Chamán beat

CARLOS CASTANEDA: EL HOMBRE DE LA MÁGICA ESENCIA

Por Doan Ortiz Zamora

El poder es una lanza que viaja, suda y se encapsula en el tiempo. Se acuesta como una criatura que sueña, y luego explota: con colores, con palabras, con música. El hombre y su origen son una densa liana que propicia un ritual de asombro y misterio. Una pequeña debilidad que el tiempo establece en los muros, el fuego y las razones por las cuales nacen las historias. El hombre gira a su alrededor y encuentra conexión con los elementos, a los que trata de darles secuencia y poseerlos. El hombre tiene una estrecha relación con las plantas y va existir una puerta hacia el misterio de las visiones y el secreto de algunas plantas llevan en sus venas.

Lo real mágico circunscribe un ritual no explorado, pero con toda una potencia en las historias y en su creencia. El nacimiento del poder y quien lleva el poder: el sustrato de lo infinito o simplemente la sabiduría popular que emerge de la retórica inusual de encontrar una razón a lo desconocido. Son los 50 y algo asombroso puede pasar. Estados Unidos y el rock and roll, los hippies, generación beat, Vietnam, y su forma de pensar, las caricaturas como forma de salto ante la realidad. El poder está a punto de volver a ser parte del ritual y las historias, como en los viejos tiempos, cuando el hombre desposeído de ropa y bienes materiales, giraba alrededor de una fogata por las noches y en sus oídos encontraba una caída, una voz que retumbaba con la presencia de seres.

El hombre que direccionará el poder se llama Carlos Castaneda, nacido en la ciudad de Cajamarca, el 25 de diciembre de 1925. Estudió los primeros años de la secundaria en el colegio San Ramón de Cajamarca. Juan Jave Huangal, compañero del colegio, lo recuerda como un tipo callado y solitario. Lo apodaban el fashturo, le encantaba jugar fútbol. Luego viajó a Lima, terminó sus estudios en el colegio Guadalupe, ingresó a Bellas Artes, finalmente viaja a Estados Unidos para comenzar toda una fructífera carrera antropológica y literaria, donde el mundo está a punto de vislumbrar. Juan Jave, su viejo amigo lo recuerda con alegría, respira, mira el ventanal de su casa y me comenta sobre algunas cartas que le escribió Castaneda y alguna foto donde posan juntos, vestidos de corto antes de jugar un partido de fútbol en el antiguo canchón de la ciudad. Hemos buscado las cartas, al igual que las fotografías, y al parecer los giros del tiempo y los vacíos que frecuentan la ilación para encontrar algunos rastros de la vida de Castaneda, también han sido apoderados por algo desconocido.

A partir de 1964 toda la cosmovisión sobre: rituales, hechicería tribal, experiencias psicodélicas, pesquisas espirituales, ocasionaban la curiosidad morbosa y advenimiento de toda la masa intelectual. Más aún de una secta literaria apodada: ´Los beatnik’, jóvenes anti sistema, que proponían otra forma de estructura en la poesía, cuento y novela. Personajes como: Allen Ginsberg, William Burroughs y Jack Kerouac, pertenecientes a esta generación, desarrollaban un alto movimiento cultural, proclamando discursos sobre la libertad, la paz y el consumo de las drogas sintéticas y alucinógenos tribales. Junto a ellos aparecería un joven descontrolado y leído, que cambiaría el rumbo de esta época: el vocalista de la legendaria banda The Doors. Se conoce que Jim Morrison (interesado en los rituales y chamanería), se contactó con un miembro del departamento de antropología de la UCLA, para lograr tener contacto con Carlos Castaneda – ya que un estudio elaborado por Castaneda, titulado “Las enseñanzas de Don Juan, una forma yaqui de conocimiento”, llegó a ser el best-seller más requerido por esta generación – para obtener más alcances y de una forma ser el pupilo de él. Sobre esta leyenda se crean muchas interrogantes y otras historias derivadas, pero la que más se acerca a la realidad, es la que narra que Castaneda con su misterioso e irreverente carácter, tuvo que rechazar la reunión al gran Jim.

Generación Beat.

La vida de Carlos Castaneda se encuentra llena de misterios, leyendas, algunas creadas por todas las personas que estuvieron a su alrededor y otras por el mismo, como la modificación de la fecha de nacimiento o los nombres de sus supuestos padres. La parición sobre su temática, viene de libros portadores de historias sobre indios, alucinógenos, hierbas y misterios. La influencia que tuvo para basarse en estas historias, fue la de escritores como: Aldous Huxley, Puharich y Neville. La profundización de Castaneda en magia, lo oculto, lo misterioso es fundamentada por conceptos antropológicos que demuestran la verdadera erudición del autor y el desarrollo de una gran imaginación en la caracterización de personajes.

