Argentina: XX Edición del Festival de la Luz

Llega una nueva edición del festival de fotografía Encuentros Abiertos

Por Marcelo Parajó

Durante los meses de agosto y septiembre se llevará a cabo en 90 espacios de 36 localidades de la Argentina la vigésima edición de “Encuentros Abiertos, Festival de la Luz” con la dirección general de Elda Harrington y la dirección artística de Silvia Mangialardi.

El festival exhibe la obra de 350 fotógrafos de 30 países que han sido seleccionados tras una convocatoria abierta. Además, en esta edición se presentará una exhibición del fotógrafo ruso Alexander Rodchenko, uno de los fundadores del constructivismo ruso, vanguardia artística de inicios del siglo XX. “El objetivo del festival es dar a conocer a los artistas jóvenes, pero también que la gente joven conozca a los maestros de la fotografía”, destaca Harrington en diálogo con Perfil.com.

De esta forma, los Encuentros Abiertos se convierten en una plataforma para que los fotógrafos emergentes puedan llegar a tener proyección internacional y difundir su trabajo en el mundo. Con ese objetivo llegarán al país, invitados por el festival, directores de museos y galerías, críticos, curadores y coleccionistas de distintos países para conocer la obra y entrevistar a los fotógrafos.

En el marco del festival se realizarán conferencias, proyecciones, workshops, visitas guiadas y mesas redondas dirigidas al público en general.

Encuentros Abiertos, quizás el festival de fotografía más importante de América Latina, tuvo su primera edición en 1989. “Estábamos atravesando una de nuestras tantas crisis y pensamos qué podríamos hacer para celebrar los 150 años de la presentación de la fotografía ante la Academia de París y que fuera convocante, gratuito, y que no dependiéramos de la inflación y los costos”, recuerda la directora general.

“Decidimos hacer un evento al que convocamos artistas de todo el país. Tuvimos una programación que duró de sábado a sábado con más de cien artistas que no se conocían las caras, sólo conocían su obra a través de revistas especializadas. La respuesta del público fue tan buena que se decidió darle continuidad y convertirlo en un festival anual”.

Diez años después pasó a ser una bienal debido a la envergadura que adquirió al expandirse de la ciudad de Buenos Aires hacia las provincias y el aumento de la participación internacional.

Si bien desde los últimos días de julio ya se pueden visitar las primeras de las 162 exposiciones que contempla el festival de fotografía, la inauguración oficial para la Ciudad de Buenos Aires se realizará el viernes 3 de agosto a las 19.00 en el Cultural San Martín.

En tanto, la inauguración a nivel nacional tendrá lugar 7 de agosto a las 18.00 en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti.

Muestras destacadas

En el Cultural San Martín se presentarán ocho muestras que reúnen a 13 artistas de distintos países: Oliver Klink (Suiza), Heather Bennet (Inglaterra), Luis Delgado (México – EE.UU.), Marco Bufano, César Giaginto y Sebastián Izquierdo (Argentina).

En el CCK se expondrá una selección de 103 fotografías de Alexander Rodchenko, que se centran en el período de diez años en el que el artista enseñó en la Vkhutemas (Talleres de Enseñanza Superior del Arte y de la Técnica), además de retratos de sus parientes y de reconocidos artistas rusos, paisajes urbanos, escenas de deportes y fotomontajes.

En el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti se presentan Retratos de 108, de Jinhyun Cha (Corea), y Women of Confort, de Jan Banning (Países Bajos), dos muestras que reúnen retratos de mujeres raptadas en territorios ocupados y sometidas a esclavitud sexual por el ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial.

Además se exhibirán Casus Familia, de Frank Rodick (Canadá) y Confrontaciones con la Memoria, de Jan Van Leuween (Países Bajos), dos muestras sobre el traspaso entre generaciones de los traumas vinculados a la Shoá.

