Hallan cementerio indígena

Un increíble hallazgo realizó la arqueóloga Verónica Reyes y su equipo en el marco de las excavaciones de la nueva Línea 6 del Metro, específicamente en la Avenida Pedro de Valdivia en Providencia.

Esto porque en el llamado Pique Europa fueron hallados elementos «que pertenecen a la cultura Llolleo», según informó el Colegio de Arqueólogos. En dicho lugar, fueron encontrados 60 tumbas y 96 vasijas asociadas a la mencionada cultura, quienes se asentaron en el país entre los años 200 y 1200 d.C.

Los restos óseos, de lo que sería el cementerio indígena más grande del Chile central, estaban entre los 30 centímetros y dos metros de profundidad, y estaban muy mal conservados considerando además del paso del tiempo las crecidas del río Mapocho.

“Eran unas fosas que habían hecho en las gradas del río. Ahí habían enterrado esos esqueletos y los habían vuelto a cubrir con la misma grada del sedimento asociado, junto a ajuares y ofrendas funerarias”, sostuvo la arqueóloga.

Las piezas halladas fueron parte de una investigación arqueológica yen julio fueron llevadas al Museo de Historia Natyral, con lo cual se duplicó la cantidad de vasijas que se tenían de la cultura Llolleo.

Por último, Reyes valoró el descubrimiento, indicando que «los otros registros del período que se tenían para Chile central aportaban mucho menos información».

Publicado en Publimetro

Se descubre el más grande cementerio indígena de Chile en obras de la Línea 6 del Metro

Las pericias realizadas por el Colegio de Arqueólogos de los restos descubiertos en la construcción de la Línea 6 del Metro de Santiago dieron a luz un impresionante descubrimiento.

Se trata de 60 tumbas y 96 vasijas asociadas a la cultura Llolleo que dan cuerpo al cementerio indígena más grande descubierto en nuestro país.

El hallazgo realizado entre diciembre del 2012 y septiembre del 2014 incluía restos de moliendas, ajuares funerarios y collares, todos en una data que va entre el año 200 y 1200 d.C.

El cementerio estaba ubicado en el Pique Europa, a la altura de avda. Pedro de Valdivia, Providencia, y estaban en muy mal estado de conservación -probablemente por las crecidas del río- lo que dificultó el análisis de osamentas.

Tras pasar por el análisis arqueológico de rigor, las piezas fueron trasladadas al Museo de Historia Natural.

 La cultura Llolleo ocupó los valles centrales de nuestro país entre los ríos Aconcagua y Cachapoal. De tradición cazadora-recolectora, el grupo evolucionó hasta desarrollar la horticultura de productos como el maíz o la quinoa.
 De ese modo, dieron un paso a convertirse en una sociedad más compleja y sedentaria, donde aprendieron la ganadería del guanaco y la alfarería con peculiares representaciones zoomorfas, fitomorfas y antropomorfas.
Publicado en El Ciudadano
También podría gustarte