Danza en Cali

Así será la 4ta Bienal Internacional de danza de Cali

Más de 700 artistas, 11 compañías internacionales y 27 nacionales, estarán presentes en la cuarta Bienal Internacional de Danza de Cali, una cita con lo mejor de la danza de Colombia y el mundo, que se realizará del 28 de octubre y al 4 de noviembre.

Artistas de Canadá, Senegal, Chile, Brasil, España, Francia, Serbia, Japón y Colombia se presentarán en un evento que reúne a algunas de las mejores propuestas coreográficas del mundo, de diversos géneros, formatos y disciplinas.

La selección internacional está conformada por once compañías, de las cuales nueve se presentan por primera vez en Colombia. El programa está conformado por el Ballet del Teatro Nacional de Belgrado, de Serbia; la Compañía Olivier Dubois y Accrorap, de Francia; Kaori Ito, de Japón y Suiza, Marie Chouinard, de Canadá, y la gran maestra de la danza contemporánea, la coreógrafa africana Germaine Acogny, quien realizará una residencia en Nuquí, Chocó, con el colectivo Jóvenes creadores de Quibdó, en asocio con la Fundación Más Arte, Más acción.

Además, se destaca la participación de las cuatro compañías de Chile y Brasil que harán parte del Focus Lat, un nuevo componente de la Bienal que mostrará un panorama de la danza contemporánea en Latinoamérica. En esta versión los invitados serán Ricardo Curaqueo y el Ballet Nacional de Chile, y la Compañía de Danza del Teatro Castro Alves y Focus Danza, de Brasil.

La cuota colombiana la conforma 27 compañías nacionales provenientes de diversas regiones del país.

Desde la segunda edición de la Bienal se ha propuesto una ciudad invitada, haciendo un foco nacional que visibilice los procesos de danza en una ciudad o región. Medellín será la ciudad invitada de honor este año, con montajes coreográficos que abarcan diversos géneros como la danza contemporánea, tradicional, afro y urbana. Su participación se dará gracias al apoyo de la Secretaría de Cultura ciudadana de Medellín.

En cada edición, la Bienal entrega dos Becas de creación para una compañía de larga trayectoria y otra emergente. Este año, las compañías Danza Concierto, de Medellín, y Periferia, de Cartagena, fueron las ganadoras.

Durante todo el año un equipo de curadores, que para esta versión está conformado por: Sylvia Ospina, Miguel González y Juan Pablo López, visitan los más importantes festivales, internacionales y nacionales, para traer lo mejor del mundo y de Colombia a Cali; con una línea curatorial transversal que abarca: Ritualidades, Afro contemporaneidad, Territorio y experimentación, y Tradición y contemporaneidad.

«En el programa de esta cuarta edición, como siempre, prevalece la calidad de las propuestas artísticas y está presente la curiosidad por lo que sucede tanto en otras latitudes como en nuestras regiones colombianas, el comité curatorial de la Bienal es atraído por todo aquello que nos hace pensar la Danza como parte esencial de la expresión humana y admirar, como diría el poeta William Bates, la terrible belleza que nace a diario en diversas latitudes del mundo», asegura Juan Pablo López, Director artístico de la Bienal.

El programa busca poner en diálogo expresiones como las artes visuales, la danza urbana, afro contemporánea y el folclor, con el teatro, la fotografía y el video, logrando conectar universos que normalmente no se encuentran en la misma escena y abriendo al público la posibilidad de encontrar nuevas miradas sobre el movimiento.

Por primera vez, la Bienal tendrá su Noche de cabaret. Será en uno de los lugares más representativos de la salsa en la ciudad como es ‘El Mulato Cabaret’. Esta noche tendrá como invitados especiales a Swing Latino y a dos compañías que hacen parte del Foco Medellín: A Puro Tango y El Balcón de los Artistas. Una noche de rumba, tango y cabaret que propone otras maneras de vivir la danza en la ciudad durante la Bienal.

En Cali se Baila Así es el concurso creado por la Bienal Internacional de Danza de Cali con el fin de premiar a los mejores grupos de la ciudad en las categorías de salsa, danza urbana y folclor. Los ganadores se presentarán en la apertura en el Teatro al aire Libre los Cristales.

