La vecindad

Paso Molino: 30 vecinos del barrio fueron retratados en murales en el viaducto

El viaducto de Paso Molino luce una intervención artística que tiene como protagonistas a los vecinos: la obra se inauguró el pasado 26 de octubre y fue proyectada por el Colectivo Licuado y organizaciones del Centro Comunal Zonal 14 del Municipio A.

Las 30 personas retratadas en los pilares fueron elegidas por organizaciones sociales y centros educativos que buscaron a quienes consideraban representaban la heterogeneidad de la población y que dieran cuenta de los colectivos de la zona.

Los artistas que participaron son los uruguayos que forman parte de Colectivo Licuado, Camilo Núñez y Florencia Durán. Pero para este proyecto el equipo se expandió y se sumaron cuatro colaboradores: Javier, Francisco, Ana y Sebastián. La fotógrafa que tomó las imágenes para que luego se hagan los retratos fue Lu Lee.

Resultado de imagen para paso molino murales vecinos

Núñez dijo a El País que la Intendencia de Montevideo (IMM) los llamó para intervenir el espacio y ellos presentaron la propuesta: “La idea era trabajar con la comunidad”.

Agregó que se buscó “contemplar la diversidad del barrio y por eso los retratados fueron elegidos por personas del lugar”.

Para nombrar algunos, entre los retratos de los más pequeños está el de Julieta, una niña de 5 años de la Escuela Nº 25 Rui Barboz. También está Dante, de 11 años, de la Escuela Nº 26 Países Bajos, y Avril, de 11 años, de la Escuela San Francisco de Asís.

Se pintó a Ariel, un vecino de 47 años, dueño del carro de panchos; así como a Sergio, un cuidacoches que trabaja en la zona. En otro de los pilares está Carlos, un vendedor de garrapiñadas que siempre se ubica en la puerta de una perfumería.

Resultado de imagen para paso molino murales vecinos

Patricia es otra de las retratadas: es vecina de la zona, tiene 48 años y trabaja debajo del viaducto. Ahora ve su retrato a diario y según dijo en declaraciones recogidas por la página web de la Intendencia de Montevideo, le intriga saber qué dirán sus compañeros al verla reflejada en la pintura.

Si bien la pintada demoró un mes en realizarse, el trabajo de los que participaron comenzó mucho antes con toda la organización.

La propuesta que puso sobre la mesa la Intendencia de Montevideo para el viaducto de avenida Agraciada en Paso Molino consistió en una intervención con gran impacto territorial en un lugar emblemático ganado para el disfrute comunitario.

Además de la intervención que realizaron los artistas de Colectivo Licuado en los 30 pilares con los retratos de los vecinos y trabajadores de la zona, también se pintó el techo y se agregó iluminación en el lugar.

El País

También podría gustarte