El abrazo postergado: las Abuelas de Plaza de Mayo siguen buscando

Por Redacción NodalCultura

Las Abuelas de Plaza de Mayo siguen buscando a sus nietos. Estas mujeres que se disfrazaron, que se hacieron pasar por maestras, periodistas y enfermeras; que sacaron fotos escondidas detrás de un árbol y que revisaron archivos de orfanatos y morgues, han comprendido desde hace años que el arte y la cultura son claves para lograr difundir el sentido y la justicia de su búsqueda.

Para Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas, la búsqueda “sigue con los bisnietos, porque ahora nuestros nietos tienen cuarenta años, están casados, tienen hijos la mayoría. La falsificación de la identidad se hereda. En un futuro, aunque no tengo la bola de cristal, supongo que las cosas van a seguir, sobre todo confiando en el progreso de la ciencia”.  En el mismo sentido se expresa Rosa Roisinblit, actual vicepresidenta y fundadora de la Asociación: “Siempre sostuvimos que el Banco Nacional de Banco Genéticos va a existir hasta el 2050 ¿Por qué? Porque en esa época, nuestros nietos van a tener 70 años y mientras haya una persona, aunque sea de 70 años, por el mundo y tenga alguna duda sobre su identidad, va a poder venir al Banco Nacional de Datos Genéticos y averiguar si es o no es hijo de desaparecidos”.

En los últimos años, Abuelas de Plaza de Mayo desarrolló una estrecha relación con artistas y productores artísticos que apoyan su trabajo desde siempre. Así se creó y expandió por el mundo el ciclo “Teatro por la identidad”, que comenzó en el año 2000 y que hoy, además de en 10 localidades argentinas, está presente en Venezuela, España e Inglaterra. A partir de esta iniciativa se creó Televisión por la identidad, un ciclo de tres programas unitarios que se difundieron por la TV abierta de Argentina. Allí se contaban la historia de niños apropiados por la dictadura. En este ciclo se narraron las historias de Tatiana Ruarte Britos y de Juan Cabandié. En un tercer capítulo ficcional, Nietos de la esperanza, se integraron en un solo relato distintas historias de nietos recuperados.

En esta ocasión, acompañadas por un equipo de la Escuela Nacional de Cine, dependiente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales y el músico Gustavo Santaolalla, que compuso la música, Abuelas de Plaza de Mayo presenta el spot “El abrazo postergardo”.

El cortometraje cuenta la historia de Adriana Garnier Ortolani, cuya identidad fue restituida el 4 de diciembre de 2017, a través del análisis de ADN realizado en el Banco Nacional de Datos Genéticos. Junto a su abuela, Blanca Diaz de Garnier, protagonizan el spot que busca seguir sumando conciencias acerca de la importancia de la lucha que las Abuelas llevan desde hace más de 40 años. Adriana pudo encontrarse con Blanca, pero ya son muchas las Abuelas que se han ido sin lograr ese abrazo.

Adriana contó a Nodal Cultura que haber realizado este spot «tiene un valor enorme. El objetivo, a partir de lo que sucedió con mi historia, es poder ayudar a las Abuelas en todo lo que sea posible y poder colaborar en la búsqueda de más nietos. Ese es el objetivo principal. Yo estoy eternamente agradecida con las Abuelas, y desde mi lugar, este es mi pequeño granito de arena para una lucha tan enorme como la que llevan adelante ellas y todos los que colaboran, que son miles de argentinos y de personas en el mundo, que trabajan para poder lograr el encuentro con la verdad».

El spot será emitido por radio y television durante todo el mes de julio. También puede descargarse desde la página web de la institución abuelas.org.ar.

También podría gustarte