La imagen de esta edición de la Bienal es Duván Arizala, bailarín, profesor, coreógrafo y actor, protagonista de la película Somos Calentura, quien posó para el lente de Sylvia Patiño Spitzer, reconocida fotógrafa independiente, quien ha trabajado en varios medios de comunicación y ha participado en diversos Salones Nacionales de Artistas.

En Bogotá, la Bienal se lanzó con la obra ‘La edad de Oro’, de Israel Galván, el más grande exponente del flamenco contemporáneo, quien se presentó por primera vez en Colombia. En Cali, la función será el 7 de mayo, en el Teatro Municipal Enrique Buenaventura.

Toda la información sobre la Bienal se puede consultar en www.bienaldanzacali.com o a través de las redes sociales de Facebook, Instagram y Twitter.

La Bienal en cifras

En sus tres primeras ediciones, la Bienal de Danza de Cali ha logrado reunir:
• 2.350 bailarines provenientes de diferentes partes del mundo.
• 125 presentaciones en 20 espacios de la ciudad.
• Con una asistencia de 120.000 espectadores.
• Este año se espera una asistencia de 40 mil espectadores.

Bienal Danza Cali


Esta es una de las novedades más importante de la Bienal Internacional de Danza de Cali

Uno de los actos más esperados de la cuarta edición de la Bienal Internacional de Danza de Cali es el que traerá El Ballet del Teatro Nacional de Belgrado, conocido como el cuerpo de baile más representativo de Serbia, con el que se inaugurará la Bienal.

Esta compañía llega a Colombia el 28 de octubre para presentar ‘Dreamhunters’, El cazador de sueños, una obra basada en la novela ‘Diccionario Jázaro’, de Milorad Pavic, que fue dirigida originalmente por el dramaturgo Tomaž Pandur.

Pandur, quien falleció en 2016, mantuvo en vida una estrecha relación con Colombia a través de su trabajo teatral. En varias ocasiones vino a Colombia a presentar sus obras como invitado del Festival Iberoamericano de Teatro. En esta ocasión será su hermana, la dramaturga Livia Pandur, quien dirija la obra. Livia habló con El País sobre ‘Dreamhunters’, el regreso del Ballet a Colombia y el legado de su hermano.

La obra será la encargada de inaugurar la IV Bienal de Danza Internacionaal de Cali, que trae a algunas de las compañías más importantes de baile del mundo entero.

¿Cuál fue el componente estético de ‘Diccionario Jázaro’ que influenció la creación de El cazador de sueños?
El componente estético e ideológico de esta obra es la visión global de Tomaž Pandur, proclamando su voluntad de tener poder y de vivir el sentido de la vida en cualquier circunstancia. Donde hay silencio, imaginación y belleza, hay un cazador de sueños.

Pandur fue muy querido en Colombia. ¿Qué ha significado volver a este país con una obra de su hermano?
Por mi experiencia y convivencia en Colombia, este es el país donde mejor se comprendió a Tomaž.. Él sentía verdadera devoción por Colombia. Cuando falleció estaba inmerso en un estudio sobre el realismo mágico para construir una propuesta fantástica basada en ‘Cien años de Soledad’. Tomaž , era uno de los consentidos del Festival Iberoaméricano de Teatro de Bogotá. El año pasado, durante la versión número XVI, fue homenajeado en el último escenario en el que él se presentó en Colombia: el Teatro Julio Mario Santodomingo. Allí, junto al Ballet de la Ópera de Ljubljana, presentamos la obra ‘Symphony of Sorrowful Songs’, dirigida por mi hermano. Traer otra de sus obras a un Festival tan importante como la Bienal Internacional de Danza de Cali, es mantener su legado en los mejores escenarios del mundo y sobre todo, en el país que él tanto amó.

¿Cómo fue el proceso de continuar con ‘Dreamhunters’ sin su hermano?
Él fue quien dirigió la obra en Belgrado. Mi hermano era un gran creador, con un universo único. En esta nueva era, ya sin él, hacer la obra implicó un proceso lleno de pasión y temor: sentimientos impregnados por una profunda tristeza. Los bailarines de esta temporada son jóvenes y muy talentosos, algo que ha estado a nuestro favor, pues saben la importancia de este espectáculo.

