Antes que el mundo se acabe: el nuevo tema de Residente que invita a besarse en cuarentena

Residente recopila besos solidarios en su nuevo vídeo musical

Por Mariela Fullana Acosta

Desde que inició este periodo de cuarentena por el COVID-19, el mundo ha estado privado de una de las necesidades más básicas de los seres humanos: el afecto. La falta de abrazos y besos ha sido, quizás, una de las consecuencias más duras de este aislamiento social al que se enfrenta el mundo como medida para evitar el contagio del coronavirus.

Consciente de esta “nueva realidad”, el cantante y compositor urbano René Pérez “Residente”, acaba de lanzar un tema y vídeo musical, donde invita a reflexionar sobre la importancia de la solidaridad y el amor para enfrentar estos tiempos pandémicos.

“Antes que el mundo se acabe” es el título de la canción que desarrolló hace apenas tres semanas, y en cuyo vídeo musical presenta a figuras conocidas y desconocidas unidas en una cadena de besos solidarios. Artistas como Ricky Martin, Bad Bunny, Jorge Drexler, Ben Affleck, Ana de Armas, Zoe Saldaña, Modesto Lacen, Leonor Watling, Jorge Drexler, Gustavo Dudamel, hasta figuras del deporte como Lionel Messi, Gary Sánchez, Saúl “Canelo” Álvarez y José Juan Barea, abren la puerta de sus hogares para mostrarse con sus parejas, creando una postal de amor y solidaridad.

El vídeo comienza con el propio Residente y su actual pareja, Kasia Marciniak, besándose frente a una playa en Puerto Rico, comenzando así una cadena de afectos que se esparce por todo el mundo: República Dominicana, México, Rusia, Argentina, Marruecos, Croacia, Australia, Estados Unidos, España, China, Japón, Italia, Canadá, Turquía, Ghana, Grecia, Líbano e India, entre muchos otros países.

Producido por el propio Residente, en colaboración con el músico Leo Genovese, este tema contó con la participación vocal de músicos de India, Pakistán, Marruecos y Senegal, como Ganavya Doraiswamy, Aroot Aftab , Alune Wade y Hassan Hakmoun, quienes tradujeron a sus idiomas varias estrofas del tema, haciéndolo universal. Toda la canción, según relató el artista, fue grabada a larga distancia, lo que representó un reto.

La palabra solidaridad creo que es la que mejor define este proyecto”, dijo Residente en entrevista telefónica con El Nuevo Día. “Como mucha gente ha dicho, esto es un virus que se gana con solidaridad. Y aunque en la canción y el vídeo se siente que el amor va por encima de todo, también hay mucha solidaridad. Cada una de las personas que participó fue solidaria con el proyecto y con la idea de hacer algo para ayudar y eso para mí fue súper importante”, manifestó René Pérez.

La idea del visual -que estuvo a cargo del propio artista- nació previo a la composición del tema. Originalmente, Residente iba a grabar un vídeo para lo que sería el nuevo sencillo en promoción de su próxima producción discográfica, que estaba pautada para lanzar en mayo y que ha quedado en suspenso. Pero luego de esbozar varias ideas, supo que quería hacer “una cadena de besos alrededor del mundo con gente de todos los países y de todas las clases sociales, conocidos y desconocidos”. Fue entonces, cuando decidió escribir algo específicamente para ese concepto.

“La realidad mundial es que todos somos uno y todos estamos igual de vulnerables no importa cuánto dinero tengas”, dijo. Por eso optó por pedirle a personas conocidas y desconocidas que grabaran un vídeo en sus casas besándose con sus parejas. En principio dudó si convocar a amigos suyos reconocidos e incluso no sabía si incluirse, pero al final decidió que era importante para llevar el mensaje de que en esta pandemia “todos estamos pasando por lo mismo, todos estamos en la misma situación de vulnerabilidad”. Residente fue el que editó el vídeo, uniendo en una sola pieza alrededor de 100 visuales que le llegaron de todas partes del mundo.

Confesó que previo a sentarse a componer el tema, estaba pasado por “momentos de ansiedad e incertidumbre” al desconocer cuándo podrá retomar lo que tenía planificado a nivel musical para este año y cuándo podrá reencontrarse con su hijo, Milo, quien se encuentra en Argentina con su madre, Soledad Fandiño. “La escritura siempre ha sido el medio para tranquilizarme, es como terapéutico, y empecé a escribir y salió todo lo que estoy pasando, incluyendo mi situación actual que estoy aquí con mi pareja. Todo eso se siente en la canción y lo logré conectar con el vídeo”, explicó sobre la génesis de esta nueva entrega.

Esta es la segunda canción inédita que el artista lanza este año, siendo la primera “René”, la cual presentó hace dos meses, acaparando titulares por la honestidad y sentimiento de la composición, donde habló de una depresión que vivió en medio de la fama. Este jueves se supone que saliera al mercado la nueva producción discográfica del músico. Pero, debido a la pandemia que se vive, decidió atrasar su estreno hasta una próxima fecha.

“El disco está bien bueno, pero no quería sacarlo en este momento. Quiero que cuando salga la gente se lo pueda disfrutar completo y puedan salir a bailar. No escuchar un tema que se supone que es para brincar, estando solo en la casa. Prefiero esperar a un momento más chévere”, dijo.

“Yo sé que la música quizás te pueda ayudar a olvidar ciertas cosas, pero pienso que también está chévere hacer cosas que conecten con los momentos que uno está viviendo”, agregó, toda vez que indicó desconocer cuándo lanzará esta nueva y segunda entrega como solista.

Con la posposición de la presentación del álbum, también quedó pendiente su nueva gira musical que se supone iniciara en septiembre. Mientras llegan mejores tiempos, Residente estará trabajando en otras propuestas que puedan hacerle compañía a la gente en este difícil momento. También seguirá haciendo algunas entrevistas a figuras políticas internacionales -como ha hecho en sus redes sociales- para que el público conozca sobre qué se está haciendo en el mundo para combatir el coronavirus.

El Nuevo Día

También podría gustarte