También en el Haroldo Conti, la fotógrafa Adriana Groisman presenta la videoinstalación Suturas: tras retratar a ex enemigos de la guerra de Malvinas, imprimió las imágenes en lienzos e invitó a los protagonistas de esas fotos a unirlas con una costura.

En la Quinta Trabucco se presentará desde el 11 de agosto la exhibición Fotografía Asiática Contemporánea, con obras de los seis fotógrafos más representativos de sus países que abordan los problemas sociales  de la actualidad desde diferentes miradas.

En el Museo de Arte Español Enrique Larreta se presenta desde el 8 de agosto la muestra Un estudio sobre Kintsugi y las segundas oportunidades de la vida, del uruguayo Roberto Fernández Ibáñez.

En el Centro Cultural de la Ciencia se presenta desde el 30 de julio Por la Naturaleza, de Horacio Villalobos. Desde el 31 de julio se presenta en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación Rostros del Poder, de Alejandro Almaraz, Futuro recuperado, de Daniel Minsky, y Zafreros, del artista jujeño César Ruiz.

En la Embajada de Brasil se presenta “Colectivos” de Cassio Vasconcellos a partir del 1 de agosto, una muestra que explora el caos urbano de la civilización moderna.

Desde el 1 de agosto en el Sigen (Sindicatura General de la Nación) se presenta Decadencia, de Bogdan Mihai (Rumania), quien se propone reflejar la grandeza olvidada e ignorada por las instituciones en su país. La artista danesa Charlotte Haslund-Christensen presentará desde el 1 de agosto a las 15.00 la proyección Hope & Fear en la Plaza Vaticano. Se trata de una serie de entrevistas a personas de siete países que responden sobre el temor y la esperanza.

La lista completa de las exhibiciones y las fechas de inauguración se puede consultar en la página web del festival.

Perfil


El festival de fotografía más importante de Latinoamericano llega a Tucumán

En agosto comienza el “Festival de la Luz”, un evento internacional de fotografía que se realiza en 30 países y que tendrá su sede de “Encuentros Abiertos” en Tucumán. En diferentes museos de la provincia se podrán visitar las cinco muestras de artistas de diferentes nacionalidades.

Este es el del festival más importante de fotografía de Latinoamérica, con 160 muestras en 90 espacios de 36 ciudades de Argentina. Se realiza una vez cada dos años en 30 países y en esta edición participan más de 350 artistas.

Cada edición del Festival de la Luz tiene un eje temático que articula las muestras. El de esta edición es el sentimiento vital que nos une a los otros tanto en el plano social como en el personal. Allí se despliega la ciencia en todas sus ramas, florece la educación y crece la concientización sobre temas que nos incumben a todos: el amor, la familia, el hogar, los amigos, la contaminación, el cambio climático, la salud, el hambre, la paz, la diversidad, los recursos, las fiestas populares, los viajes, los recuerdos, y los festejos, entre tantos otros.

Las muestras que estarán en Tucumán son las siguientes:

Mujeres en foco : “Crónicas visuales”

Inaugura el 2 de agosto a las 20.30 hs en la Alianza Francesa (Mendoza 257) a las 20.30. Permanecerá hasta el 24 de agosto.
La mujer es el vehículo que transmite el mensaje de trascendencia, no sólo con hijos de carne y hueso, sino también como madres del lenguaje y del símbolo. Mujeres en Foco pone ante nuestros ojos las “Crónicas Visuales” de lo que es, de lo que fue, de lo que será, para unir, así como la sangre une a las criaturas, al espectador con el mundo que lo rodea, con una nueva interpretación de la realidad.
“Sangre verdadera”
Inaugura el 2 de agosto a las 20.30 hs en la Alianza Francesa a las 20.30. Permanecerá hasta el 29 de agosto.
La sangre es el elixir de la vida, la forma en que avanza de un cuerpo a otro, de un ser a otro, a través del tiempo, más allá del tiempo. La savia que une todo lo que está vivo. La sangre es la creación y el vínculo con el creador. “La sangre verdadera” de Priscila Molina, trasciende lo físico tendiendo hilos invisibles con los que todos estamos enlazados.
“La vida en un instante”

Inaugura el viernes 3 de agosto a las 12 en el MUNT ( San Martín 1545). Permanecerá hasta el 29 de agosto.

