En México las lenguas indígenas se encuentran en peligro de extinción

Las lenguas indígenas se encuentran en peligro de extinción. Es indispensable propiciar su revitalización y su fortalecimiento, además de identificar la problemática de cada región, a fin de evitar la pérdida de la riqueza cultural del país, aseguró Julio César Villanueva Vallejo, coordinador de la enseñanza de náhuatl del Centro de Lenguas Extranjeras (Cenlex), unidad Zacatenco, del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

México se encuentra entre los 10 países del mundo con mayor cantidad de idiomas originarios, pues en su territorio viven 16 millones de indígenas, de los cuales cerca de siete millones se comunican en su lengua madre. Sin embargo, el número de hablantes continúa a la baja, lo que pone en peligro la existencia de los sistemas lingüísticos utilizados en el territorio nacional.

Sostuvo que la migración por falta de fuentes de empleo, la desaprobación social, la adopción del español, la mezcla de lenguas y la oposición de algunos grupos étnicos a adaptarse a los cambios lingüísticos propicia la reducción de hablantes de las lenguas indígenas.

Para coadyuvar a resolver este problema, el IPN, por medio del Cenlex Zacatenco, trabaja en la consolidación del estudio y enseñanza del náhuatl, con la creación de un modelo de enseñanza comprensible para los hablantes nativos, que se aplique a la realidad docente actual y propicie la revitalización y fortalecimiento de las lenguas indígenas nacionales mediante la identificación de los principales problemas y ofreciendo soluciones acordes a las regiones.

“El Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) desarrolla un modelo de acreditación y certificación en materia de lenguas indígenas, que contempla la elaboración del Sistema de Normalización de Competencias en Materia de Lenguas Indígenas (SNCMLI)”, expuso Villanueva Vallejo.

Además, señaló que para la enseñanza de este idioma se apegan a los parámetros del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER, estándar que mide el nivel de comprensión, expresión oral y escrita) y se pretende que al término de los 15 módulos que conforman el plan de estudios de náhuatl los estudiantes desarrollen el dominio práctico equivalente al nivel B-1.

El catedrático informó que las lenguas que se encuentran en peligro de extinción en México son kiliwa (Baja California), chocolteco (Oaxaca), náhuatl (Veracruz), diapaneca (Tabasco) y mochó (Chiapas).

Publicado en Adiario

En extinción, hablantes de dialectos indígenas

En México sólo 6% de la población habla alguna lengua, a pesar de que 251 de los 2 mil 457 municipios que existen en el país son indígenas y mil 543 tienen población dispersa de las etnias, de acuerdo con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

En el documento México. Lenguas indígenas nacionales en riesgo de desaparición, el organismo del gobierno federal establece que en la actualidad los hablantes de estos grupos étnicos tienen la necesidad de mantener su idioma, pero se contrapone con el hecho de que la mayoría son personas mayores o quienes los dominan y quieren enseñarlas a las nuevas generaciones, hijos o nietos no saben como hacerlo.

“La desaparición de las lenguas indígenas parece ser una situación inevitable (…). Existen pueblos indígenas que al parecer ya han aceptado que su lengua va a desaparecer y con ello piensan que parte de su cultura se dispersará y que únicamente podrán comunicarse en castellano”, señala el texto.

No obstante, asegura que aún muchos grupos luchan por revertir esta tendencia, a fin de preservarlas y fortalecerlas.

algunos casos hay pueblos con un gran número de hablantes, pero se encuentran dispersos en diversas localidades, ciudades o campos agrícolas.

En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, celebración instituida por la Organización de la Naciones Unidas (ONU) desde 1992, la CDI informó que en la república existen 68 pueblos indígenas que corresponden con las 68 lenguas que se hablan a lo largo del país.

Además, hay 7.2 millones de personas hablantes de lengua indígena, lo que representa 6% de los 119.5 millones de mexicanos.

El organismo destaca que de las 364 variantes de las 68 lenguas indígenas, 185 no están en un riesgo inmediato de desaparecer, por lo que consideran que se trata de poblaciones con mil o más hablantes y que 25% o más de niños dominan los idiomas, por mencionar unos de los rangos que utiliza la CDI.

En contraste, 179 lenguas están en riesgo muy alto, alto y mediano de desaparecer; en el peor de los casos consideran localidades hasta con 100 o menos hablantes.

La CDI señaló que “los pueblos originarios representan la historia y la cultura que fundamentan la base de la nacionalidad mexicana. Con el poder de su identidad y cosmovisión, se consolidan como la imagen latente de nuestros ancestros los hombres y mujeres que desde su visión propia formaron parte cardinal en la construcción de la nación”.

Publicado en El Universal

Kiliwa, una lengua al borde de la muerte

La etnia yumana de los kiliwas, habitantes de la zona serrana de Ensenada, ha decrecido en los últimos 35 años y su lengua, la más antigua de Baja California, se encuentra en peligro de desaparecer.

Históricamente discriminada, al igual que las demás lenguas indígenas de México, la lengua kiliwa ha ido perdiendo terreno. Desafortunadamente ya es muy tarde y todo esfuerzo por extraordinario que sea, parece ser insuficiente para rescatarla.

En Baja California existen cuatro de las lenguas indígenas de México con menor número de hablantes y, en consecuencia, con mayores riesgos de desaparecer.

En particular, la lengua kiliwa es la más amenazada, ya que actualmente cuenta con sólo cinco hablantes activos, es decir, que se pueden comunicar en su lengua materna. Irónicamente, en este estado existe un gran número de centros educativos y de investigación de alto nivel académico, sin embargo, en ninguno hay programas sólidos que ayuden o fomenten la conservación y la diversidad de las culturas autóctonas, afirma. En su lugar se le da más importancia a la enseñanza de lenguas extranjeras como el inglés, francés, o el alemán, por ejemplo.

RESCATE

En su libro Diccionario Práctico de la Lengua Kiliwa, el historiador Arnulfo Estrada Ramírez da cuenta del decrecimiento de los pobladores de esta etnia en Ensenada y de los esfuerzos de organismos públicos y privados por su prevalencia.

Estrada Ramírez señala que la gran mayoría fueron proporcionados por el legendario y desaparecido jefe indígena Cruz Ochurte Espinoza y por Leonor Farldow Espinoza, ambos profundos conocedores de su cultura.

Sus últimas cinco voces (cinco personas de la etnia), son verdaderos monumentos vivientes portadores de los secretos de esa pequeña, pero significativa, cultura.

Publicado en Zócalo
También podría gustarte