Periodismo al límite

Montaje: Periodismo al límite

Por Diómedes Cordero

Froilán Escobar (Cuba, 1944), escritor, periodista y profesor universitario y Ernesto Rivera (Costa Rica), escritor y periodista, editores de Periodismo al límite. Crónicas latinoamericanas (Caracas: Editorial Dahbar, 2016), conciben desde los paratextos de la dedicatoria (“A la memoria de Susana Rotker”) y de los epígrafes (“No se trata de pergeñar una helada teoría que dé cuenta del cruce entre literatura y periodismo. La cosa es mucho más simple, basta con releer las crónicas de escritores como José Martí o Rubén Darío, para verificar cómo el talento narrativo es un atributo que puede dar a la información su más luminosa visibilidad”, Tomás Eloy Martínez, “La llama sagrada”; “Si Alfonso Reyes juzgó que el ensayo era el centauro de los géneros, la crónica reclama un símbolo más complejo: el ornitorrinco de la prosa”, Juan Villoro, “Ornitorrincos. Notas sobre las Crónicas”, en Safari occidental; y “De modo que sería necesario crear todo un sistema de palabras nuevas para el tamaño de nuestra realidad”, Gabriel García Márquez, “Algo más sobre literatura y realidad”), el carácter genealógico y estructural, teórico y argumental de su antología, que en el texto a manera de introducción “ Nuestro modo de narrar la realidad” Escobar y Rivera presentan como “una muestra del rastro escrito que dejó la crónica latinoamericana a lo largo de más de un siglo” y que: “Como toda selección y escogencia es –por definición– parcial, subjetiva e incompleta”. Añaden a este criterio genealógico y estructural, su razones teóricas y argumentativas: “Con la recopilación de estas 17 crónicas no solo quisimos mostrar un estilo, una forma de narrar la realidad y dar espacio a un cuerpo de autores sino también compartir con el lector una manera de mirar, una forma de descubrir el mundo como si lo acabaran de inventar”. Como una reiteración genealógica y estructural, Escobar y Rivera reúnen en los epígrafes de su texto introductorio a Tomás Eloy Martínez (“Aunque los Estados Unidos han reivindicado para sí la invención o el descubrimiento del periodismo literario, de las factions o de las ‘novelas de la vida real’, como suelen denominarse allí los escritos de Truman Capote, Norman Mailer y Joan Didion, es en América Latina donde nació el género y donde alcanzó su genuina grandeza”), en “Defensa de la utopía”, y a Susana Rotker (“Las crónicas modernistas son los antecedentes directos de lo que en los años cincuenta y sesenta del siglo XX habría de llamarse ‘nuevo periodismo’ y ‘literatura de no ficción’”), en “La invención de la crónica”, para reclamar el origen modernista y latinoamericano de la crónica, que fundamenta y legitima tanto el corpus como la definición del género dentro de la escritura periodística, expuesto con precisión y hallazgo en el título del texto: Periodismo al límite, en sí mismo una poética de la escritura de la crónica.

 

El Nacional

También podría gustarte