La feria del libro de La Habana atrapa a miles de cubanos

2.708

Los Premios Calendario 2015 fueron en­tregados en la 24 Feria Internacional del Libro

Los Premios Calendario 2015 fueron en­tregados ayer en la 24 Feria Internacional del Libro, con sede en la habanera Fortaleza San Carlos de La Cabaña, donde también se presentaron los ganadores de la versión del 2014 del lauro, que reconoce el talento joven en las letras. En la jornada, además, fueron expuestas reflexiones en torno a temas como las relaciones entre América Latina y Europa, y el papel de los medios de comunicación en el mundo actual, durante el Encuentro Con… que tuvo a un invitado de lujo: el filósofo italiano Gianni Vattimo.
Para los amantes de la danza, la Feria dio espacio a la presentación de un compendio multimedial con grabaciones exclusivas de interpretaciones de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, producido por Ediciones Cubarte. En la sede principal, asimismo, se presentó la tercera edición del testimonio Reto a la soledad, del coronel Orlando Car­doso Villa­vicencio, Héroe de la República de Cuba.
Entre las propuestas del Pabellón Rabin­dranath Tagore de la India, país Invitado de Ho­nor a la fiesta de los libros, resaltaron los volúmenes Miel en un tamiz, de Kamala Mar­kandaya (Editorial Arte y Literatura) y Cartas a Indira, del Primer Ministro Jawaharlal Nehru, a su hija In­dira Gan­dhi (Edi­torial José Martí).
En la otra parte de la bahía, en el Vedado habanero, prosiguió en el Centro Dulce María Loynaz el V Encuentro de Jóvenes Escritores de América Latina y el Caribe.
Hasta el 22 de febrero se extenderá en La Habana este capítulo internacional de la Feria, que luego echará a andar por todo el país hasta concluir en el próximo mes de abril.

Publicado el 18/02/2015 en Granma

El proyecto Claustrofobias tiene un stand en la Feria Internacional del Libro de La Habana

«Trabajamos para que el libro no se nos aleje nunca»

Por primera vez el proyecto Claustrofobias tiene un stand en la Feria Internacional del Libro de La Habana. Esta iniciativa de promoción literaria ha llamado la atención no solo por su esperado debut en el evento literario, sino también por la minuciosa labor que realiza en la divulgación de autores cubanos y foráneos.
“La intención está en aprovechar todos los medios de comunicación posibles para promover los libros y autores cubanos, se trata de lograr una armonía, una circulación entre la información. Para eso se usa la web, la radio, los boletines, las redes sociales, el audiovisual”, señala el diseñador Naskicet Domínguez Pé­rez, uno de los coordinadores del proyecto jun­to al escritor Yunier Riquenes García.
El slogan Todo comienza en las páginas de un libro, acompaña las acciones de Claus­trofobias, una iniciativa que ha sido un grato aprendizaje para sus creadores y ha puesto en evidencia que la promoción literaria también se puede llevar adelante de forma autogestionada para que los lectores accedan a una mayor variedad de libros y autores.
“El trabajo de Claustrofobias no puede medirse desde el 12 de febrero hasta el 22, es un trabajo que vie­ne desde mucho antes con la promoción de los autores y la Feria Inter­nacional del Libro de La Habana y que no terminará tampoco. Hay interés de presentar novedades en el transcurso del año, autores noveles y reconocidos, espacios de promoción de la radio y la televisión cubanas, espacios físicos”, comentó Riquenes, autor de títulos como La llama en la boca y Quién cuidará los perros.
Desde que surgió hace tres años Claus­trofobias ha implantado un récord nada desdeñable para publicaciones con estas características. “He­mos superado el millón de visitas en la web (www.claustrofobias.com) desde el año pasado y recibimos confirmaciones de mu­chas partes del mundo. Queda muchísimo por hacer, pero estamos seguros de que en la medida que avanzas debes cambiar tus estrategias de trabajo con los lectores o seguidores. Las dinámicas de la promoción deben variar siempre, y ese es uno de nuestros retos mayores”, indica Riquenes.
Durante la Feria el proyecto ha presentado, entre otros, los títulos Olguita, la historia de la historiadora y En el hondón de la tierra cubana, tres conversaciones con Olga Por­tuondo, dedicados a la notable historiadora. “Ha sido un motivo de alegría el libro nue­vo, sí, pero también acoger en nuestro stand a muchos escritores cubanos que llegan hasta nosotros, y otros extranjeros. Hemos sentido que nuestro pequeño espacio ha sido, y es, como una salita donde la gente te cuenta parte de sus sueños”.
“En nuestro espacio —agregó Riquenes—podrán encontrar revelaciones de protagonistas: diseñadores, expositores, escritores, traductores, los protagonistas de esta feria. Fotos que cuentan la historia y dejan para la memoria. Nos queda mucho por hacer, este es solo el principio, nuestras primeras páginas. Traba­jamos por la gente de Cuba, para que el libro no se nos aleje nunca, en el formato que sea.

