Cosas pequeñas

Presentan en México obra de teatro que expone difícil situación de niños migrantes y refugiados

Para fomentar la inclusión y solidaridad con las personas refugiadas y migrantes que llegan a México y contrarrestar la discriminación desde la infancia, se estrenó en la capital mexicana una obra de teatro sobre el exilio y la desaparición forzada llamada «Cosas pequeñas y extraordinarias», arropada por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Universidad Nacional Autónoma de México.

El montaje se centra en la historia en Emma, una niña de 8 años que vive en una localidad violenta y debe mudarse junto con su familia a un país de cultura completamente distinta, donde poco a poco irá descubriendo aquellas cosas «pequeñas y extraordinarias» sobre su nuevo hogar.

La obra, de Daniela Arroio y Micaela Gramajo, ambas pertenecientes a Proyecto Perla, una cooperativa de teatro para infantes y jóvenes, se presenta desde este domingo de manera gratuita en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón del Centro Cultural Universitario, una temporada que tendrá funciones dobles los próximos 3, 9 y 10 de noviembre.

De acuerdo con Gramajo, además actriz y directora de la obra, el argumento de la misma surgió en tanto le importa «hablar sobre la migración forzada porque es nuestra propia historia. Y la de tantas otras personas».

Al término del estreno, la realizadora destacó ante la prensa la importancia de contar la historia de una familia como la de Emma, que se refleja, dijo, en la de millones de familias que «se ven obligadas a huir de su tierra para buscar la vida en una tierra nueva, una tierra otra. Distinta».

El representante adjunto de la Agencia de la Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en México, Giovanni Lepri, fue uno de los invitados, quien aseguró que expresiones artísticas como ésta son una excelente herramienta en pos de «fomentar la inclusión y solidaridad con las personas refugiadas y migrantes».

«Muchas veces las niñas y niños son más abiertos y empáticos y entienden muy bien porqué en México debemos ser solidarios con las personas que tienen que huir de sus países para sobrevivir», indicó Lepri.

A su vez, Juan Meliá, de la Dirección de Teatro de la UNAM, reconoció que establecer alianzas con organismos internacionales como ACNUR México es muy importante para sensibilizar sobre temáticas como la migración forzada y agradeció la presencia de las familias asistentes.

De acuerdo con ACNUR, en lo que va de 2019, una tercera parte de los solicitantes de asilo en México han sido niñas, niños y adolescentes, acompañados y no acompañados por adultos. La mayoría provienen de Honduras, El Salvador, Guatemala y Venezuela y tienen entre 12 y 17 años.

El 48 por ciento de los niños y adolescentes no acompañados en contexto de migración que cruzan México rumbo a Estados Unidos, lo hacen por motivos de violencia, de acuerdo con estudios de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México.

El organismo asegura que también existen otros motivos, com razones económicas, desigualdad social y pobreza, en un 29 por ciento, mientras que otros los hacen, el 23 por ciento restante, porque intentan reunirse con su familia.

El gobierno mexicano ha endurecido medidas para contener el ingreso irregular de migrantes por su frontera sur, luego de que el flujo que atraviesa el país hacia Estados Unidos se disparó este 2019 a su mayor volumen en más de una década.

Xinhuanet

También podría gustarte