La vitalidad del arte popular

899

Perfección, belleza, técnica, trabajo, dedicación y tradición son algunas de las cualidades con las que se puede calificar a las piezas escogidas para formar parte de la muestra ‘Grandes maestros del arte popular de Iberoamérica’, que se exhibe desde ayer en el Centro Cultural Metropolitano (CCM).
“Este proyecto permite un acercamiento panorámico al trabajo de los grandes maestros del arte popular de Iberoamérica. Podemos reconocer su calidad y evidenciar la importancia de la creación artesanal en el legado cultural y ancestral de cada uno de los países que integran la exhibición”, expresó Cándida Fernández, curadora de la muestra y directora de Fomento Cultural Banamex.

Proyecto

En 1996, Fernández crea un programa de apoyo a los grandes maestros del arte popular en México. Junto a Teresa Pomar, especialista en esta expresión mexicana van en busca de los 100 mejores maestros, que son reconocidos por su trayectoria, técnica y por el reconocimiento que tenían en su comunidad.
El proyecto consistía en tres ejes: realizar una exposición para que se difunda su trabajo y la presentación de un catálogo; luego vendría el apoyo en talleres, que consistía en mejorar su maquinaria, su espacio de trabajo, darles cursos contables y de embalaje, conseguir materiales de buena calidad; y, por último, la comercialización del trabajo de estos grandes maestros del arte popular de México.
Para 2007, con la experiencia adquirida que dejó resultados positivos, Fernández decide crear la colección de los 22 países iberoamericanos (incluidos España y Portugal). Ella logró obtener 5.500 piezas de 500 artesanos, entre ellos alrededor de 30 ecuatorianos.

Exposición

Al país llegaron 2.552 obras de diferentes ramas en lo que se refiere al barro, la madera, las fibras vegetales, los textiles, orfebrería, papel y materiales varios que, a su vez, se dividen en diferentes especialidades.
El espectador se encontrará con una gigantesca propuesta que no divide el trabajo de un país con el otro, sino más bien une en cada una de las ramas las distintas propuestas de cada lugar. Es decir, se logra un sincretismo muy interesante en cada expresión de la tradición de cada pueblo.
“Los grandes maestros no conceptualizan que están haciendo arte, pero buscan la belleza y la consiguen. Creo que esa es una de las razones importantes por lo que se les puede considerar artistas y les pusimos nombre y apellido a todos los artesanos.
Muchas veces el arte popular, para los muy ortodoxos, debe ser anónimo porque es fruto de una tradición comunitaria, que no negamos y que además es el sustento de los maestros, pero no quita que algunos le imprimen un sello personal (…)”, comentó la curadora.
Con este programa pragmático, como le califica su directora, se busca que el quehacer artesanal de alta calidad sea reconocido como obra de arte y dignificar su valor estético. “Para así evitar que la maestría y el conocimiento de estos creadores se pierdan en el tiempo y su transmisión de técnica y oficio perdure y se lleve a nuevas generaciones de artesanos”, agregó Fernández.

Detalles

Arte popular iberoamericano

° La muestra estará abierta hasta el 3 de mayo.

° El horario de visitas es de martes a sábado, de 09:30 a 17:30, y domingo de 10:00 a 16:30.

° La entrada es libre.

El dato

Esta colección de artesanías se exhibió por primera vez en México, luego en Cádiz y posteriormente en Madrid, Colombia, Brasil, Argentina y EE. UU.

La Hora

 

Maestros del arte popular en Quito

Una de las mayores riquezas que distinguen a la comunidad iberoamericana de naciones es su gran diversidad cultural, la cual revela al mismo tiempo la existencia de una identidad compartida y la posibilidad de expresiones creativas de gran singularidad. La cultura iberoamericana es suma de destinos e influencias, crisol en que la inventiva y la tradición se inspiran mutuamente para generar un diálogo que trasciende nuestras fronteras geográficas e históricas.
Esta esencia comunitaria está recogida en la Carta Cultural Iberoamericana, suscrita en Montevideo en 2006, cuyo fin incluye fomentar la difusión del patrimonio cultural iberoamericano, material e inmaterial, a través de la cooperación, y entiende este patrimonio como la conjunción histórica “de modos originales e irrepetibles de estar en el mundo”, fruto de la evolución de las comunidades iberoamericanas y referencia básica de nuestra identidad.
Este espíritu anima la extraordinaria iniciativa de Fomento Cultural Banamex, institución mexicana creada hace más de 40 años, de reunir los ejemplos más sobresalientes del arte popular iberoamericano. Integrada por más de dos mil piezas, la exposición Grandes Maestros del Arte Popular de Iberoamérica difunde el talento y la obra de verdaderos maestros artesanos de nuestra región, a partir de una minuciosa labor de reconocimiento y recolección de sus creaciones más representativas. Una gran variedad de objetos de barro, metal, madera, fibras vegetales, piedra o papel integran una selección viva de nuestra singular estética artesanal, a la vez entrañable y compartida, libre y ancestral.
La Secretaría de Relaciones Exteriores de México, a través de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, se honra en acompañar esta importante exposición hoy albergada por el Centro Cultural Metropolitano, gracias al apoyo del Distrito Metropolitano de Quito, a través de su Secretaría de Cultura, del Ministerio de Cultura y Patrimonio, de la Cancillería ecuatoriana y varias empresas mexicanas y ecuatorianas. Se presentará en Ecuador en cumplimiento de un compromiso presidencial de los mandatarios de nuestros países, acordado durante la visita oficial que realizó a este país el Presidente Enrique Peña Nieto, en marzo de 2014, como parte del nuevo acercamiento entre México y Ecuador y de los renovados esfuerzos de integración regional que promueve México para conocernos mejor a través de las manifestaciones culturales de nuestros artesanos.
Auguro el mayor éxito a esta exhibición extraordinaria, convencido una vez más de que el intercambio cultural es el medio idóneo para acercar a nuestras sociedades y fortalecer su amistad sobre las sólidas bases del entendimiento, el respeto y la admiración recíproca.

 

El Comercio

 

También podría gustarte