Publicado el 18/02/2015 en Granma

Dedican al libro y las revistas digitales universitarias en Cuba un panel coordinado por la Editorial Universitaria del Ministerio de Educación Superior

En un contexto histórico marcado sensiblemente por la tecnología, el libro electrónico se ha convertido en una forma de acceder con mayor facilidad y rapidez a la literatura. Al libro y las revistas digitales universitarias en Cuba se dedicó un panel coordinado por la Editorial Universitaria del Ministerio de Educación Superior (MES), en la 24 edición de la Feria.
Los resultados y las perspectivas de los textos académicos digitales, la experiencia de utilización de tabletas para la lectura en las universidades médicas de la Isla, las revistas científicas en línea del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría, y la utilización de libros digitales en el Programa de prevención de drogas, figuraron entre las prácticas expuestas; y sin duda, sirvieron de acicate a los participantes nacionales, en un país que deberá caminar hacia la mayor informatización de la sociedad.
El doctor Raúl G. Torricella, director de la Editorial Uni­versitaria del MES, explicó que la biblioteca está hospedada en una nube, y cuenta con más de 2 000 libros, entre tesis de doctorado, libros de texto, apuntes de cátedra, presentaciones de eventos, etc. “A las colecciones de libros tienen acceso todas las universidades cubanas y se accede por la dirección eduniv.mes.edu.cu”, dijo.
“Pero hoy la tarea de la red universitaria y la editorial es promover que las universidades aporten su literatura, podamos hacer proyectos conjuntos y buscar soluciones a los problemas que se nos presenten en el camino”.
Entre las mayores dificultades que enfrentan hoy están las relacionadas con los accesos, la escasa conectividad, inconvenientes con las redes y los servidores, “pero hemos avanzado muchísimo desde el surgimiento de la editorial en el año 1998, y nos encontramos ahora en un proceso de desarrollo”, sostuvo.
Sobre la aspiración de los profesionales de la editorial universitaria explicó que todos los libros cubanos académicos deberán estar digitalizados y en la red nacional, “y que pueda contribuirse a la apreciación de la importancia de publicar sus libros en formato digital por las editoriales y los autores cubanos”, concluyó.

Publicado el 18/02/2015 en Granma

Alejandro Stilman ganador del Premio Iberoamericano de Cuento Julio Cortázar

Aunque el principal motivo de su visita a la Feria se debe a la presentación del libro que recoge la obra con que ganó la edición 2014 del Premio Internacional de cuento Julio Cortázar, al argentino Alejando Stilman no le alcanza el tiempo para todo lo que en esta fiesta quisiera ver. Fue mientras esperaba el comienzo de un panel que tocaría temas en torno a la novela y la sociedad, que Granma conversó con esteescritor que aún cuando no anda pendiente de los concursos ha sido distinguido también por la provincia de Córdoba, por el título Acá, allá, más allá, y por la Universidad Nacional Autónoma de México, por Extraños de ánimo.
El mundo es nuestro, título del cuento con que mereció el Cortázar, y por extensión, del libro que se presentaría más tarde en la sala Alejo Carpentier —que contempla, además, otros textos reconocidos en el certamen— trata, “de una diatriba contra el turismo, en su sentido más comercial y se convierte después en una historia que tiene cierto parentesco con lo cortazariano puesto que se sale de lo real y se produce entonces un viaje quien no es tal, en el mismo espacio físico”.
“Me siento muy privilegiado con este premio. Aunque no los persigo, algunos me imantan, y si este es generado por Cuba y además lleva el nombre de Cortázar hay un montón de cruces afectivos, históricos, políticos que hicieron que para mí la convocatoria fuera un poderosísimo imán”.