¿Cuál cree usted que es la función del arte en procesos de posconflicto? Se lo pregunto porque en su país han vivido este tipo de procesos…
El papel del artista es acompañar siempre la verdad, mostrar una ventana de la belleza y la poesía, desde una perspectiva profunda de justicia, para que sea el espectador quién pueda sentir a su manera ese mensaje.

El País


Bienal Internacional de Danza de Cali 2019: diez imperdibles de la 4ta edición

Más de 25 compañías nacionales e internacionales, unos 800 artistas en escena y 35 funciones son algunas de las cifras de este encuentro con la danza que se llevará a cabo entre el 28 de octubre y el 4 de noviembre.

– Compañía de Ricardo Curaqueo (Chile). Obra: «Malen»

La obra presenta a 16 mujeres mapuches en escena, entre 9 y 70 años, con un ritual de transmisión de sabiduría femenina. Curaqueo, considerado como uno de los coreografos jóvenes más importantes de Latinoamérica, hizo de este ritual una representación escénica, pero respetó su esencia de tal manera que el público disfrutará de la naturalidad del acto. El resultado es una obra que conecta la tradición y la contemporaneidad de un lenguaje corporal de un pueblo ancestral que casi llega al exterminio. Este evento cuenta con el apoyo del Centro Gabriela Mistral de Chile (GAM).

Miércoles 30 de octubre / 7p.m. / Teatro Calima

– Compañía de Olivier Dubois (Francia). Obra: «Memorias de un señor»

La compañía dirigida por Olivier Dubois, uno de los colectivos franceses de mayor reconocimiento en la escena artística internacional, estará en la Bienal con la pieza Memoires d’un Seigneur Memorias de un señor, protagonizada por Remi Richaud. La obra será el resultado de una residencia artística que realizará el director con 40 bailarines hombres de Cali, que fueron seleccionados por convocatoria. Su narrativa habla sobre la historia de un líder – rey tirano que cae en decadencia. Esta será la primera vez que los colombianos podrán disfrutar de la obra de este reconocido coreógrafo francés, gracias al apoyo de la Embajada de Francia y el Instituto Francés.

Viernes 1 de noviembre / 8:30 p.m. / Teatro Calima.

– Compañía Marie Chouinard (Canadá). Obra:  «Jérôme Bosch: El Jardín de las Delicias»

Durante esta visita de Marie Chouinard a Colombia el público podrá disfrutar de la obra Jérôme Bosch: El Jardín de las Delicias, pieza coreográfica inspirada en el famoso tríptico del pintor holandés del siglo XVI, El Bosco. La obra es el resultado de una coproducción de la Compañía Marie Chouinard, considerada como una de las más destacadas del mundo, y la Jheronimus Bosch 500 Foundation, comisionada para conmemorar el quinto centenario de la muerte del pintor holandés. En dicha obra, Chouinard compartirá su visión del cielo, el infierno y el purgatorio.

Viernes 1 de noviembre / 7 p.m. / Teatro Jorge Isaacs.

– Germaine Acogny (Senegal). Residencia artística con Los Jóvenes creadores del Chocó

Considerada como la pionera de la danza afro contemporánea, la francosenegalesa Germaine Acogny, trabaja una técnica de danza que maneja el peso corporal sobre la arena. La Bienal Internacional de Danza de Cali la invitó, en asocio con la Fundación Más Arte Más acción, para hacer una residencia artística con Los Jóvenes creadores del Chocó, que se realizará durante 10 días, en Nuquí. El resultado se presentará en el marco del evento en la capital del Valle del Cauca. Esta residencia cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura, la Embajada de Francia en Colombia y el Instituto Francés de París.

Domingo 3 de noviembre / 11 a.m. / Teatrino del Teatro Municipal Enrique Buenaventura.

