Las Casas Paz Soldán y Mujica, en el Jirón de la Unión, fueron las elegidas para albergar la vigésima primera edición de Casa Cor Perú 2016, evento que recoge lo mejor del diseño de interiores y la arquitectura del país. El público podrá ingresar a la muestra desde el 30 de setiembre hasta el 1 de noviembre.

Ambas sedes de esta muestra contó con la intervención de 50 arquitectos, decoradores, diseñadores y paisajistas quienes trabajaron en 32 ambientes durante aproximadamente 4 meses.

En anteriores ediciones, Casa Cor puso en valor inmuebles emblemáticos de la ciudad como la Escuela Climática de Varones del Puericultorio Pérez Aranibar, la Casa Riva Agüero, el ex Ministerio de Transportes y Comunicaciones, la Casa Moreyra, el Palacete Sousa de Barranco, así como la Casa Valega y el edificio Ronald en el Callao.

Plan Selva. En esta edición de Casa Cor, se podrá ver los módulos del Proyecto Plan Selva que han sido ejecutados en 10 colegios de la zona amazónica del pais por el Ministerio de Educación. Dicho proyecto obtuvo el segundo lugar en la Bienal de Arquitectura de Venecia por su uso de madera.

Publicado en RPP

El sello de Casa Cor: 32 espacios de cultura peruana en dos casonas

Casa Cor esconde infinitas historias. No solo detrás cada arquitecto, diseñador o decorador. También en los espacios en los que se exponen todas las tendencias. Este año, por ejemplo, el evento –que empieza mañana y va hasta el 1 de noviembre– se realizará en dos espacios: la Casa Paz Soldán y la Casa Mujica del Centro Histórico de Lima.

Y a pesar de que apenas veinte pasos las separan, cada una tiene un relato diferente. La primera fue construida en 1600, en la época del Virreinato. Y hoy, en Casa Cor (de la que fue sede en el 2012), los diseños respetarán la esencia y tradición.

En cambio, la segunda casa fue construida en 1900, en época Republicana, por lo que se mantendrá la esencia contemporánea.

Sin embargo, el factor común de ambas será, entre otras cosas, la gran influencia de la cultura peruana.

“Queremos recuperar nuestra historia, fomentar la cultura nacional y enaltecer la mano de obra de los artistas y artesanos de manera estructurada para que todas las piezas brillen”, sostiene Julio Pérez-Novoa, director de Imagen deCasa Cor.

Casos destacados
Diversos elementos e influencias de nuestro país están salpicados en los 32 espacios de Casa Cor, en los que trabajaron más de 50 profesionales con el apoyo de 200 marcas, que prestaron desde adornos hasta muebles y tapicería.

No obstante, dos proyectos que llevan de forma gráfica la peruanidad son “Restaurante y bar”, a cargo de Erika Zielinski, y “El arte de la vida moderna”, de Roger Arce y Giannina Pestana, ambos ubicados en la Casa Mujica.

El primer espacio, auspiciado por Mincetur, estuvo inspirado en la cultura de Amazonas, Lambayeque y Piura, de donde 90 artesanos (30 de cada ciudad) colaboraron con tejidos que ahora se lucen en Casa Cor.

El segundo proyecto representa el estudio de un artista, y en él se exponen coloridas almohadas y tejidos hechos por artesanos de la sierra, cuyos trabajos acaban de ser expuestos en Europa, mezclados con elementos modernos y lúdicos.

Publicado en Gestión