¿Cómo fue la recepción de este resultado?

“Mi felicidad excedió el simple hecho de haber ganado algo, tiene que ver con lo que implica la figura de Cortázar para la literatura universal y también desde el punto de vista de su compromiso con la política y de lo que significa Cuba en las luchas revolucionarias de América Latina, y el modo en que ha sostenido su estoica resistencia durante más de medio siglo frente a un bloqueo económico criminal.”

¿Qué impresiones se lleva a su país de nuestra Feria?

“Tal vez ustedes no alcancen a comprender la magnitud de su Feria, tan distinta a muchas otras del mundo. Primero por el disfrute que se manifiesta por parte de sus visitantes, que es lo que podemos definir como una multitud. Creo que con ese interés como producto cultural antes que comercial coincide el tema del libro como producto comercial. Los precios de los libros aquí son accesibles a la mayoría, si los comparas con los precios de los libros en cualquier Feria del Libro del mundo. En otras, ves que es un producto con valor de mercado y casi siempre están limitados para la gente”.

Impresionado por la cantidad de actividades que ocurren al unísono Stilman habló de organización y espontaneidad e insistió en la presencia del pueblo cubano en los espacios académicos del evento.

“La clave de este éxito me parece que está en considerar el libro con un valor cultural y no de mercado. Aquí no hay ninguna clase de maquillaje. Aquí se llaman las cosas por su nombre: aquí está el libro, aquí está el autor y aquí está la gente y todos charlan llamándole al pan pan y al vino vino”.

Publicado el 16/02/2015 en Granma

Eduardo Heras León recibe el Premio Nacional de Literatura

El Premio Nacional de Literatura en su versión de 2014 fue entregado hoy aquí al destacado intelectual y pedagogo cubano Eduardo Heras León durante la cuarta jornada de la Feria cubana del libro.
En una ceremonia de entrega a la que asistieron el ministro de Cultura de Cuba Julián González Toledo, el asesor presidencial, Abel Prieto y el presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, Miguel Barnet, entre otros, se reconoció la dilatada carrera y trayectoria de Heras León, nacido en 1940.
Waldo Leyva, miembro del jurado encargado de seleccionar el ganador de este año, explicó lo complicado del proceso de elección ya que, a su entender, cualquiera de los nominados podría haberse hecho con el galardón.
«Trabajamos a conciencia porque en verdad todas las posibilidades y propuestas que barajamos este año podrían merecer el Premio Nacional de Literatura», explicó Leyva, quien firmó el acta oficial del reconocimiento junto a otros miembros del jurado como su presidente César López, Luisa Campuzano, Roberto Méndez y Guillermo Rodríguez.
Posteriormente se leyó al público una sentida carta por parte de los 900 egresados del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, el cual «El chino» Heras ha dirigido a partir de su fundación, en 1998.
«Si algo nos ha enseñado (Heras) es que en la literatura hay espacio para todos. Descanse tranquilo, su obra está a salvo con nosotros maestro», sentenciaron sus discípulos mediante la misiva.
El Ministro de Cultura Julián González fue quien hizo entrega oficial del premio al intelectual, el cual se basa en una obra pictórica del artista plástico José Luis Fariñas.
Por último, Eduardo Heras León leyó un comunicado propio en el que se refirió a varios pasajes de su vida juvenil y posterior los cuales ya sean positivos o negativos lo llevaron a ganar este importante premio, según considera él mismo.
«Es una promesa, un sueño. La literatura es un alimento básico para mi alma; a todos ustedes dedico mi corazón agradecido, pero este premio quiero compartirlo con mi esposa, compañera y amiga Ivonne Galiano», concluyó.
De esta forma se reconoce la labor de toda una carrera literaria que además de la escritura abarca la edición, filología y periodismo, entre otras funciones que lo llevaron a ganar tan prestigioso galardón.
En la actualidad Heras León ejerce como vicepresidente primero de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y ha representado a Cuba en diversos eventos internacionales como ferias del libro, congresos y encuentros internacionales de escritores y ha impartido conferencias y clases en cerca de veinte países.

Publicado el 15/02/2015 en Prensa Latina

También podría gustarte