– Compañía Accrorap (Francia). Obra: «The Roots»

Se trata de una de las compañías más importantes de danza urbana en Francia. Su director, Kader Attou dirige también al Centro Coreográfico de la Rochelle, recientemente invitado a conmemorar el aniversario 30 de la pirámide del Museo del Louvre, en París. Accrorap estará en la Bienal presentando su obra The Roots: una pieza diseñada para once bailarines que propone el regreso a las raíces a través de la danza, como herramienta para conocer el pasado y construir el futuro. La pieza artística también se nutre de elementos históricos que abordan el conflicto francoargelino. La presencia de Accrorap en el país se da gracias al trabajo conjunto con los Festivales Danzamed y Danza en la Ciudad. También, al apoyo de la Embajada de Francia en Colombia y el Instituto Francés.

Sábado 2 de noviembre / 7p.m. / Teatro Municipal Enrique Buenaventura.

– Compañía Kaori Ito (Japón y Suiza). Obra: «Bailo porque no confío en las palabras»

La multidisciplinar y polifacética Kaori Ito ha colaborado con artistas de la talla de Angelin Preljocaj, Philippe Decouflé, Sidi Larbi Cherkaoui y Alejandro Jodorovsky. Kaori participará en la Bienal con la obra Yo bailo por que no confío en las palabras en la que trae a escena elementos autobiográficos que hablan de una historia universal: la relación de un padre y una hija. Durante esta obra, ella invita a escena a su padre, el escultor japonés Hiroshi Ito, para narrar esta historia, que es a la vez, un acto de reconciliación. Todo esto después de una larga ruptura de 15 años entre los dos. La obra es una coproducción con el Teatro de Vidy de Laussane.

Miércoles 30 de octubre / 9 p.m. / Teatro Jorge Isaacs.


– Compañía: Los Jóvenes Creadores del Chocó (Quibdó – Colombia). Obra: «Revolución Pazcífica»

Esta compañía muestra el poder transformador de la danza y el talento y la diversidad de los bailarines colombianos. Actualmente, esta agrupación, de danza contemporánea y ritmos tradicionales del Pacífico, es considerada una de las más destacadas del país. Su principio es crear nuevas realidades, construir sueños, imaginar el futuro y trabajar a través de la cultura para hacerlo posible. En un territorio donde las carencias han sido el denominador común, la fortaleza de este grupo de jóvenes es todo lo contrario: la abundancia. Chocó es una tierra donde abunda el talento, donde abunda la creatividad, el baile y la música.

Sábado 2 de noviembre / 5 p.m. / Teatrino del Museo La Tertulia.

– Compañía Periferia (Cartagena). Obra: «Job»

La Compañía Periferia, ganadora en esta edición de la Bienal de la Beca Nuevos Creadores, es dirigida por el bailarín y coreográfo Lobadys Pérez. El resultado del proceso de creación es Job, obra que se estrenará en la Bienal.

Sábado 2 de noviembre / 9 p.m. / Teatro Jorge Isaacs

– Compañía: Sankofa Danzafro (Medellín). Obra: «Fecha límite»

Esta compañía, dirigida por el maestro Rafael Palacios, llevará a Cali Fecha límite, una obra que gira alrededor del encierro de la comunidad afro, el silencio causado por la violencia y la muerte de sus líderes sociales. Se trata de un canto de resistencia y memoria que invita a la reflexión entre el movimiento de los cuerpos y el sonido de los tambores.

Lunes 4 de noviembre / 6:30 p.m. / Teatro Jorge Isaacs.

 Noche de Cabaret: ‘El Mulato Cabaret’ con las compañías ‘Swing Latino’, de Cali, y ‘A puro Tango’ y ‘El Balcón de los Artistas’, de Medellín

La fiesta de la Bienal este año se hará en uno de los lugares más representativos de la salsa en la ciudad de Cali: El Mulato Cabaret, con las compañías Swing Latino de Cali, quinta campeones mundiales de salsa, A puro Tango y El Balcón de los Artistas de Medellín, agrupaciones que hacen parte del Foco Medellín que hará parte de la programación de esta edición de la Bienal.

Jueves 31 de octubre / 9p.m. / El Mulato Cabaret

El Espectador


Programación completa

programacion Cali redux
También podría gustarte