El gobierno de Panamá aprueba la creación del Ministerio de Cultura

Era un compromiso del presidente Laurentino Cortizo

Gabinete aprueba creación del Ministerio de Cultura

El Consejo de Gabinete aprobó este martes la creación del Ministerio de Cultura, el cual remplazará al Instituto Nacional de Cultura (INAC), informó el vicepresidente y ministro de la Presidencia, José Gabriel Carrizo durante una conferencia de prensa.

Carrizo señaló que la propuesta será enviada a la Asamblea Nacional y se espera que entre a regir a partir del 1 de enero de 2020. El ministerio de cultura estará bajo la dirección de Carlos Aguilar, actual director del INAC.

«Estamos convencidos del impacto positivo que tiene el Ministerio de la Cultura sobre la calidad de vida de todas y todos los panameños», detalló el ministro de la Presidencia.

La Estrella de Panamá


Prometen cambios en materia cultural

La creación del Ministerio de Cultura en un periodo de tres meses y la aprobación de una Ley Nacional de Cultura son las tareas más desafiantes del nuevo Director General de Instituto Nacional de Cultura (INAC), Carlos Aguilar, quien inicia sus funciones hacia la transformación de la institución.

Durante el acto de presentación del nuevo equipo directivo de trabajo en el INAC, Aguilar destacó la importancia de la ley que crea el Ministerio de Cultura como uno de los compromisos de los cien primeros días de gobierno del Presidente de la República Laurentino Cortizo Cohen, resaltando que con esta nueva entidad gubernamental se le darán espacios y recursos económicos para todas las disciplinas artísticas, así como a la industria creativa cultural del país.

“Hoy comienza una nueva historia y todos somos parte de ella trabajando en equipo y con pasión. La cultura va a tener su lugar preponderante en el gobierno.

Nos debemos a cuatro millones de panameños y panameñas que esperan los verdaderos cambios en materia cultural”, puntualizó el Director General del INAC.

Los proyectos de la nueva administración del INAC estarán enfocados en atender con profesionalismo áreas importantes de nuestra cultura como el patrimonio histórico, las expresiones artísticas, industria creativa, el derecho cultural, la identidad nacional, con énfasis en la niñez y la juventud, así como la inclusión en la agenda cultual a las personas con discapacidad y movilidad reducida para que acompañen en todos los espacios culturales a nivel nacional.

El Director General del INAC anunció también la creación de una oficina que gestionará proyectos interactivos para los museos y así aumentar la visita de niños y jóvenes a estos sitios de historia nacional; además la instalación de una dependencia que buscará convertir la cultura en una propuesta turística para los extranjeros y que trabajará de la mano con la Autoridad Nacional de Turismo para crear productos turísticos que complementen la oferta del país.

Panamá América


Ministerio de Cultura, ¿para qué?

Por Carlos Fong *

Empecemos con una respuesta puntual. Sí, Panamá necesita un Ministerio de Cultura. Porque la cultura no solo es sinónimo de creatividad, imaginación e identidad; también es motor de la industria y el desarrollo; su gestión es importante. Para visibilizar al sector es menester que sea parte de la agenda del Estado y para que esto ocurra debe tener voz en el Ejecutivo y estar administrada por un ente específico. La cultura cuenta en cualquier país que presume como desarrollado.

Para aspirar a un ministerio hay que hacer un trabajo de reingeniería en el Instituto Nacional de Cultura (INAC), porque solo con inyectarle más presupuesto a la institución los problemas de la cultura no se resolverán. Para que los panameños gocemos de buena salud en términos de cultura se requiere de políticas públicas que vayan de la mano del desarrollo humano sostenible. Para que eso suceda, las expresiones culturales y artísticas deben ser prioridad en la construcción de un proyecto de nación. Esa debería ser la ruta a seguir.

Para que las dimensiones de los hechos de la cultura sean posicionadas en las esferas públicas y privadas, su quehacer debe insertarse dentro de la política de Estado y eso, queremos pensar, se logrará con un ministerio y voluntad política. Históricamente, para bien o para mal, hemos tenido una legislación y una institución para cuidar de nuestra cultura. El desafío ahora es reconstruir una nueva entidad con una política que, desde la gobernabilidad y gobernanza, sea el eje del desarrollo integral y cultural en Panamá.

La creatividad y la gestión formativa como vías de emprendimiento; la identidad y la diversidad cultural como bases de la sociedad; la investigación como soporte del progreso; la dignificación del artista y sus mediadores; las artes como impulsores de la industria cultural y la economía, y la construcción de ciudadanía como plataforma para promover la ética del cuidado, no ocuparán un espacio relevante mientras la cultura no sea mirada como un derecho y parte del desarrollo humano. Un Ministerio de Cultura será uno de los desafíos para el próximo gobierno.

* El autor es escritor y promotor de lectura 

La Prensa

También podría gustarte