“La vida está hecha de momentos, es color, es supervivencia y transcurre en un instante. En la fotografía uno intenta mostrar el  instante frágil y efímero, pleno de color, es una síntesis donde logro eternizar una imagen del presente, unida por un hilo delgado a lo que ya sucedió y está por suceder. El fotógrafo pretende  captar ese momento de una forma maravillosa y desea que ese instante de arte logre sensibilizar a los demás.

Mi desafío es atrapar el momento perfecto, transformarlo en arte y demostrar cuan frágil y hermosa es nuestra naturaleza”. Valeria Cannata.
“Muestra Colectiva”

Inaugura el viernes 3 de agosto a las 20.30 en el Centro Cultural Virla ( 25 de mayo 265). Permanecerá hasta el 24 de agosto.

La riqueza de la vida está en la pluralidad.

Muchas miradas que se juntan para construir un universo de sentidos encontrados, para enriquecer la vida, para desnudarla, para hablar sin voz, por los que no tienen voz. Todo esto es lo que encontramos en la muestra colectiva del Centro Cultural Eugenio FlavioVirla realizada por artistas tucumanos.

Brother & Sister

Inaugura el viernes 3 de agosto a las 20.30 en el Centro Cultural Virla ( 25 de mayo 265).Permanecerá hasta el 24 de agosto.

“En la isla de Halsnoy, Noruega, hay una hermosa y misteriosa casa que solía pertenecer a un monasterio medieval en el siglo XII. Esta casa fue reconstruida en 1840. Fui invitada a hacer una residencia artística allí, por lo que tuve la oportunidad de vivir durante casi un mes en esta casa. Está rodeada de mitos y creencias que continúan prosperando en los relatos de la gente local, muchos de los cuales creen que esta casa está embrujada. Me sentí muy inspirada por este misterioso lugar rodeado por el mar y los bosques. Inmediatamente me hizo sentir como si estuviera en medio de un cuento de hadas mágico. Me sentí encantada e hipnotizada. De repente me sentí como si fuera niña otra vez”. Viktoria Sorochinsky.

 

El Tucumano


El festival de la luz: el retrato, ese viejo conocido

Por Daniel Merle

Cada mañana, al despertar, lo primero que vemos en el espejo es nuestro rostro. Dudamos un momento ante la perplejidad de esa cara que nos cuesta cierto trabajo identificar. En ese ritual cotidiano, a lo largo de nuestras vidas, estamos construyendo un retrato, o una serie de retratos efímeros. Esto es: darle un significado (siempre cambiante) a nuestra apariencia.

El retrato ha sido una preocupación constante en la historia del arte, que en un principio ofreció sus más grandes obras a las figuras de la religión, a los altos dignatarios del Estado o a eminentes personajes de la sociedad. En el caso de la fotografía en particular, este registro incesante se fue desplazando -acompañado por la portentosa reproductibilidad y democratización de la técnica- a seres anónimos, retratados por otros seres anónimos sin ninguna intención de trascendencia más allá del ámbito de la intimidad. Así y todo, en el retrato fotográfico, no importa quién lo haga, subyacen algunos elementos formales tomados de la pintura que han conformado un canon estilístico. A él se siguen aferrando los artistas visuales de hoy, tanto para transmitir su subjetividad de un modo reconocible como para trastocarlo y subvertirlo, utilizándolo como caballo de Troya para entrar más fácilmente en la mente del espectador y una vez logrado el primer impacto visual desplegar una idea, o incluso una narrativa a lo largo de una serie de retratos.

 

También podría gustarte