con las canciones inéditas?

JC: Sí, en eso estamos. Nos encantaría poder dejar en un disco un recuerdo con las canciones inéditas. De hecho, ya hay varios temas de Sebastián Teysera, además de “Al Olimpo”, del que estrenamos un videoclip. También hay canciones de Marcelo Fernández y Federico Morosini, de Julen y la Gente Sola, que están componiendo especialmente para el proyecto. Sin querer queriendo vamos creando un cuerpo de temas para hacer un disco. Espero que para el año que viene podamos hacer un show de Enlaces festejando que sacamos un disco con temas inéditos.

Guillermo, ¿cuándo entraste a Enlaces?

GP: Yo voy a participar por primera vez en el show de La Trastienda. Desde dónde vengo yo esto es como un mimo, una caricia, y me siento muy halagado. A mis compañeros de banda también les dio mucha alegría, porque nosotros somos una banda de subgénero y muchas veces eso se interpreta como que uno es medio cabecita cuadrada, pero si bien soy un apasionado de lo que hago, también disfruto de la música nacional. Me parece muy importante y muy saludable, sin faltarle el respeto o sin dejar de reconocer la importancia que tienen las versiones originales, revisitar la obra de quienes han participado en fenómenos germinales uruguayos, como es el caso de la generación de Juan. A mí siempre me llamó la atención cómo cada generación cortaba lo anterior y empezaba de cero.

Juan, con Los Traidores y el rock posdictadura ustedes rompieron con la tradición del canto popular uruguayo. ¿Tomaron a la música uruguaya como influencia, o su búsqueda musical estaba marcada por, como dice Guillermo, “cortar con lo anterior” a través de la música de afuera?

JC: Ambas cosas. En realidad los músicos uruguayos nunca dejaron de escuchar a otros músicos uruguayos. Tal vez sí hubo una discontinuidad, pero no porque la gente dejara de escucharlos, porque yo escuchaba a Psiglo y a El Kinto, y fueron una fuente de inspiración del mismo modo que lo fueron artistas de folclore o de tango. Lo que pasa es que a nosotros la música punk que venía de Inglaterra nos calzó como anillo al dedo por su alto contenido político. Fue una solución estética de un momento; tal vez si surgiera hoy haríamos música electrónica, pero en ese momento fue la opción que nos sirvió.

GP: Yo creo que es evidente que para la generación de Juan, si sos un tipo joven reacciones contra lo que te quieren imponer. Cuando uno hace los cuentos de antes se olvida de que era obvio que te escaparas del rock y de El Kinto, porque los viejos rockeros te lo querían imponer y vos tenías las antenas orientadas en otra dirección. Muchos de nosotros, y me refiero a adolescentes a la salida de la dictadura, rechazábamos lo que estaba antes sólo porque era lo que estaba antes. Las cosas empiezan a decantar, y lo mismo sucede más adelante. Hubo una generación de músicos que sintieron la presión de bandas como Trotsky Vengarán, por eso Julen termina sacando la canción “Trotsky Vengarán”. Hay algo que se impone desde afuera y es inevitable que el artista empiece a corcovear para sacárselo de encima porque ya tenés todos los problemas adentro y no querés nada más de afuera. Pasado el tiempo uno cambia, y también cambian los oídos con los que escucha. De repente alguien te trae una canción de hace 50 años y parece que te la hubiesen escrito a vos para ese momento. Ahí uno empieza a valorar mucho más a la música uruguaya.

Enlaces tocó en la apertura del Montevideo Rock homenajeando a las canciones que tocaron las bandas en 1986. Juan, ¿cómo sentiste la experiencia de volver a formar parte del festival?

JC: Lo que más me gustó de ese show fue que participaron artistas mucho más jóvenes que nosotros, que en algunos casos ni eran nacidos en esa época. En especial disfruté que las mujeres que participaron les hayan puesto voz femenina a esos himnos del rock nacional. Por ejemplo, la divina versión de “Agua” [de Fernando Cabrera], Mónica Navarro cantando “El himno de los conductores imprudentes” [de Los Tontos], y canciones de Los Estómagos y de Traidores interpretadas por mujeres. Eso resignifica todo. Con Gabriel Peluffo estábamos a un costado mirando la interpretación de mujeres de canciones nuestras y la verdad es que era muy emocionante. Como siempre, con Enlaces estamos buscando crecer, dar lo mejor de nosotros en esta tarea que se hace a diario que tiene que ver con la creación, con la comunicación y la música nacional en todas sus manifestaciones. Lo que más nos gusta de los shows de Enlaces es poder hacer una narración de nuestras vidas a través de canciones.

La Diaria

También podría gustarte