Literal

Juan Luis Guerra: en bachata, pero con otros sonidos

El artista dominicano presentó su nuevo disco titulado ‘Literal’, que tiene mucho amor y crítica.

Juan Luis Guerra tiene claro que lo suyo es poner a bailar a la gente, pero también, hacerla pensar.

Y una canción en su nuevo disco, ‘Literal’, que se lanzó el pasado viernes, lo ratifica: se trata de ‘No tiene madre’ y dice, palabras más, palabras menos, que lo malo que está pasando en el mundo no tiene ni madre, ni padre, ni primos ni nada, que, en síntesis, es terrible.

“Todo está al revés, es hora ya de despertar la conciencia”, comenta Guerra, vía telefónica.

Es un estilo que Guerra ha puesto en el tapete desde hace muchos años: que sus letras, a pesar de ser bailables, dejen algo, digan algo. Y le ha pasado, incluso, con sus canciones de sentido religioso, que muchas veces cierran la fiesta en las discotecas.

El cantante y compositor dominicano (nació en Santo Domingo el 7 de junio de 1957) cuenta que para ‘Literal’ quiso actualizar su sonido. “Pusimos mucha batería electrónica y sintetizados, pero la esencia pura de la bachata está ahí, con la maraca y la lira, aunque usamos instrumentos que normalmente no ponemos”.

‘Literal’, entonces, suena mucho a Juan Luis Guerra, a lo que expresa desde que empezó su carrera, a mediados de los años 80, sin saber que se iba a convertir en uno de los referentes de la música latinoamericana, al tomar la bachata y darle una nueva forma, al igual que al merengue.

Sobre su amor por la bachata, cuenta que este género le empezó a gustar cuando su tío, Óscar Guerra, lo llevaba al colegio en la mañana. “Él ponía en el radio un programa de bachata que duraba más o menos media hora, y la aprendí a querer”, dice.

Esta pasión lo ha llevado a componer canciones tan reconocidas como ‘Mientras más lo pienso… tú’, ‘Mudanza y acarreo’, ‘Ojalá que llueva café’, ‘Como la abeja al panal’, ‘Estrellitas y duendes’, ‘Burbujas de amor’ y ‘El costo de la vida’, entre muchas otras.

Graduado en Berklee College of Music en Boston, donde obtuvo un diploma en composición de jazz, lo cierto es que Juan Luis Guerra empezó estudiando arquitectura. De ahí pasó a la guitarra y se matriculó en el Conservatorio Nacional de Música de Santo Domingo.

Este disco, que llega tras cinco años y otro éxito, ‘Todo tiene su hora’, que le dio un Grammy Latino, incluye las canciones ‘Kitipún’ (que salió en abril pasado), ‘Lámpara pa’ mis pies’, ‘Cantando bachata’, ‘Ma pa’ lante vive gente’, ‘I love you more’, ‘Corazón enamorado’, ‘Son a mamá’, ‘No tiene madre’, ‘Me preguntas’, ‘El primer baile’ y ‘Merengue de cuna’.

Y Guerra se pone al día con su hijo Jean Gabriel, a quien le dedica ‘Merengue de cuna’. “En el disco anterior, le hice un tema a mi hija Paulina, que fue ‘Muchachita linda’ ”.

El disco tiene todo lo bueno que ofrece Guerra siempre, que incluye sonidos de jazz y salsa, así como pop.

“Hacer un disco es una gran empresa, lleva un gran trabajo, desde la composición, la grabación, las mezclas; es un empeño enorme”, dice el músico.

Del amor no se olvida, y ‘Corazón enamorado’ es una muestra de ello. Juan Luis Guerra dice que este sentimiento es “la fuerza que mueve el universo”.

De eso da fe siempre. Cada nota y cada frase de sus canciones hablan de eso y también del respeto por los sonidos de su país, que siempre interpreta con orgullo.

El Tiempo

También podría gustarte