Se cuestiona la validez científica y el contexto donde fueron escritos los libros de Castaneda, ya que no se encuentran libretas, ni registros sobre las conversaciones con el famoso Don Juan. Podría ser que este peculiar personaje sea producto de la imaginación del hábil Castaneda. Siendo así se tendría que analizar el texto del llamado brujo, como un libro literario y estaríamos frente a un misterioso fake (libro de ficción), ya que resultaría ser más sorprendente que Castaneda haya inventado todas las historias, los personajes, las leyendas, los rituales. Sin embargo, como fue propuesto como un libro de investigación y análisis antropológico, muchos críticos han desvirtuado el gran talento y trabajo del autor.

Carlos Castañeda.

A pesar de las duras críticas, a Castaneda tenemos que apreciarlo como un ente literario que propicia y lidera una nueva generación en la temática de la literatura. La aparición de colores, imágenes, animales, paisajes, que son provocados por alucinógenos y son plasmados en los libros, lleva al lector a zambullirse en nuevo mundo ficticio. Las obras de este enigmático autor, fueron traducidas a más de 17 idiomas y su idiosincrasia argumentativa forjó una nueva secta new age, liderada por el mismo. Fue tanta su influencia sobre la época, que en la década de los 80s, Jhon Lennon se refirió a Yoko Ono, con esta significativa frase: «Yo soy el alumno y ella es mi mentora, quien sabe todo (…) ¡estoy casado con el mismísimo Don Juan!». Además, el director de Star Wars: George Lucas, caracterizó al personaje del maestro Yoda, en base del enigmático Don Juan de Carlos Castaneda. 

Carlos Castaneda forma parte de una imagen que interioriza el poder y fomenta los secretos de la civilización americana. A pesar de todo lo que se haya dicho sobre él, el misterio y la leyenda  sobre su vida es un campo de exploración y concatenación de detalles propios del virtuosismo del aprendiz de Matus, que al parecer el mismo diseñó para crear una nebulosa ante sus detractores. La psicodelia y la contracultura, fueron los elementos esenciales para la base de los primeros libros de Castaneda. Aborda un peregrinaje constante y un culto casi secreto sobre una solemnidad mágica, que se mantiene intacta en el folclor y culturas de las primeras civilizaciones americanas. Su primer libro: “Las enseñanzas de Don Juan, una forma yaqui de conocimiento”, es un importante registro de las conversaciones que tuvo con su maestro Juan Matus en el desierto de Sonora al principio de la década de los 60s, para investigar y recolectar información sobre los usos medicinales de ciertas plantas psicotrópicas. Este personaje es el que encarna la fama de Castaneda, ya que es su personaje principal y el maestro del autor en las artes de la chamanería. Don Juan vendría a ser un líder de un grupo de chamanes y el último maestro de una gran estirpe ancestral. Este fascinante chamán es el que enseña los usos del peyote a Castaneda y también de otros alucinógenos de gran poder cómo son: ¨la hierba del diablo¨ y el ¨humito¨.  Además le da a conocer a Castaneda, los cuatro enemigos naturales del hombre con una interpretación analítica, los cuales son: el miedo, la claridad, el poder y la vejez.

Carlos Castañeda.

No existía ninguna persona que haya profundizado sus conocimientos en un mundo mágico como lo hizo Castaneda. Provocando la refutación de sus teorías en un mundo cognoscible que no es posible el verso de lo imposible y lo inagotable. Las interpretaciones que se le ha dado a los libros de Carlos Castaneda son de todo tipo. Existe una combinación de lo liberal y de lo pagano, de lo científico y admisible, de lo literario y lo popular. Las masas han realizado interpretaciones según sus intereses, siendo Castaneda un medio para ellos, y la controversia ha caído, ha variado, ha profundizado y ha viajado según las fundamentaciones de cada percepción. Sin embargo Carlos Castaneda ha demostrado que la coherencia en el racionalismo de la tradición occidental impide conocer los parámetros de lo posible y lo imposible. Los textos del alumno de don Juan Matus, da a conocer un horizonte casi inhabitado por la crítica admisible, demostrando la cosmovisión de los pueblos americanos, su raíz lógica entre la naturaleza y el ser, y la variación irrefutable entre el pensamiento de un hombre que cree en lo que está más allá del alcance de la ciencia y lo perceptible.

En el tiempo y en el espacio los escritos de Castaneda seguirán el esquema de maestro mágico y la antropología como estancia de registro del hombre en su razón y en lo que destina en su pensamiento crítico seguirá asumiendo un estado de admiración y de exploración por la cultura mesoamericana y la virtud de sus tradiciones. Realizando que el poder sea esa lanza viajera en las voces de los hombres americanos y en su estructura mágica de crear y bordear lo desconocido.

Lima Gris

También podría gustarte